Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

27 de diciembre de 2012

Maquiavelo, maestro de diplomáticos


Nacido en la Florencia de los Médicis, en una época convulsa de conspiraciones y guerras Nicolás Maquiavelo llegó a ser un maestro de la diplomacia, y pudo conocer de primera mano los más oscuros resortes de la política.


El mapa de los estados italianos del siglo XV semejaba un mosaico o tablero de ajedrez. Ciudades, ducados y pequeños estados presentaban una compleja fragmentación de poderes. 


Maquiavelo, maestro de diplomáticos
Maquiavelo, maestro de diplomáticos
Florencia fue uno de los casos más representativos de esta situación, dadas sus características sociales, su riqueza cultural y sus complejas tramas políticas. Poderosas familias de banqueros como los Medici engalanaron la ciudad con su mecenazgo artístico y literario demostrando el apoyo a la revolución del humanismo. Descargar extracto gratis del libro "La Sabiduría Secreta de  Maquiavelo"

Sin embargo, no todos los habitantes de Florencia se movieron en la misma dirección: Savonarola daba enérgicos sermones donde arremetía contra la renovada mirada a la antigüedad y denunciaba sin descanso las corrupciones, avaricia y brutalidad de los corruptos gobernantes.

Tras la invasión de Italia por Carlos VIII de Francia, Savonarola intervino para salvaguardar la ciudad convenciendo al monarca francés de no saquearla. Este éxito no le salvó de ser condenado; en 1498 fue ajusticiado por llegar a presentarse como profeta de Dios. La ejecución de Savonarola coincidió con el ascenso de Niccolò di Bernardo dei Machiavelli (1469-1527) al puesto de secretario de la Segunda Cancillería. En este cargo Nicolás Maquiavelo ejerció varias de sus cualidades: mediador de diferentes conflictos con la ciudad de Pisa –reconquistada en varias ocasiones–,como diplomático encargado de...
CONTINUA EN:

6 comentarios:

  1. Tiempos convulsos aquellos, pero sumamente interesantes. Savonarola probó un poco de su medicina incendiaria. Y Maquiavelo, un pensador político imprescindible y que creará, para bien y para mal, escuela.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maquiavelo ha sido muy denostado, ya que ejerció una gran crítica sobre la Iglesia, que le creó la mala fama que aun perdura.

      En realidad, Maquiavelo era un patriota italiano, republicano y liberal, algo muy avanzado hasta para los tiempos actuales.

      Saludos, Cayetano

      Saludos,

      Eliminar
  2. No conocía esta parte de la biografía de Maquiavelo. Siempre me ha llamado la atención su personalidad y la escuela que de alguna forma fundó.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se lee con detenimiento su obra, se ve que tenía un gran sentido común y analizaba la realidad sin prejuicios.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. También era un poco pelotillero, como todo buen secretario de camara. Hay quien indica que su obra "El principe" se pueden detectar semejanzas con Fernando el Católico que entonces era rey de Napoles... buscando aliados para que lo sacaran de la carcel, y yendo un poco en contra de los Medicis...

    Por lo demás es un analisis con bastante sentido común, pero que como todo precisa de una lectura atenta y crítica. No es un formulario de hechizos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas que pelotillero, necesitaba un mecenas, como les ocurrió a todos los grandes artistas de esos tiempos. De ahí el dorar la píldora.

      Sus ejemplos a seguir, como bien citas, eran Fernando el Católico y César Borgia. Cualquier libro de recetas es interesante, pero hay que saberlas guisar, de ahí que las recetas de Maquiavelo no las guisa cualquiera

      Saludos, csc212

      Eliminar