Mostrando entradas con la etiqueta Corea. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Corea. Mostrar todas las entradas

La estrategia del loco

Frente a Corea del Norte, Trump adopta "la estrategia del loco".


Esta escalada verbal es similar a "la estrategia del loco" inspirada por Henry Kissinger: hacer creer que estamos dispuestos a hacer cualquier cosa para resolver un problema.


Washington y Pyongyang están comprometidos en una peligrosa escalada verbal, Donald Trump prometiendo "un fuego y una furia como el mundo nunca ha visto" si Corea del Norte continúa sus amenazas. Mientras que unas horas más tarde, el régimen de Kim Jong-un dice que considerar lanzar misiles cerca de instalaciones militares U.S.A. ubicadas en la isla de Guam, en el Pacífico.

La estrategia del loco
La estrategia del loco

Esta escalada verbal se parece más o menos a "la estrategia del loco"


Esta escalada verbal se parece más o menos a "la estrategia del loco" inspirada por Henry Kissinger y practicada por el Presidente Richard Nixon para poner fin a la guerra de Vietnam: "le llamo la estrategia del loco, quiero hacer creer a los vietnamitas del Norte que he llegado al punto en donde pudiera hacer cualquier cosa para poner fin a la guerra. Haremos correr la voz", explicó a su otro asesor, Bob Haldeman. "Por el amor de Dios, sabes que Nixon está obsesionado con el comunismo. No podemos controlarlo cuando está enojado, y este hombre tiene su mano sobre el detonador" le rogó a Kissinger. "Y Ho Chí Minh en persona estará en París dentro de dos días, implorando la paz".

Pero la guerra de Vietnam es muy diferente de la crisis de Pyongyang


Para empezar, Donald Trump no tiene ninguna solución militar en Corea del Norte. Pero hay más, "en el Presidente de Estados Unidos, su lenguaje es sobre todo para los americanos, para olvidar las penurias de su política interna, y puede asumir el riesgo de ataques represalia de Corea del Norte, lo que podría causar un millón de muertos en Seúl o Tokio.

China es uno de los pocos países que pesa algo en Corea del Norte


China es uno de los pocos países capaces de pesar algo en Corea del Norte. «Y de hecho, si los Estados Unidos y Corea del Sur tratan de derrocar al régimen norcoreano, China impedirá que lo hagan». Y eso, después incluso que Beijing haya votado a favor de las sanciones de las Naciones Unidas contra Corea del Norte el 5 de agosto de 2017.

El dragón chino también reafirma su oposición a la "proliferación nuclear" y la guerra en la península coreana dado que no afecta a los intereses vitales de los chinos. Así, en los ojos de Beijing, cualquier opción es mejor que un colapso del régimen de Kim Jong-un, que provocaría una llegada masiva de refugiados en el noreste chino primero y sería seguido por una reunificación de la península bajo la dirección del sur, sostenido militarmente por los americanos... lo que se consideraría una línea roja de Beijing.

El régimen de Pyongyang, tampón esencial, sirve a los intereses estratégicos de Beijing


De todos modos, hay que destacar que el régimen de Pyongyang es un tampón esencial y sirve a los intereses estratégicos de Beijing. Por ese motivo China aboga por mantener el status quo en la península coreana. Pero por ahora el diálogo Pacífico entre Washington y Pyongyang no está "en la agenda" y lo que prima en ambas partes es la “estrategia del loco”.

Conclusiones


La estrategia del loco también fue usada por Hitler para anexionarse territorios sin pegar un solo tiro. En los casos de Vietnam y de Hitler, solo uno de los bandos usó dicha estrategia. Esta es la primera vez que se usa por ambos bandos, que además tienen armamento nuclear.

Pese a lo espeluznante que pueda parecer la situación, conviene no olvidar que, al fin y al cabo es una estrategia para conseguir un objetivo, y apretar el maldito botón rojo no es parte de dicho objetivo, es solo un farol. Ni el dictador regordete ni el presidente de pelo naranja lo harán, como no lo hicieron otros mandatarios con las mismas prerrogativas. O eso espero... mientras tanto, disfruta del día, podría ser el último.

Te puede interesar: 36 estrategias chinas



Geoestrategia. La región euroasiática


La fuerza bruta militar no es algo que esté de moda en Europa ni en España, pero sí que está muy de moda en la región euroasiática, y no sólo en Oriente Medio, sino concretamente en Asia Oriental.


China continúa sin descanso su política de comprar submarinos nucleares, diésel o eléctricos
China continúa sin descanso su política de  comprar
submarinos 
 nucleares,  diésel o eléctricos 
Europa ha recortado sus presupuestos de defensa. Los Gobiernos europeos parecen incapaces de pedir a sus ciudadanos sacrificios extremos, así que han reducido estos presupuestos. Mientras tanto, China -al igual que Vietnam y otros países de Asia Oriental- continúa sin descanso su política de comprar submarinos nucleares, diésel o eléctricos. La guerra submarina es el futuro, ya que cada vez es más sencillo atacar a los barcos que navegan en la superficie. (…) a medida que descienden los presupuestos europeos de defensa, Oriente Medio se concentra cada vez más en su propia política interna.

