30 de diciembre de 2011

La ruleta rusa de la salud


En esencia, la ruleta rusa consiste en introducir un cartucho en el tambor de un revólver, girarlo al azar y realizar un disparo contra la propia sien. Teniendo en cuenta que los tambores suelen tener 6 alojamientos, la probabilidad de volarse los sesos es de 1/6.

La ruleta rusa de la salud
La ruleta rusa es un juego estúpido, los jugadores no suelen llegar a viejos, aunque es justo reconocer que se ahorran todas las enfermedades asociadas a la senectud.

Todos tenemos un revólver con bala en recámara. La genética a través de nuestros progenitores nos “regalan” una bala que nos liquidará: cáncer, infarto, etc.

Aunque casi nadie juega a este juego con un  revólver, sí que lo hace tentando al diablo (y a la genética). No sabemos cómo es la bala que nos dará matarile, pero sabemos que está ahí. Y el gatillo del revólver se puede accionar de muchas maneras: alcohol, tabaco, mala alimentación, sedentarismo, etc. Seguro que ya le han contado muchas veces los ingredientes de esta lista. 

Hay otras formas de accionar el disparador del revólver que no por invisibles son menos eficaces. Todas las emociones negativas son extremadamente nocivas y desatan lo que la genética tenía durmiendo.

Además, hay quien disfruta más con más riesgo. ¿Por qué no jugar con varias balas? Observe y verá que es lo más normal, muchas personas mezclan todos los comportamientos de riesgo, por lo que las probabilidades de que te toque bala no se suman, se multiplican. Lo malo es que a veces, esta bala no te mata de golpe, te crea una agonía larga y dolorosa.

Ruleta rusa. Fotograma de la película "El Cazador"
En resumen, no empuñe contra si mismo el  revólver, que más pronto que tarde te va a tocar. 

Claro que usted me dirá que conoce quien ha muerto sin jugar la ruleta rusa. El destino es un francotirador hideputa, y contra eso, nada se puede hacer.

Como me dijo hace años un serbobosnio, si una bala tiene tu nombre, es inútil esconderse, te alcanzará. Pedazo de filósofo fatalista, el Sr. Dragan, más conocido por Tata. Lo que más me jode, es que tenía razón.

No juegue con armas, las carga el diablo y se les disparan a los gilipollas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario