Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

16 de mayo de 2013

Qué nos hace sexualmente deseables (según la ciencia)


¿Qué es lo que diferencia a una persona atractiva de alguien que no lo es? Es cierto que los gustos de cada cual influyen, y nuestra sociedad tiene una cultura de la belleza que empuja en uno u otro sentido pero, según muchos investigadores, el atractivo viene marcado en su mayoría por preferencias biológicas. 


Cuando vemos a otra persona el cerebro determina de inmediato su atractivo siguiendo unos criterios que no varían tanto como creemos, al menos en lo que respecta al físico y, por lo general, el atractivo físico de una persona viene determinado por criterios meramente reproductivos.

Qué nos hace sexualmente deseables (según la ciencia)
Qué nos hace sexualmente deseables (según la ciencia)
Nos gustan las personas fértiles, con buenos genes, y un sistema inmune bien preparado. Y es el aspecto de las personas que cumplen esos requisitos el que nos gusta, aunque no nos paremos a pensarlo.

Según los científicos defensores de este determinismo biológico de la belleza, nuestros cerebros están diseñados para reconocer los rasgos genéticos de aquellos especímenes que más convienen a la especie, que son los que despiertan un mayor deseo sexual. Esto es, según esta línea de investigación, lo que hace a las personas atractivas.

En hombres y mujeres 


La simetría 
Por naturaleza el rostro humano es simétrico. Si se traza una línea en el centro ambos lados deberían ser iguales; pero no lo son. Hay muchos factores para que el rostro no sea simétrico y, por lo general, no se asocian con la belleza. Hay un componente biológico que explica el porqué nos atraen más las caras simétricas: detrás de éstas suele haber buenos genes.

Según constataron por primera vez Randy Thornhill y Steven Gangestad, las personas con un rostro más simétrico son sexualmente activas a una edad más temprana y, por lo general, tienen más sexo a lo largo de su vida. Un estudio reciente aseguró que la pérdida de la noción de simetría es lo que hace que, al beber alcohol, veamos a todo el mundo más sexy.

Un agradable olor corporal 
El papel que cumple el olor corporal en el atractivo sexual es un tema sobre el que no se ha llegado a un consenso científico. Aunque los humanos no generamos feromonas (las sustancias químicas que liberan muchos animales para atraer a sus pretendientes) hay estudios que aseguran que el olor juega un papel importante en nuestro atractivo sexual.

Si bien la importancia biológica de nuestro olor no está del todo comprobada si lo está su importancia sociológica. Según un estudio publicado en el Personality and Social Psychology Bulletin, las personas suelen identificar determinados olores corporales como desagradables y estos se asocian con rasgos socialmente indeseables.

Un 'blanco del ojo' verdaderamente blanco 
Según un estudio publicado en 2011 en la revista Ethology, el blanco de nuestra esclerótica (la capa más externa del globo ocular) es indicativo de nuestra salud general, y las personas que no la tienen suficientemente blanca resultan más tristes y menos atractivas. Es una característica que, además, compartimos con el resto de animales (fíjense que es lo primero que mira un veterinario para saber el estado de salud de un perro).

En hombres 


Mandíbulas pronunciadas y pómulos bien marcados 
Un estudio reciente de la Universidad de Abertay (Escocia), publicado en la revista Nature Communications, sostiene que las mujeres...

CONTINUA EN:


2 comentarios:

  1. Cierto. De hecho, yo tengo que ir por la calle quitándome de encima a las que se me acercan de forma irrefrenable.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me lo imaginaba, a mi me pasa lo mismo.

      Un saludo.

      Eliminar