Mostrando entradas con la etiqueta estupidez. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta estupidez. Mostrar todas las entradas

Premios Darwin a una muerte ridícula

Los Premios Darwin son premios otorgados a cualquiera que haya muerto de manera ridícula, mejorando el acervo genético eliminándose de él.

Premios Darwin a una muerte ridícula
Premios Darwin a una muerte ridícula
Al igual que hay premios por las proezas, también las hay para los torpes. Los Premios Darwin son una manera de honrar a esas personas que, de otra forma, no hubiesen tenido el reconocimiento. Estos galardones son completamente irónicos, y no hay ninguna organización detrás que lo corrobore. Pero aun así, su historia es curiosa y merece ser conocida.

El nombre procede del científico que sentó las bases de la evolución: Charles Darwin. Según esta teoría, las especies mejoran y evolucionan a lo largo del tiempo porque solo los más fuertes sobreviven. Y son estos los que son capaces de transmitir su herencia genética las futuras generaciones.

Los Premios Darwin lo que hacen es “premiar” la muerte de personas que han ocurrido en situaciones absurdas, en su mayoría por torpeza. O como Darwin diría, un paso para la evolución de la humanidad a mejor. Su origen se remonta a Estados Unidos al año 1985, como forma de reírse de esas situaciones. Hacer un poco de humor negro.

¿Quien otorga los Premios Darwin?


Al ser algo simbólico, el Premio Darwin no es algo que se pueda recibir. Además, hay que tener en cuenta que la persona que lo recibiría está muerta cuando se le condecora. Tampoco hay un tribunal que dictamine qué muerte es un Premio Darwin. Pero día a día salen noticias que perfectamente encajan dentro de esta categoría.

En los últimos años, el móvil ha sido el gran causante de muertes de este tipo. Por ejemplo, el 24 de enero de 2016, un hombre de 58 años murió en un accidente de tráfico. No tenía el cinturón puesto ni tampoco los pantalones. Según parece, se encontraba masturbando mientras veía pornografía a través del móvil.

Aquí hay algunas muestras de Premios Darwin:

  1. Un granjero que se cortó la cabeza para demostrar que era muy macho.
  2. Un hombre quería hacerse una liposucción pero no tenía dinero para hacerlo. Lo hizo en casa con una aspiradora y constantemente tenía que tomar analgésicos debido al dolor. Murió de una sobredosis.
  3. Otro hombre atascó su auto entre dos cruces de ferrocarril. Vio venir un tren y decidió salvar su auto deteniendo el tren. Lamentablemente, él no era Superman.
  4. Otra persona en África robó minas antitanque para deshacerse de los elefantes que seguían llegando a su campo. Él dejó caer una mina en su camino.
  5. Un hombre alcohólico que no tenía dinero para comprar licor decidió hacer uno solo mezclando leche y gasolina. Por supuesto, comenzó a vomitar y lo hizo en la chimenea. La casa explotó, quitándole no solo la vida, sino también la vida de su hermana que estaba encasa.
  6. Un vecino de Nueva York protestó contra la ley que requería que todos los motociclistas usaran casco. Se cayó y murió de conmoción cerebral. Habría vivido si hubiera usado un casco.
  7. Otro fallecido usó un colchón en lugar de esquís y murió cuando lo golpearon contra el poste del telesilla. ¿Adivina de dónde sacó el colchón? Sí. Era un colchón unido al poste para reducir el impacto.
  8. El sacerdote de una secta dijo a sus seguidores que podía caminar sobre el agua. Decidió practicarlo en su bañera de casa. Se resbaló, se cayó, se estrelló y murió.
  9. Un terrorista envió una bomba por correo. Esa bomba por correo le fue devuelta porque no había suficientes sellos. El terrorista encontró un paquete en su buzón y lo abrió, preguntándose qué era.
  10. Dos activistas por los derechos de los animales abrieron la puerta de un matadero para liberar a algunos cerdos. Fueron aplastados por los mismos animales que querían salvar.

Estupidez en 8 ejemplos

Estupidez 1.- Un hombre de mi pueblo compró una lavadora nueva y, para librarse de la vieja, la dejó enfrente de su casa con un cartel que decía: 


"Gratis. Si la quiere se la puede llevar".
La lavadora permaneció allí durante 3 días, sin que la gente que pasaba se dignara mirarla,
El hombre llegó a la conclusión de que la gente no creía en la oferta. Era demasiado buena para ser verdad, por lo tanto cambió el cartel:
"Lavadora usada en venta por 50 €".
¡Al día siguiente se la habían robado!

Estupidez en 8 ejemplos
Estupidez en 8 ejemplos

Estupidez 2.


Mientras miraba una casa para alquilar, mi hermano le preguntó a la chica de la inmobiliaria para dónde quedaba el Norte, ya que no quería que el sol diera en la casa. La chica le preguntó:
"- ¿Es que el sol sale por el Norte?"
Cuando mi hermano le explicó que el sol sale por el Este (cosa que sucede desde hace un buen tiempo, además), ella le dijo:
"- Lo que pasa es que no estoy muy al tanto de ese tipo de cosas".

Estupidez 3


Antiguamente, como soporte técnico en un centro de atención al cliente en Madrid, un día recibí la llamada de un sujeto desde Toledo que me preguntó en qué horario estaba abierto el centro de atención. Le contesté lo siguiente:
"- El número al que usted llama está disponible 24 horas al día los 7 días de la semana."
Entonces él me preguntó:
"- ¿Hora de la Península, o de Canarias?"

Estupidez 4


Mi colega y yo estábamos almorzando en el restaurante de la empresa, cuando oímos a una de las secretarias administrativas hablando sobre las quemaduras de sol que había sufrido, al ir en coche a la costa.
Iba en un descapotable, por eso "no pensó que se iba a quemar, ya que el coche estaba en movimiento".