Por primera vez en décadas, los regímenes despóticos de Oriente Medio están siendo amenazados. 

Por primera vez en décadas, los regímenes despóticos de Oriente Medio están siendo amenazados.
Por primera vez en décadas, los regímenes despóticos de 
Oriente Medio están siendo amenazados. 

Decir que se trata de una lucha por la democracia puede considerarse una forma de reacción emocional. Una forma analítica de reaccionar sería decir que lo que vemos en Oriente Medio son los prolegómenos de una próxima crisis de la autoridad central. Si los regímenes actuales carecen de legitimidad para gobernar, ¿quién la tiene? Mientras que Egipto y Túnez constituyen centros de civilización antiquísimos -han sido Estados desde la antigüedad y, por lo tanto, tienen instituciones y marcos burocráticos-, países como Siria, especialmente Yemen, Libia y otros son más bien expresiones geográficas y no Estados. La institucionalización de estos países es más débil que la de Egipto o Túnez. Por lo tanto, las transiciones de Oriente Medio van a ser mucho más tumultuosas y su política interna exigirá los mayores esfuerzos en las próximas décadas, ya que no debemos olvidar que durante décadas Oriente Medio no ha tenido realmente ningún tipo de política interna. Se ahogó bajo el gobierno de regímenes de seguridad nacional estériles y corruptos, y a medida que esos regímenes se debiliten y caigan veremos cómo una energía ingente pasa a concentrarse en la política interna y en rectificar la economía.

Europa, entonces, reduce su gasto en defensa y Oriente Medio está más centrado en sí mismo y en sus sociedades. 


La India se ha convertido en la cuarta potencia en llevar a cabo la prueba de alunizaje, tras la antigua Unión Soviética, los Estados Unidos y la Agencia Espacial Europea
La India se ha convertido en la cuarta potencia en llevar a cabo la prueba 
de alunizaje, tras la antigua Unión Soviética, los Estados Unidos y la 
Agencia Espacial Europea
Mientras tanto, lo que yo denomino el Indo-Pacífico -que viene a ser la India más Asia Oriental (es decir, el Pacífico Occidental)- experimentará enormes aumentos en gastos de defensa en todo el territorio. Durante el principio y la mitad de la Guerra Fría, Asia se consideraba básicamente un enorme trozo de tierra repleto de ejércitos y muy poco sofisticado, interesado únicamente en el desarrollo nacional, en la construcción de carreteras, en sacar provecho de su cosecha y en la guerra de guerrillas (en el caso de Vietnam y otros). Pero lo que ha empezado a aparecer muy sigilosamente en Asia, en las páginas tercera y cuarta de los periódicos más que en la primera, ha sido la creación de verdaderos complejos defensivos cívico-militares postindustriales. A esto hay que añadir los misiles balísticos, la capacidad para la ciberguerra y para poder alcanzar objetivos móviles en el mar, los satélites GPS en el espacio, el refuerzo no de los ejércitos de guerrilla -como en el Gran Oriente Medio (en Iraq, en Afganistán y demás países)-, sino de una potencia naval y aérea realmente fuerte. Cuando empleo la palabra naval me refiero a la potencia aérea y espacial, porque desde la aparición del portaaviones a principios del siglo XX es imposible separar la guerra aérea de la naval. Y como hoy en día los buques de las grandes flotas navales no se guían con el sextante, sino con los satélites GPS que están en el espacio, este último se ha convertido en el terreno de la guerra naval. Los Gobiernos indio, chino y otros en Asia Oriental están destinando mucho dinero a los satélites espaciales. La India dispone de toda una red de satélites dedicada a seguir los movimientos de los submarinos chinos.

La idea de que estamos en una etapa de postguerra y en una etapa postnacionalista puede que sólo sea cierta para Europa. 


Cualquier cosa que suceda en la península de Corea son malas noticias para Japón
Cualquier cosa que suceda en la península de Corea son malas noticias
para Japón
En Asia Oriental el nacionalismo está muy vivo, perfectamente sano y vigoroso. La India tiene la quinta mayor armada y está en camino de ser la tercera. El supuesto cuasi pacifista Japón tiene 123 buques de guerra de vanguardia, una cifra cuatro veces superior a la Marina Real Británica. Esta proporción continuará en aumento a medida que la Marina Real Británica continúe su mengua y Japón se remilitarice psicológicamente, como consecuencia de la creciente amenaza que China supone como gran potencia aérea y naval, ya que cualquier cosa que suceda en la península de Corea son malas noticias para Japón. O bien Corea del Norte continúa así y sigue siendo una amenaza para Japón -hay que recordar que Corea del Norte no es tanto un régimen comunista como un régimen fascista nacionalista que inculca en su población un verdadero odio hacia los japoneses-, o bien se produce un colapso inesperado del Estado norcoreano. Por lo tanto, en unas décadas, o quizá antes, una Corea todavía mayor será inherentemente antijaponesa por mor de la ocupación japonesa de la península coreana de 1910 a 1945.

El Arte de la Estrategia tusbuenoslibros