4 de diciembre de 2012

Seducción con feromonas


Descubre el poder de las feromonas


Las feromonas sirven para mejorar la vida sexual, las relaciones sociales y ayudan a superar la timidez. Feromona es una palabra que deriva de dos palabras griegas: pheran (transferir o llevar) y horman (excitar) que literalmente se traduce en llevar o provocar excitación. 


Seducción con feromonas
Seducción con feromonas
Las Feromonas son señales químicas elaboradas por glándulas sexuales y como resultado estimulan la atracción sexual.  Las feromonas humanas producen una respuesta a las personas del sexo opuesto, e incluso, entre personas del mismo sexo.

Las feromonas naturalmente son elaboradas por las glándulas apocrinas de la axila y los alrededores de los órganos genitales. Estas envían fuertes señales que son recibidas por el órgano vemeronasal (OVN), que se encuentra dentro de la nariz. El OVN transmite estos mensajes a la parte del cerebro que gobierna las sensaciones humanas más básicas, como alegría, cólera, amor, odio y despertar sexual.

No somos conscientes de las feromonas de otra persona, pues no podemos "olerlas" literalmente. Sin embargo, estas sustancias tienen un impacto importante en nosotros y en consecuencia una reacción de tipo sexual. Indudablemente, encienden el impulso sexual, aumentan la fertilidad y ayudan a regular los ciclos menstruales de las mujeres.

La investigación científica ha demostrado que tanto hombres como mujeres con secreción de feromonas más altas poseen un mayor atractivo sexual, al tiempo que son percibidos como más dominantes por el resto de los seres humanos y también son más respetados.

Las feromonas no sólo sirven para potenciar la vida sexual, también mejoran las relaciones sociales y laborales y ayudan a superar la timidez. El uso de feromonas aporta un toque de frescor en las relaciones estables, una especie de vuelta a los felices inicios, un pequeño milagro que tantas parejas  agradecen.

También sirven para...
CONTINUA EN:


5 comentarios:

  1. Así es. Nos enamoramos de otras personas con la colaboración de todos los sentidos, no sólo con el de la vista. Somos totalmente sensoriales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enamorarse mas parece ser cuestión de narices antes que de corazón

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Muy interesante Carolus. Todavía seguimos nuestro instinto. Y las feromonas forman parte importante del juego reproductivo y de las relaciones personales.

    El vello tanto axilar como genital, que ahora esta de moda eliminar la mayor cantidad posible (cuando no quitarlo todo) ayuda justamente a esparcir las feromonas por el ambiente.

    En cuanto a las feromonas y el perfume hace tiempo leí un estudio donde se combinan ambos con un resultado no muy alentador.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí hace años que en Italia, recién duchados los mozos, pasaban su pañuelo por sus axilas para captar las feromonas y usarlo como señuelo. Ignoro con qué resultados.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. Muy interesante Carolus. Todavía seguimos nuestro instinto. Y las feromonas forman parte importante del juego reproductivo y de las relaciones personales.

    Pero ahora intentamos cambiar nuestra feromonas...con colonias (y más ahora que viene la temporada navideña ;D)

    ResponderEliminar