Estupidez 5


Mi cuñada tiene una herramienta salvavidas en el coche, diseñada para cortar el cinturón de seguridad en caso de que llegara a quedar atrapada por él. ¡Ella guarda la herramienta en el maletero!

Estupidez 6


Mis amigos y yo fuimos a comprar cerveza para una fiesta, y notamos que las cajas tenían un descuento del 10%.
Como era una fiesta grande, compramos 2 cajas. El dependiente multiplicó 10% por 2 cajas, y nos dio un descuento del 20%.

Estupidez 7


¡Esta es la mejor!
Salí con una amiga y vimos una mujer con una anilla en la nariz, conectada a un aro en la oreja por medio de una cadenita. Mi amiga preguntó:
"- ¿Y no le da un tirón la cadena cada vez que ella gira la cabeza?
Le expliqué que la nariz y la oreja de una persona permanecen a la misma distancia, independientemente de que la persona gire o no su cabeza.

Estupidez 8


No conseguía encontrar mis maletas en la cinta de recogida de equipajes del aeropuerto. Fui entonces hasta el mostrador de equipaje extraviado y le dije a la mujer que atendía que mis maletas no habían aparecido en la cinta.
Ella sonrió y me dijo que no me preocupara, porque ella era una profesional entrenada y yo estaba en buenas manos.
"- Solamente dígame una cosa: ¿su vuelo ya ha aterrizado?".




O acabamos con la estupidez o la estupidez acaba con la Humanidad

Busqué en Google cómo acabar con la estupidez y solo aparecieron estupideces o cosas ya sabidas. Puedes hacer la prueba tú mismo.


A lo largo de este siglo, parece ser que la inteligencia artificial nos superará. Y será inevitable que se haga la pregunta de cómo acabar con la estupidez humana. La respuesta será obvia: acabar con los humanos. Muerto el perro, se acabó la rabia… y se pondrá manos a la obra. Lógica pura.

O acabamos con la estupidez o la estupidez acaba con la Humanidad
O acabamos con la estupidez o la estupidez acaba con la Humanidad
En muchos milenios de cultura humana, se ha avanzado en multitud de aéreas del conocimiento. Estamos en puertas de vencer al cáncer, al SIDA y al ébola, hemos mandado naves más allá del sistema solar y hacemos cosas fantásticas con al informática y la genética. En el campo del pensamiento, desde los tiempos de la antigua Grecia y China, el ser humano ha desentrañado muchos misterios de la esencia humana. 

Sin embargo, hay un vacío en todo el pensamiento y progreso humano que me asusta. Se ha identificado la estupidez en muchas épocas y por muchas personas: Santo Tomás de Aquino, Erasmo de Rotterdam, Pino Aprile, Carlo Cipolla y Leonardo Ferrari, entre otros.

Es preocupante que en varios milenios de sabiduría humana, se haya pensado muy poco sobre este tema de acabar con la estupidez. Pero lo verdaderamente preocupante es que nadie; repito, nadie, se haya propuesto erradicar la estupidez al igual que hicimos desaparecer la viruela.


Cita Leonardo Ferrari que el ser humano es el único que comete estupideces, que los demás animales no lo hacen. Tal vez sea el precio a pagar por ser la especie más inteligente. En cualquier caso, me sigue chocando que a estas alturas de la historia, nadie se haya molestado en intentar suprimir esta fea cualidad de la que nadie nos salvamos.

Ningún científico ha hurgado en nuestros genes, cerebro, psique o en cualquier otra disciplina. Ningún filósofo propone nada mejor que aguantarse con paciencia. No hay religiones que lo consideren pecado o propongan alguna vía que lo elimine. Ni siquiera las religiones y filosofías de extremo oriente, que son las que más han profundizado en la mente humana proponen soluciones (o yo no las he visto).

Sin embargo, la gran mayoría de los problemas que existen ahora en nuestra especie se podrían solucionar eliminando la estupidez. Por ejemplo, más de 15.000 armas nucleares son una estupidez. En el año 1983, tuvimos la suerte de que un teniente coronel ruso no hubiera sido estúpido y al pensar por sí mismo no desencadenó un infierno nuclear. En otra ocasión, tal vez no tengamos tanta suerte. Estupideces como ésta las hay a millones y salen muy caras en vidas y en sufrimiento. 

Tal vez, eliminando la estupidez, la humanidad no es que tenga un futuro mejor, tal vez tenga futuro.


Así que, tú que me lees, comenta este post con mucha gente, tal vez alguno de ellos logre acabar con la estupidez humana… si aún estamos a tiempo. Pero, si lo logra, ¿seguiremos siendo humanos?




Por qué Internet nos hace más tontos como especie

Hay serias dudas sobre si Internet nos hace más listos o más tontos. Sesudos estudios han llegado a conclusiones opuestas sobre si somos más tontos desde que existe Internet, lo que no deja de ser otra estupidez. Estupidez muy humana, por cierto.


Es indudable que Internet ha traído grandes beneficios a la Humanidad. Y también es cierto que está ocasionando daños, como cualquier adelanto tecnológico rompedor que crea nuevos puestos de trabajo y destruye otros, que acaba con unos paradigmas y crea otros. 

Por qué Internet nos hace más tontos como especie
Por qué Internet nos hace más tontos como especie
Para el que tenga inquietudes intelectuales, es fascinante comprobar que a un clic de ratón (o dedazo en la grasienta pantalla) puedas acceder a la mayor parte del conocimiento de la Humanidad. Sería algo así como una aproximación al Aleph borgiano.

Ya hace años que se señaló que en internet había mucha información y poco conocimiento. Tal vez sea así, pero eso no se diferencia mucho de cualquier biblioteca pública, donde conviven libros “basura” y libros excelentes. Allá tú lo que busques y por lo tanto, encuentres.

Sin embargo, sospecho que el uso masivo de esta mágica red se limita a un uso compulsivo de las redes sociales, tecleando como posesos y colgando nuestras intimidades para que el planeta entero las observe con morbo. Estaba claro que de ahí a la moda del sefie, solo había un pequeño paso. Las estupideces que circulan por Internet son inmensas y tienden al infinito. Bulos absurdos, predicadores desquiciados, información alucinante sin contrastar, niños enfermos terminales que llevan una década sin morirse, selfies narcisistas (algunos de ellos mortales), piques para ver quien graba la ocurrencia más imbécil… la lista es infinita. No te sonrías, nadie nos salvamos, yo mismo he picado alguna vez. Poco rato, hasta comprobar lo leído, pero confieso que he picado. Remarco que he escrito “confieso que he picado”, no que “he pecado”, que eso es un asunto personal.

Por otra parte, la presión social en las redes sociales es enorme. Como al rebaño se le instale alguna idea en la cabeza, que muchas veces suele ser una gilipollez, a vez quien es el guapo que les canta las verdades del barquero.  Si lo intentas, ya me contaras como logras sobrevivir y en qué estado. “Rebaño power”, la inteligencia de las masas.

Hace unos meses, hubo un descalabro de unas horas en la bolsa de Nueva York ocasionado por un Twitter en el que un pirata informático citaba que Obama había sufrido un atentado. Las “élites” que “manejan” la economía mundial se lo tragaron enterito. Cada vez es más frecuente que los medios de comunicación se traguen bulos y los publiquen como exclusiva. Me podría extender durante miles de líneas citando ejemplos de personas con probada solvencia intelectual que se creen cualquier cosa que aparezca en Internet con la misma facilidad que se creen lo que aparece en los medios.  Vamos, que de hacer el tonto no se salva nadie. Ya nos avisó Friedrich von Schiller que “contra la estupidez, hasta los propios dioses luchan en vano”

Pero una cosa es una entrada ocasional en el universo de la estupidez y otro asunto más grave el instalarse a vivir allí. De hecho hay millones de personas que disfrutan en este lindo país de tontos y tonterías. Seguro que conoces cientos de casos, empezando por familiares y amigos cercanos. De hecho, hay programas de televisión que se dedican en exclusiva a este apasionante mundo.

En los años ochenta, el profesor que nos enseñaba informática nos decía que este invento de los ordenadores era un multiplicador. Explicaba que si a un ordenador le metes oro, multiplica el oro y que si le metes mierda, también la multiplica. Hasta ahí, todo es evidente. Pero no acababa ahí su demostración: si metías oro y mierda a la vez, entonces se multiplicaba la mierda, pero no aparecía el oro. En aquellos tiempos, los simples mortales no imaginábamos internet tal como es ahora. Estoy seguro que mi antiguo profesor se estará partiendo de risa con el gran multiplicador que es internet. Me imagino de qué color lo ve y de qué olor le apesta.

Ahora ya conoces la naturaleza real de internet, así que ten cuidado con lo que multiplicas: tu inteligencia o tu tontuna. Tú eliges como lo usas.

También te puede interesar:


Nunca discutas con un tonto

Nunca discutas con un tonto, quien presencie la discusión podría confundirte con él


Nunca discutas con un tonto. Leonardo Ferrari
Nunca discutas con un tonto. Leonardo Ferrari 

Todos somos estúpidos de vez en cuando (generalmente más veces de las que creemos) y además tratamos con gente que hace estupideces.


Además, es justo reconocer que quienes parecían tontos en realidad nos hicieron quedar a nosotros como tales. Por este motivo Leonardo Ferrari escribe este libro, para intentar detectar la estupidez propia y la ajena, evitando disgustos y aprovechando las ocasiones que nos brinda la sociedad que nos regala el estar rodeados de necios.
Contenido:
  • Los Principios de Peter y de Dilbert  
  • El Efecto Dunning-Kruger. La ignorancia orgullosa: nadie se cree mas tonto que nadie
  • La estupidez según Carlo Cipolla, no menospreciar el poder de los tontos.
  • El poder de la estupidez. Corolario a Carlo Cipolla
  • Pino Aprile o porqué la humanidad tiende a la imbecilidad
  • Las leyes de Parkinson. Murphy y sus malditas leyes
  • Paul Tabori y su certera visión de la Historia, sus estúpidos y sus estupideces
  • Análisis de la tontuna por Santo Tomás de Aquino y por Erasmo de Rotterdam
  • La navaja de Hanlon y otras leyes.
  • Muchos, muchísimos tipos de tontos
  • Tan listo como para hacerse el tonto. Cómo sacar provecho de parecer estúpido
  • La estupidez en acción, ejemplos terribles de los que es mejor prevenirse.
Descargar DEMO libro PDF:

Los tontos se creen listos


Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar sus propias habilidades y son incapaces de reconocer las verdaderas habilidades en los demás.


Los tontos se creen listos
Los tontos se creen listos
La relación entre estupidez y vanidad se ha descrito como el efecto Dunning-Kruger, según el cual las personas con escaso nivel intelectual y cultural tienden sistemáticamente a pensar que saben más de lo que saben y a considerarse más inteligentes de lo que son.

El fenómeno fue rigurosamente estudiado por Justin Krugger y David Dunning, psicólogos de la Universidad de Cornell en Nueva York, y publicado en 1999 en “The Journal of Personality and Social Psychology”.

Se basa en los siguientes principios:

1º. Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar sus propias habilidades.

2º. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer las verdaderas habilidades en los demás.

