18 de abril de 2012

El verdadero jefe

Detectar al verdadero jefe, a quien tiene el poder real frente al poder formal, no es muy difícil si tiene el entrenamiento apropiado.


El verdadero jefe
El verdadero jefe

Estamos hablando de aquellas situaciones en las cuales usted es nuevo en un determinado ambiente y desconoce la distribución de cargos y, lo que es aún más difícil, la personalidad de cada uno de los integrantes de una determinada área.


Debe usted recordar las diferencias entre el poder, la autoridad y la legitimación. El poder es la capacidad que tiene una persona de dar órdenes, la autoridad es el poder formal que una organización pone a disposición de una determinada persona y la legitimación es la confirmación de dicha autoridad por parte de aquellos que son mandados (acatamiento o alineamiento).

Aunque todos tenemos en mayor o en menor medida la capacidad de dar órdenes, no todos somos agraciados con el reconocimiento formal de la empresa ni mucho menos para ganarnos la lealtad de nuestros subordinados. Por ese motivo los tres elementos son imprescindibles para que el gerente o jefe perdure en el puesto.

Entre estos tres pilares, es la legitimación la que alcanza un nivel superior de importancia a la hora de lograr los resultados adecuados. Si usted no logra la legitimación, búsquese otro lugar donde desarrollar su carrera porque en el que se encuentra le resultará muy difícil (estoy obviando la palabra imposible porque nada realmente lo es).

En todo lugar de trabajo existenlos denominados LIDERES NATURALES, que son ...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. No cualquiera vale para ser jefe. A veces el que te manda es un simple "propietario" del chiringuito sin habilidades para dirigir grupos humanos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso alguien tiene que mandar, aunque no sea el que lleve los galones.

      Saludos

      Eliminar
  2. Afortunadamente tengo uno que si se preocupa por el bienestar de sus subordinados. Intenta ser ecuánime en sus decisiones y en el reparto de tareas. Es un líder.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tiene suerte, Manuel, no es lo habitual, aunque tampoco es tan raro

      Saludos

      Eliminar