Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

2 de abril de 2012

El precio de tu tiempo libre

¿Responde usted a todas las encuestas que le envían?

¿Atiende por teléfono a los cuestionarios que le indican?

Si un entrevistador y una cámara de TV le hacen unas preguntas, ¿usted acepta?

Todo lo anterior, ¿lo hace gratis?



Reloj de Arena
Reloj de Arena

Hace poco, una chica y un cámara me quisieron hacer una entrevista en la calle. Les pregunté cuanto me iban a pagar, y ante la cara de asombro de los susodichos, les dije que me conformaba con la mitad de lo que le pagan a la gentuza de la telebasura; pues estoy convencido que usted que me lee y el que esto escribe tenemos muchísimo más nivel que que la chusma de “tertulianos” y cotilleos. Naturalmente, pasaron de mí. Los vi al momento filmando a un jubilata y su minuto de gloria televisiva.

A los pocos días, me llamaron a mi casa para hacerme una encuesta. Antes de empezar, les dije que les contestaría por 100 euros, que es en lo que valoro mi hora de tiempo libre (dije esta cifra como podría haber dicho 10.000 euros). Me contestó que era gratis, así que colgué sin más explicaciones. Y así sucesivamente en casos similares, que cada vez son mas frecuentes.

En fin, esa es mi postura. Si le vale el ejemplo, hágalo suyo y páselo, que arraigue la idea. El que quiera algo de alguien –información, datos, tiempo al fin y al cabo -, que pague, aunque seamos pringados de a pie. Quién sabe, si lo hacemos todos, tal vez acabemos cobrando por estas entrevistas al público.

Si por el contrario, usted disfruta sintiéndose importante con su minuto de fama contando en el bar o en la peluquería que va a salir en la TV, pues ya está pagado. En su vanidad.

Usted elige. Usted es quien se valora ante sí y la sociedad.

4 comentarios:

  1. Me has dado unas interesantes ideas para deshacerme de las benditas encuestas que me atormentan por teléfono.


    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Manuel: hay mas soluciones creativas, las pondré en un próximo post.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. tienes mucha razón, esto se aplica a las redes sociales donde uno publica tus datos personales, luego se los venden a empresas de publicidad

    ResponderEliminar
  4. shark8690: en redes sociales y en cualquier formulario rellenado en internet

    Saludos

    ResponderEliminar