Antes de que estos estudiosos lo evidenciasen científicamente, Charles Darwin ya había sentenciado que “La ignorancia engendra más confianza que el conocimiento”, y los que tenemos la manía de reflexionar, que es lo mismo que mirarse al espejo, ya sospechábamos que...
CONTINUA EN:

Muchos, muchísimos tipos de tontos


Estupidez humana. Humana sobra, realmente los únicos estúpidos son los hombres. Jules Renard


Muchos, muchísimos tipos de tontos.Estupidez Humana
Muchos, muchísimos tipos de tontos.
Estupidez Humana

En el libro chino de las transformaciones, el I Ching, se clasifica a los hombres en superior (el que practica los preceptos y las reglas del libro) y después a los demás, los que, por destino, están condenados a la ruina.

En la Biblia (Proverbios y Salmos), se mencionan dos grandes categorías humanas, el sabio y el necio.

Con el desarrollo de la sociedad, dos categorías no fueron suficientes para clasificar a la humanidad. Maquiavelo, en su muy famoso libro El Príncipe, clasifica a los hombres en tres categorías: “Porque hay tres clases de cerebros, uno que comprende por sí mismo, otro que discierne por lo que se le dice y un tercero que no entiende ni por sí ni con la ayuda ajena, siendo el primero superior en todo, el segundo excelente y el tercero inútil”.

Confucio hablaba de cuatro categorías: los que nacen dotados de una gran inteligencia; aquellos que han adquirido muchos conocimientos con esfuerzo y estudio; luego están los que, a pesar de haber dedicado mucho esfuerzo al estudio, poseen poco conocimiento y, finalmente, se encuentran aquellos que, careciendo de inteligencia y sin haberse esforzado por estudiar, permanecen toda su vida en la más absoluta ignorancia.

El historiador y crítico francés, Hyppolite-Adolphe Taine también establecía una clasificación de cuatro grupos. Cuatro especies de personas hay en el mundo: los enamorados, los ambiciosos, los observadores y los imbéciles; y los más felices son estos últimos.

Ya hemos visto en otros capítulos que otros sabios ilustres interesados por el tema como Santo Tomás de Aquino o Baltasar Gracián intentaron hacer una somera clasificación sobre este género de personas. Sus clasificaciones siguen en vigor y la que sigue simplemente se limita a ampliarla y adaptarla al presente.

1.- Tonto de pacotilla. Persona de tontería vulgar.

2.- Tontorrón. Adjetivo. Aumentativo de tonto.

3.- Tontaina. Nombre común coloquial. Persona tonta.

4.- Tontico. Nombre común coloquial. Persona con algún retraso mental.

5.- Tontucio. Adjetivo. Medio tonto.

6.- Tontuzo. El que tiene la otra mitad de la tontería del tontucio.

7.- Tonto del bote. Persona a la que le ha sonreído la suerte sin haber hecho nada para merecerlo. Debemos esta expresión a un mendigo madrileño del primer tercio del siglo XIX que llevaba un bote de cuero para recoger las limosnas. Tuvo su “puesto de pedir” a las puertas del desaparecido convento de San Antonio del Prado. En cierta corrida de toros, uno de los astados saltó la barrera y enfiló la Carrera de San Jerónimo. Venía bufando, haciendo destrozos, y volteando a los paseantes. Al llegar frente al mendigo, que desconociendo el peligro permaneció inmóvil, el animal le acercó el testuz, le husmeó y, al cabo, volvió grupas, sin causarle el menor daño.
Nunca discutas con un tonto. Estupidez Humana
Nunca discutas con un tonto. Estupidez Humana

8.- Tonto de capirote. Aplicado a la persona muy necia o incapaz. Miguel de Unamuno, en un artículo publicado en 1923, decía que tonto de capirote “es el que con un capirote o bonete puntiagudo, hace de tonto en las fiestas. Es un tonto de alquiler y casi oficial”.

9.- Tonto de campeonato. El más tonto entre los tontos.

10.- Tonto de las pelotas. Persona estúpida e irritante.

11.- Tontolapolla. Contracción lingüística de “tonto de la polla”. Persona idiota y odiosa.

12.- Tontolaba. Esta palabra tiene su origen en la costumbre de poner en los roscones de reyes un haba y un regalo. Al que le tocaba el regalo le coronaban como rey de la fiesta, y al que le tocaba el haba tenia que pagar el roscón; se le llamaba “el tonto del haba”.

13.- Tonto del culo. Que parece razonar con sus posaderas.

14.- Tonto del puto culo. Que parece razonar con sus putas posaderas.

15.- Tonto con suerte. El que es tonto y a pesar de ello todo le sale bien.

16.- Tonto feliz. Persona sin...

CONTINUA EN:




Sólo los tontos hacen tonterías

Infinito es el número de los tontos. Eclesiastés.


Todos somos tontos de vez en cuando (generalmente más veces y más tontos de lo que creemos) y además tratamos con gente que hace tonterías.

Sólo los tontos hacen tonterías
Sólo los tontos hacen tonterías

Además, es justo reconocer que quienes parecían tontos en realidad nos hicieron quedar a nosotros como tales. Por este motivo hay que intentar detectar la tontuna propia y la ajena, evitando disgustos y aprovechando las ocasiones que la sociedad que nos regala al estar rodeados de tontos.

El mismísimo Albert Einstein también creía en el poder de los tontos. Suya es la cita de que "sólo hay dos cosas infinitas; la estupidez humana y el universo. Y no estoy muy seguro acerca de lo último."

Aunque la mejor definición la da Baltasar Gracián cuando dice que “son tontos todos los que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen”. Un poco pesimista, pero cierta y avalada por la experiencia del trato con tontos.

