Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

2 de septiembre de 2012

El camino sabio, Dhamamapada

El camino sabio, Dhamamapada
El camino sabio, Dhamamapada

A través del esfuerzo, la diligencia, la disciplina y el autocontrol, que el hombre sabio haga de sí mismo una isla que ninguna inundación pueda anegar.

El ignorante es indulgente con la in atención; el hombre sabio custodia la atención como el mayor tesoro.

Esta mente voluble e inestable, tan difícil de gobernar, la endereza el sabio como el arquero la flecha.

Aquel cuya mente no está sometida a la avidez ni es afectada por el odio, habiendo trascendido tanto lo bueno como lo malo, permanece vigilante y sin miedo.

Así como la abeja liba en la flor, sin dañar su color y esencia, y luego se aleja, llevándose únicamente la miel, así el sabio pasa por esta existencia

Un necio consciente de su necedad es por tal razón un hombre sabio, pero el necio que piensa que es un sabio es verdaderamente un necio.

Aun si toda su vida un necio se asocia con un sabio, no comprenderá la Enseñanza, igual que la cuchara nunca captará el saber de la sopa. Si un hombre inteligente se asocia con uno sabio, aunque sólo sea por un momento, rápidamente comprenderá la Enseñanza, como la lengua capta el saber de la sopa.

Si uno encuentra un hombre sabio, quien como un descubridor de tesoros te señala tus defectos y te llama la atención sobre los mismos, debe asociarse con tal persona. Uno irá bien y no mal en la compañía de esta persona.

No habléis agresivamente con nadie, porque los que atacáis podrán replicaros de igual manera . Las discusiones crean dolor y podréis recibir golpe por golpe.

Según aconseja a los demás, debe él mismo actuar. Bien controlado él mismo, puede guiar a los otros. Verdaderamente es difícil controlarse a uno mismo.

Uno debe liberarse del odio. Uno debe abandonar el orgullo. Uno debe despojarse de todas las ataduras. El sufrimiento no toma al que controla la mente, el cuerpo y sus pasiones.

No hubo nunca, ni habrá, ni hay ahora nadie, que pueda encontrarse en este mundo que deje de culpar o elogiar a otros.

FUENTE:
Dhammapada. Descargar Gratis extracto en PDF
http://www.tusbuenoslibros.com/dammapada_anonimo.html

2 comentarios:

  1. No solo el hombre sabio saca provecho de esto.
    Con atención, sugrifiento, concentración, los deportistas obtienen logros importantes.

    Me he acordado de un comentario que hicistes sobre que los paralímpicos son poco importantes para el público en general...ni siquiera la cadena pública...Unas pocas horas para unos deportistas que en tres días de competición ya llevan 14 medallas...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos consejos valen para cualquiera y creo que así será por muchos siglos. Por supuesto, sirven para los paralímpicos, que son un ejemplo a seguir. Tal vez por eso no se sigue su ejemplo.

      Saludos, Manuel

      PD. Si hubiera medallero de corrupción, tampoco quedaríamos mal.

      Eliminar