Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

6 de septiembre de 2015

O acabamos con la estupidez o la estupidez acaba con la Humanidad

Busqué en Google cómo acabar con la estupidez y solo aparecieron estupideces o cosas ya sabidas. Puedes hacer la prueba tú mismo.


A lo largo de este siglo, parece ser que la inteligencia artificial nos superará. Y será inevitable que se haga la pregunta de cómo acabar con la estupidez humana. La respuesta será obvia: acabar con los humanos. Muerto el perro, se acabó la rabia… y se pondrá manos a la obra. Lógica pura.

O acabamos con la estupidez o la estupidez acaba con la Humanidad
O acabamos con la estupidez o la estupidez acaba con la Humanidad
En muchos milenios de cultura humana, se ha avanzado en multitud de aéreas del conocimiento. Estamos en puertas de vencer al cáncer, al SIDA y al ébola, hemos mandado naves más allá del sistema solar y hacemos cosas fantásticas con al informática y la genética. En el campo del pensamiento, desde los tiempos de la antigua Grecia y China, el ser humano ha desentrañado muchos misterios de la esencia humana. 

Sin embargo, hay un vacío en todo el pensamiento y progreso humano que me asusta. Se ha identificado la estupidez en muchas épocas y por muchas personas: Santo Tomás de Aquino, Erasmo de Rotterdam, Pino Aprile, Carlo Cipolla y Leonardo Ferrari, entre otros.

Es preocupante que en varios milenios de sabiduría humana, se haya pensado muy poco sobre este tema de acabar con la estupidez. Pero lo verdaderamente preocupante es que nadie; repito, nadie, se haya propuesto erradicar la estupidez al igual que hicimos desaparecer la viruela.


Cita Leonardo Ferrari que el ser humano es el único que comete estupideces, que los demás animales no lo hacen. Tal vez sea el precio a pagar por ser la especie más inteligente. En cualquier caso, me sigue chocando que a estas alturas de la historia, nadie se haya molestado en intentar suprimir esta fea cualidad de la que nadie nos salvamos.

Ningún científico ha hurgado en nuestros genes, cerebro, psique o en cualquier otra disciplina. Ningún filósofo propone nada mejor que aguantarse con paciencia. No hay religiones que lo consideren pecado o propongan alguna vía que lo elimine. Ni siquiera las religiones y filosofías de extremo oriente, que son las que más han profundizado en la mente humana proponen soluciones (o yo no las he visto).

Sin embargo, la gran mayoría de los problemas que existen ahora en nuestra especie se podrían solucionar eliminando la estupidez. Por ejemplo, más de 15.000 armas nucleares son una estupidez. En el año 1983, tuvimos la suerte de que un teniente coronel ruso no hubiera sido estúpido y al pensar por sí mismo no desencadenó un infierno nuclear. En otra ocasión, tal vez no tengamos tanta suerte. Estupideces como ésta las hay a millones y salen muy caras en vidas y en sufrimiento. 

Tal vez, eliminando la estupidez, la humanidad no es que tenga un futuro mejor, tal vez tenga futuro.


Así que, tú que me lees, comenta este post con mucha gente, tal vez alguno de ellos logre acabar con la estupidez humana… si aún estamos a tiempo. Pero, si lo logra, ¿seguiremos siendo humanos?




2 comentarios:

  1. Y eso que en tiempos de nuestros abuelos, padres, habían menos...Quizás porque había menos población (o medios de comunicación...) Ya no solo es acabar con eso. Lo que si estoy seguro es que estamos exterminando el sentido común.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente en todo lo que expones, sobre todo en lo del sentido común. Sería algo a investigar si lo de los medios de comunicación nos vuelven aun mas estúpidos.

      Saludos

      Eliminar