Sólo los tontos hacen tonterías
Sólo los tontos hacen tonterías
El ser humano, ya sea de forma individual o colectiva ha dado infinitas pruebas de hacer tonterías. Tal vez sea por aquello de que somos una especie inteligente y con libre albedrío. Por eso somos libres de equivocarnos y caer en la tontuna, al contrario de otras especies sin estos atributos. Asusta pensar cuan tontos serían una especie alienígena con miles de años de ventaja en las mismas cualidades de los humanos. Sus tonterías deberán ser astronómicas. Quizás por eso no hemos contactado aún. Por tontos.

Dejo esta idea para pensadores y filósofos, pues por más que he investigado, no he visto abierta esa línea de pensamiento. Marco Aurelio y Baltasar Gracián mencionan de pasada la estupidez humana, Erasmo de Rotterdam escribe todo un libro sobre el tema y Santo Tomas de Aquino redactó un tratado sobre la estulticia. Sólo he encontrado a un autor, Pino Aprile, que aunque no indica por qué existe la estupidez, por lo menos nos sugiere para qué pudiera existir.

Pese a que muchos autores como Peter o Dilbert han abordado esta cuestión en tono humorístico, el tema no deja de ser tragicómico, pues un tonto en acción genera más catástrofes que cualquier otra cosa en el mundo. Aun así, tengo fe en nuestra especie, pues pese a todo este lastre de la estupidez, seguimos vivos. Y hasta se podría decir que avanzamos, aunque a veces no queda uno muy convencido.

CONTINUA EN:

Apple y la estupidez humana

Los del aifon de Apel (hoy no me da la gana de escribir en lengua de piratas y filibusteros) son geniales: al igual que la casta política también nos tienen bien cogida la medida.


Entre la infinidad de aplicaciones que se pueden descargar para el teléfono muy caro que hace muchas cosas hay una que es muy interesante. Se trata de "Motivator".


Esta aplicación se descibe como sigue en la web de descarga:

Motivator
Motivator
¿Te cuesta ir al gimnasio? ¿Has bebido y estás a punto de llamar a tu ex? ¿Acabas de tener un gatillazo? Motivator pone a tu disposición grandes discursos acompañados de música épica, que te proporcionarán la motivación que necesitas para afrontar las adversidades del día a día.

Ir al ginmasio
Ir al ginmasio
No entiendo como habíamos podido vivir sin él. Imagine al Homer Simpson versión producto nacional bruto tumbado en el sillón viendo el enésimo partido del siglo acompañado de abundantes latas de cerveza y demás complementos. Si observamos al personaje parece que se hace el remolón para acudir a su cita con el gimnasio. Sin embargo, desenfunda su aifon, teclea "motiveitor" y tras una estupenda motivación corre hacia el suplicio de pesas y demás máquinas. Impresionante. Este mismo episodio, debidamente cambiado el decorado, vale para la señora que "se siente gorda".

En lo de mañana es lunes, como por desgracia muchas personas lo pasan al sol, disfrutando del paro por cortesía de sucesivos Gobiernos de España, no voy a hacer sangre.

No entiendo lo de abandonar el blog, pero si van a abandonar éste, por favor descargen la aplicación y ejecuten esta motivación. Nunca se sabe.
Después del gatillazo
Después del gatillazo

El que es una genialidad es el después del gatillazo. Póngase en situación después de no haber podido cumplir con su pareja o parejo. En vez de reaccionar como hasta la fecha, al iniciar esta opción escuchará un gran discurso acompañado de una música épica. Justo lo que te pide el cuerpo (y el alma). No me gustaría perderme la cara de la parienta en tan épica escena ya de por si bochornosa para el macho.
Borracho
Borracho
¿Y la de voy borracho y llamo a mi ex? Digo yo que esto funcionará en ciertas fases de la borrachera, porque cuando ya se ve doble, no creo que atine con la tecla. Pero supongamos que aun no ha llegado a semejante extremo. Imagine al fulano con cogorza plasta y llorona que decide que lo mejor para reconciliarse es llamar a su ex a horas intempestivas con voz pastosa. Sin embargo, en un arrebato de cordura saca el aparatito y tras escuchar la épica musiquita y el discursito, se  lo piensa mejor y se va a dormir la mona a su casa.

Y yo voy y me lo creo.

También le puede interesar:

Bailando con bobos

Los gases emitidos por los dinosaurios pudieron calentar el planeta.


Los gases emitidos por los dinosaurios pudieron calentar el planeta
Los gases emitidos por los dinosaurios
pudieron calentar el planeta


Esto es una noticia científica “seria” que ha aparecido en los medios de comunicación.


Entrecomillo la palabra “seria” porque me parece una bobada, además de peligrosa.

En http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/metano-gases-dinosaurios-pudo-calentar-planeta-1755742 se puede leer la noticia completa. Su razonamiento es que al ser tan grandes estos animales y suponer su sistema digestivo similar al de las vacas, sus flatulencias debieron emitir tal cantidad de metano que recalentó el planeta. Vamos, que se extinguieron en sus propios gases. Todo ello según un modelo matemático.

Por mi parte, les pregunto:

1/ ¿Cual era la cantidad de dinosaurios en el planeta? “Saben” lo que emitía cada uno, pero no cuántos dinosuarios eran.

2/ ¿Cómo saben que emitían metano? De estos animales sólo quedan fósiles

3/ Parámetros usados en su modelo matemático para asegurarse que se llegaba a esta conclusión. Una pequeña variación en los valores de cualquier modelo puede cambiar radicalmente los resultados.

4/ ¿Cómo se sabe que la temperatura media de la Tierra era entonces 10º C más caliente? Lo que por cierto da que pensar que tampoco pasaba nada; es más, a mayor temperatura, más variedad de vida. Entonces, ¿es tan malo el calentamiento?


Los gases emitidos por los dinosaurios pudieron calentar el planeta
Los gases emitidos por los dinosaurios
pudieron calentar el planeta

En resumen, partiendo de hipótesis endebles nos venden hechos con casi certeza, basados en premisas cogidas por los pelos. Entiendo que estos señores cobrarán sus subvenciones y que todo lo del calentamiento se vende muy bien. Por eso, un estudio sobre un tema tan caliente es muy oportuno. Es humano actuar así.

