Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

3 de agosto de 2011

El líder descerebrado

¿Sabemos por qué seguimos a nuestros líderes? ¿Sabe el líder a dónde se dirige? ¿Le importa algo sus seguidores?


El científico alemán Erich von Holst (1908- 1962) extirpó a un pez llamado gobio (phoxinus laevis) la porción anterior del cerebro donde se localizan las reacciones de adhesión al cardumen, es decir, lo que le lleva a nadar agrupado con los demás. El gobio descerebrado veía, comía y nadaba como sus congéneres normales; lo único que lo distinguía de ellos es que le daba perfectamente lo mismo apartarse del grupo.
El líder descerebrado
El líder descerebrado
Le faltaba la vacilación y la preocupación del pez normal, que aunque desee avanzar en una dirección determinada, en cuanto ejecuta los primeros movimientos se vuelve hacia sus compañeros y se deja influir por el número de los que lo siguen o de los que no lo siguen. Al pez descerebrado de Von Holst, no le preocupaban los demás, nadaba a su criterio, y, si veía alimento o cualquier cosa atractiva, se dirigía con decisión hacia el objetivo.

¿Qué sucedió entonces? Que el resto de los peces, al verlo con tanta resolución, seguían al pez sin cerebro, como si fuera el líder que andaban buscando.

El hecho de ser un pez descerebrado le había convertido en líder.

Mas sobre liderazgo en:
http://www.elartedelaestrategia.com/liderazgo.html


6 comentarios:

  1. No se porque me recuerda vagamente a ciertos personajes que dicen seguir un pensamiento de izquierda o derecha...a veces dicen que del centro...

    Descerebrado. Otra característica importante. Algunos hasta se rapan el pelo. Dice que por la quimioterapia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Saludos, CAROLUS.
    Me ha fusilado usted un post algo viejuno (2006):
    No es que me parezca mal, pero la etiqueta del cortapega exige citar la fuente:

    http://zapaterias.blogspot.com/2006/03/un-profesor-alemn.html

    Al final del poema tiene Vd. el texto que ha tenido a bien transcribir.
    Como digo allí, mi poema desarrolla una idea original de nuestro contertulio BENJAMINGRULLO.

    ResponderEliminar
  3. Le pido disculpas aun si cree que he copiado su post, Es cierto que está "cortapegado", pero no me acuerdo de dónde. Si teclea en Google "pez descerebrado" verá de dónde procede (casi 90.000 resultados). Tal vez no sea el único que lo copió...

    Eso si, en verso sólo está el suyo, a mi no se me habría ocurrido. Le felicito.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Amigo CAROLUS:
    Ya imagino que no había acudido a la fuente. Pero esa es, como puede ver si compara los textos.
    En cuanto a la fuente de la idea (la equiparación entre ZP y el foxino descerebrado de E. von H.) también se la señalo, porque le conozco personalmente: es ese obseso del gregarismo humano que se hace llamar BENJAMINGRULLO.
    Todo el material de mi blog está a su disposición, y es Vd. muy bien venido, como remero del Argos.
    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  5. Joé, es que es poner algo en la red y perder la paternidad!!!!!
    La SGAE tendrá que hacerse cargo (es broma)

    Ya he contemplado esta situación antes y es incómodo para el que lo trae y cabreante para el autor. Menuda putada.

    ResponderEliminar
  6. Saludos a todos.

    Benjamingrullo borró su entrada original de 2006 que estaba en un blog de periodista digital llamado "la piel de bobo". La copió aquí

    http://benjamingrullo.blogspot.com/2010/05/el-pez-z.html

    pero ya con fecha de 2010.

    Pero Google es el mejor amigo del autor y por ahí siguen citas de esa entrada que ha sido copiada, como la de Monsieur muchas veces hasta parecer que forma parte del paisaje.

    Hay entradas sobre ese mismo tema y similares a la de benjamingrullo por esas fechas de 2006. Todas se fijan en el aspecto "intelectual" del pez, pero lo interesante es que el pez ha perdido su sentido social: no tiene miedo a alejarse del grupo y carece de instintos para seguir al conjunto. Es un pez "malote" que hace lo que le sale de las branquias y puede acabar comido por el pez más grande. Pero aún es más curioso el instinto de seguir al que parece que tiene un criterio, aunque no lo tenga. Así las sociedades crean modas, las bolsas suben o bajan, las ideas se difunden... Y se entienden muchas cosas.

    ResponderEliminar