9 de septiembre de 2012

Jugar a las damas y un ladrón de pollos


PARA APRENDER A JUGAR A LAS DAMAS


Jugar a las damas
Jugar a las damas
El juego de damas es un arte menor, pero aun siendo así, hay que concentrar toda la atención al aprenderlo. Qiu, el mejor jugador de damas del país, tenía dos discípulos. Uno de ellos seguía con plena atención lo que Qiu decía, mientras el otro, aunque también escuchaba al maestro, no hacía más que pensar en los cisnes del cielo y ansiaba tomar su arco y su flecha para cazarlos. Por eso no aprendió tanto como el otro. No porque fuese menos inteligente.

Mencio


EL LADRÓN DE POLLOS


Un ladrón de pollos
Un ladrón de pollos
Había una vez un hombre que robaba cada día un pollo a sus vecinos.

         - Es malo robar – le advirtió alguien.

         - Voy a enmendarme – prometió el ladrón de pollos –. Robaré un pollo al mes, desde ahora; y ninguno desde el próximo año.

         Si él sabía que estaba cometiendo una mala acción debió haberse corregido de inmediato, ¿por qué esperar otro año?

Mencio

También le puede interesar:


2 comentarios:

  1. Me estoy quitando,
    me estoy quitando.
    Solo me meto
    de vez en cuando.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si yo controlo, no pasa nada, lo puedo dejar cuando quiera...

      Saludos, Cayetano

      Eliminar