Lo que me asusta de verdad son las conclusiones: los causantes de un supuesto calentamiento hace millones de años eran unos seres vivos. ¿Adivina cual es una de las especies que actualmente genera más metano?

Por el bien del planeta estamos poniendo una alfombra roja de bienvenida a un nuevo Hitler. Como bobos.

Por qué los hombres utilizan frases estúpidas para ligar


Las mujeres no consideran apropiados a los hombres que emplean frases ingeniosas para acercarse a ellas, aunque no los despachen a las primeras de cambio. 


Por qué los hombres utilizan frases estúpidas para ligar
Por qué los hombres utilizan frases estúpidas para ligar
Esta es la principal conclusión a la que ha llegado un estudio realizado por Corwin Senko y Viviana Fyffe de la Universidad de Nueva York y que se sitúa en la línea de otras investigaciones similares como la pionera realizada en 1986 en la Universidad de Alaska por Chris L. Kleinke, Frederick B. Meeker y Richard A. Staneski. 

Existe una bibliografía bastante amplia dedicada a desvelar uno de los grandes misterios humanos: cuál es la mejor forma de comenzar una conversación con una mujer atractiva.


Por qué los hombres utilizan frases estúpidas para ligar
Por qué los hombres utilizan
frases estúpidas para ligar

Las mujeres "pasan" de ellos 

La investigación que nos ocupa se llevó a cabo a partir de las respuestas ofrecidas por un grupo de universitarias estadounidenses de 21 años, procedentes del noroeste del país. Se les proponían determinadas frases utilizadas ampliamente por los hombres para presentarse como posibles parejas o compañeros sexuales, y las encuestadas debían describir con la mayor sinceridad posible cómo reaccionarían a las mismas.

Es preferible acercarse de la forma más inocua y menos llamativa posible 

La revisión de los datos obtenidos llevó a los investigadores a pensar que utilizar frases divertidas hace que las mujeres consideren a los hombres que las emplean ingeniosos y sociables. Pero al mismo tiempo, dichas aserciones suelen garantizar el...
CONTINUA EN:

Antes tontos que muertos


Pino Aprile, va fundamentando su exposición en cinco leyes principales que son el resumen preciso de una elaboración fundamentada de su particular visión de la estupidez en una sociedad que va alcanzando cada día sus cotas máximas. 

Antes tontos que muertos
Entre el humor, la ironía, la observación de los comportamientos de la sociedad actual y pasada, recorre su primigenia idea de la estupidez como modo actual de supervivencia: "Los inteligentes han construido el mundo. Pero quienes lo disfrutan y triunfan el él son los imbéciles".

Cabría preguntarse aquí cuál fue la gran semilla del error en esa terrible construcción que dio paso a este resultado tan amorfo y aniquilador de lo más preciado del ser humano para que en esta sociedad actual se convirtiera en un elemento peligroso: la inteligencia. Sea como fuere, los especialistas en el arte de la rapiña de ideas son legión y, aunque imbéciles pues solo saben copiar de los que sobresalen, es tanta su extrema especialización que se comen, para disfrutar ellos acto seguido de los resultados obtenidos, a los padres de todos los inventos o ideas favorables.

Estas leyes son de una retórica humorística, pero no por ello menos ciertas:

"Primera ley sobre el fin de la inteligencia: "El imbécil sobrevive. El genio se extingue".
"Corolario de la Primera ley: "Antes tontos que muertos".

CONTINUA EN:

Este año se acaban tus problemas


¿Está usted preocupado porque su sueldo es cada vez más escaso y los impuestos más altos? ¿No le llega el dinero a fin de mes? ¿Está en el paro y no encuentra trabajo? ¿Está acojonado por la crisis?

Este año se acaban tus problemas. Carambola galáctica
Fruslerías. Se asusta usted por nada. Este año 2.012 se acabarán sus problemas, definitivamente. Para siempre. 

¿Cómo le pueden quitar el sueño unas pequeñeces tan mundanas como las que he citado? Eso se arregla en un momento.

De aquí a fin de año, lo previsto es lo siguiente:

- Choque de asteroide tamaño descomunal contra la Tierra. Resultado:  planeta abrasado y arrasado
- Rayo achicharrante desde el centro de la galaxia con resultado similar
- Explosión de supernova cerca del planeta
- Subida impresionante del nivel del mar con tsunamis como montañas.
- Invasión alienígena
- Segunda venida de Cristo y apocalipsis (con trompetas, plagas, ángeles, jinetes hideputas  y demás efectos especiales)
- Planeta errante y malvado que se acerca a la Tierra y nos saca de orbita
- Inversión de los polos
- Guerra nuclear total
- Virus con epidemia incurable

Este año se acaban tus problemas. Profecías Mayas
Esto es, a grandes rasgos, lo previsto de aquí a diciembre.  Así que, si le van a embargar su pisito por impago, no se preocupe, sea feliz y disfrute de su televisor y su excelente programación en TDT (sobre todo fútbol).

Además, si graba en vídeo cualquiera de estas previsiones, cuando lo cuelgue en Youtube tendrá millones de visitas (o tal vez no).

Así que ánimo, ya queda menos para que se acaben sus problemas, ¿no es así?.

PD. Y también con frases chorras como “¡qué mundo le vamos a dejar a nuestros hijos!”. Me encanta el  concepto del finde. El del mundo, se entiende. Lástima que a mi gato se la pela, que tonto, no sabe lo que se pierde.

Inspección del fisco

Una vez acabado el año fiscal, la Agencia Tributaria envió un inspector de Hacienda para auditar los libros de una sinagoga.

