16 de abril de 2012

Estrategia. Las 48 leyes del Poder. Ley nº 17


Ley 17 MANTENGA EL SUSPENSO. MANEJE EL ARTE DE LO IMPREDECIBLE

El ser humano es hijo del hábito y tiene una necesidad insaciable de sentirse familiarizado con las actitudes de quienes lo rodean. 


Impredecible. Sombrerero loco de Alicia en el País de las Maravillas
Impredecible. Sombrerero loco
de Alicia en el País de las Maravillas
Si usted se muestra predecible, confiere a los demás la sensación de tener cierto control sobre usted. Invierta los papeles: muéstrese deliberadamente impredecible.

Las actitudes que en apariencia carecen de coherencia o propósito desconcertarán a los demás, que se agotarán tratando de explicarse sus movimientos y acciones.

Llevada a un extremo, esta estrategia puede intimidar y aterrorizar.

Nada resulta más aterrador que lo repentino y lo impredecible. Es por eso que nos asustamos tanto frente a un terremoto o a un tornado: no sabemos cuándo nos va a golpear. Después de que pasaron, esperamos, aterrados, a que llegue el próximo. En menor grado, el comportamiento humano impredecible produce el mismo efecto. 

Los animales se comportan de acuerdo con esquemas previsibles, lo cual nos permite cazarlos y matarlos. Sólo el ser humano tiene la capacidad de modificar de manera consciente su comportamiento, improvisar y superar el peso del hábito y la rutina. Sin embargo, la mayoría de los hombres no toman conciencia de su poder. Prefieren la comodidad de la rutina, ceder a la naturaleza animal que los impulsa a repetir, una y otra vez, los mismos actos compulsivos. Lo hacen porque...

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. O sea que un buen método es ponernos a bailar sevillanas en medio de la crisis, así desconcertamos a los mercados y a lo mejor nos dejan en paz al ver que no les tenemos miedo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que desconcertaba, otra cosa es si conseguiríamos algún resultado...

      Saludos

      Eliminar