Inspector del fisco
Mientras los iba comprobando, se giró hacia el rabino y le dijo:
-Observo que compraron un montón de cirios- ¿Qué es lo que hacen con los restos de cera que gotean?

-Buena pregunta -dijo el rabino-
Las vamos guardando y las devolvemos al fabricante, y de vez en cuando ellos nos envían gratis una caja de cirios. -¡Oh!, respondió el inspector, algo decepcionado con que su insólita pregunta hubiese tenido una respuesta tan buena, pero continuó con sus odiosas maneras-

¿Qué me puede decir sobre sus compras de galletas? ¿Qué hacen con las migajas?
-¡Ah, sí! -respondió el rabino, dándose cuenta de que el inspector estaba intentando ponerle en un aprieto con su absurda pregunta; las recogemos y las devolvemos a los fabricantes y de vez en cuando, nos envían gratis una caja de benditas galletas.

-Ya veo- respondió el inspector, estrujándose el coco para ver como podía sacar de quicio al sabelotodo del rabino-.

Rabino
¡Bien rabino! y entonces, ¿qué es lo que hacen con los prepucios que van quedando de las circuncisiones que llevan a cabo?

-Pues aquí tampoco desperdiciamos nada -respondió el rabino-.
Lo que hacemos es irlos guardando y enviarlos a la Agencia Tributaria y de vez en cuando, una vez al año más o menos,ellos nos envían un capullo completo.

El mayor placer de una persona inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente. (NO LO OLVIDÉIS NUNCA, PORQUE HAY MONTONES POR TODOS LADOS)

REFLEXIÓN DEL DÍA: Nunca discutas con un imbécil, te hará descender a su nivel y allí te ganará por experiencia.

Tambien le puede interesar:

El poder de la estupidez

Como ocurre con todas las criaturas humanas, también los estúpidos influyen sobre otras personas con intensidad muy diferente. 

El poder de la estupidez
Algunos estúpidos causan normalmente perjuicios limitados, pero hay otros que llegan a ocasionar daños terribles, no ya a uno o dos individuos, sino a comunidades o sociedades enteras. La capacidad de hacer daño que tiene una persona estúpida depende de dos factores principales: del factor genético y del grado de poder o autoridad que ocupa en la sociedad. 

Nos queda aún por explicar y entender qué es lo que básicamente vuelve peligrosa a una persona estúpida; en otras palabras en qué consiste el poder de la estupidez. 

Esencialmente, los estúpidos son peligrosos y funestos porque a las personas razonables les resulta difícil imaginar y entender un comportamiento estúpido. 

Una persona inteligente puede entender la lógica del malvado. Las acciones de un malvado [...] CONTINUA EN:

Con una persona estúpida todo esto es absolutamente imposible. Una criatura estúpida os perseguirá sin razón, sin un plan preciso, en los momentos y lugares más improbables y más impensables. No existe modo alguno racional de prever si, cuándo, cómo, y por qué, una criatura estúpida llevará a cabo su ataque. Frente a un individuo estúpido, uno está completamente desarmado. 

Puesto que las acciones de una persona estúpida no...
CONTINUA EN:

Estupidez. La navaja de Hanlon y otras leyes

La navaja de Hanlon es una ley universal sobre la estupidez que ocupa un lugar eminente en la cultura hacker. Se parece a la Navaja de Occam, y ocupa un lugar en Ciencias Sociales equivalente al que esta ocupa en la Epistemología.


La mitad del mundo la forman personas que tienen algo que decir y no pueden. La otra mitad, los que no tienen nada  que decir y no paran de decirlo. Robert Frost 

Se deduce de la Ley de Finagle, que dice que "Si algo puede salir mal, saldrá mal". El conjunto de estas reglas sobre la estupidez es el siguiente: 
Estupidez. La navaja de Hanlon y otras leyes
Estupidez.
La navaja de Hanlon y otras leyes

1. Nunca atribuyas a malicia lo que pueda explicarse adecuadamente mediante la estupidez 
2. Nunca atribuyas a estupidez lo que pueda explicarse adecuadamente mediante la ineptitud 
3. Nunca atribuyas a ineptitud lo que pueda explicarse adecuadamente mediante el desconocimiento 

El conjunto de las tres es extraordinariamente poderoso en el estudio de la estupidez. Las correcciones, aparte de ser más políticamente correctas, permiten solucionar casos en los que actúan personas que no son estúpidas, o incluso que son perfectamente aptas para la tarea. 

En el área de las finanzas la ha vuelto a definir recientemente ... 
CONTINUA EN: 

Hacerse el tonto: dame pan y dime tonto en 7 pasos

La única recompensa al trabajo bien hecho es más trabajo. Y la única forma de evitar este "premio",  es simular que uno no es capaz. Esta es la manera de que los demás eviten darnos trabajo o que no se molesten si hemos cometido errores. Aquí los pasos para hacerse el tonto:

Nunca discutas con un tonto.
Hacerse el tonto
1. Mantenga sus ojos bien abiertos todo el tiempo, alternando entre una leve sensación de pánico y una felicidad infantil.
2. Deje caer cosas una o dos veces al día. Papeles, carpetas o lápices, por ejemplo. No se recomienda con el café o algo de vidrio.
3. Haga un esfuerzo por chocar "accidentalmente" contra una pared, una puerta o un poste. Pero cuidadosamente, para que no se haga daño.
4. Cuando le entreguen en sus manos algo que requiere trabajo, como documentos, formularios, etc., déle vueltas en sus manos lentamente. Por último, diríjase hacia la persona que se los entregó, mostrando confusión en su mirada. Si puede hacer temblar levemente sus labios, mejor aún.
5. Elija una cosa específica y hágala en forma errónea permanentemente. Por ejemplo: si a su jefe le gusta el café con crema y azúcar, sírvaselo negro, sin nada. 
6. Nunca recuerde el nombre correcto de los demás. Llame Manuel a Daniel, Elcira a Elvira, o lo que se le ocurra.
7. Si alguien le hace una pregunta cualquiera, incline su oreja derecha hacia su hombro derecho lentamente y entrecierre sus ojos, como si en verdad estuviera tratando de entender.

Importante: Siempre sea amigable y agradable. A nadie le gusta alguien tonto y desagradable. Una vez que comience su actuación, no puede abandonarla hasta que salga del trabajo o de la presencia de la gente con quien estaba.


9 consejos para lidiar con idiotas

Lamentablemente todos nosotros tenemos un idiota cerca, yo suelo identificarlo como la persona que, sea cual sea la razón, va intentar arruinarme el día solo por deporte.

Idiota
No hay que negar que existan, siempre existieron y siempre van a existir, como las cucarachas.

Este tipo de personas idiotas tienen cierta capacidad para transportar sus genes a otras convirtiendo a otros en idiotas improductivos.

Si a alguien le suena chocante la palabra lo siento, no conozco otra palabra para definir a esta clase de ser humano, no obstante de lo que estoy seguro es que, si ya con leer estas breves líneas se te vienen a la cabeza una o más personas, lo más probable es que estos consejos y estrategias sean de utilidad.


El primer paso para lidiar con idiotas es: identificarlos

Es negativo. Ante cualquier situación la respuesta será negativa, los problemas no tendrán solución, el mundo se acabará ante el primer obstáculo. Lo malo no es que sea negativo, sino que esto sea contagioso.

Imposibilidad para focalizar. Difícilmente encuentre hacer foco en algo, siempre tendrá algún problema que le impida realizar cierta tarea en concreto o en su defecto encontrara alguna excusa para no hacerla.

Siempre busca defectos en otras personas. La principal diversión del día será criticarlas, esto se debe lisa y llanamente a su carencia de vida propia, es por eso que la crítica a terceros es su herramienta para subsistir, es como una novela de la que él puede ser parte.

Egoísmo. Nunca escucharás a estas personas...
CONTINUA EN:

LE PUEDE INTERESAR:

El líder descerebrado

¿Sabemos por qué seguimos a nuestros líderes? ¿Sabe el líder a dónde se dirige? ¿Le importa algo sus seguidores?


El científico alemán Erich von Holst (1908- 1962) extirpó a un pez llamado gobio (phoxinus laevis) la porción anterior del cerebro donde se localizan las reacciones de adhesión al cardumen, es decir, lo que le lleva a nadar agrupado con los demás. El gobio descerebrado veía, comía y nadaba como sus congéneres normales; lo único que lo distinguía de ellos es que le daba perfectamente lo mismo apartarse del grupo.
El líder descerebrado
El líder descerebrado
Le faltaba la vacilación y la preocupación del pez normal, que aunque desee avanzar en una dirección determinada, en cuanto ejecuta los primeros movimientos se vuelve hacia sus compañeros y se deja influir por el número de los que lo siguen o de los que no lo siguen. Al pez descerebrado de Von Holst, no le preocupaban los demás, nadaba a su criterio, y, si veía alimento o cualquier cosa atractiva, se dirigía con decisión hacia el objetivo.

¿Qué sucedió entonces? Que el resto de los peces, al verlo con tanta resolución, seguían al pez sin cerebro, como si fuera el líder que andaban buscando.

El hecho de ser un pez descerebrado le había convertido en líder.

Mas sobre liderazgo en:
http://www.elartedelaestrategia.com/liderazgo.html


La ignorancia orgullosa

Los autores Justin Kruger y David Dunning son los creadores de una hipótesis que es una habilidad típica de los humanos, refiriéndose a éstos como individuos incompetentes que tienden a sobreestimar su propia habilidad o simplemente seres incompetentes que son incapaces de reconocer la habilidad de otros. 


No es menos grave que trabajadores incompetentes, compañeros de clase que son incapaces de reconocer su extrema insuficiencia y no reconociendo las habilidades que tienen sus compañeros ninguneándolas.

Nunca discutas con un tonto.
Leonardo Ferrari
En 1999 Justin Kruger y David Dunning investigaron y llegaron a la conclusión que se trataba de un verdadero fenómeno psicológico.

Experimentaron haciendo pruebas de habilidades a un grupo de personas con diferentes grados de capacidad. Les preguntaron también cómo valoraban sus propias capacidades. El resultado fue que aquellos que peor lo hicieron, pensaban que les iría mejor, mucho mejor de lo que les acabo resultando el examen. Las personas con conocimiento real de sus capacidades tienden a ser muy conservadoras en sus estimaciones.

A esto le llamaron finalmente el Efecto Dunning-Kruger y le definieron así:

La gente llega a conclusiones erróneas y hace elecciones desafortunadas pero su incompetencia les priva de la capacidad metacognitiva de darse cuenta de ello


Llegan a sentir orgullo de sus errores de los que difícilmente se les puede llegar a convencer, y dado que son personas de poca educación, pueden llegar a ser agresivas.

Nunca discutas con un tonto
El efecto Dunning-Kruger es un fenómeno psicológico descrito por científicos de la Universidad de Cornell (Nueva York, EEUU) según el cual las personas con escaso conocimiento tienden sistemáticamente a pensar que saben mucho más de lo que saben y a considerarse más inteligentes que otras personas más preparadas. El fenómeno, rigurosamente demostrado en una serie de experimentos desarrollados por los psicólogos Justin Kruger y David Dunning publicados en The Journal of Personality and Social Psychology en diciembre de 1999, se basa en los siguientes principios:

1. Los individuos incompetentes tienden a sobreestimar sus propias habilidades

2. Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer las verdaderas habilidades en los demás.

DEL LIBRO: