30 de agosto de 2013

La sexualidad de Dios

Hace muchos siglos, los dioses se acostaban con cualquiera fuera hombre o mujer o aunque perteneciera a la familia, hasta con cualquier ser vivo no necesariamente humano. Eran muy libertinos, tal vez demasiado. Ahora, la sexualidad de Dios es más puritana y el Ser Supremo ya no se acuesta con cualquiera.


De muchos dioses pasamos a un solo Dios y Éste solo tiene un Libro y un solo representante que interpreta sus designios. Me refiero a los tres dioses (el mismo, al fin y al cabo, curiosa Trinidad la de Yahvé, Dios y Alá, por orden de antigüedad) que moran y pelean en Jerusalén.  

Al igual que un virus no entendería lo que un ser humano practica como sexo, me imagino que nosotros tampoco entenderemos lo que Dios considera saludable como actividad sexual y qué ve repugnante. 

Menos mal que sus autonombrados guardianes de la moral divina en la Tierra nos lo explican al detalle. 

La  sexualidad de Dios
La  sexualidad de Dios
La sexualidad solo es buena si sirve para procrear. Si es para otros fines, eres un vicioso, en el mejor de los casos. De ahí se desprende que la homosexualidad es nauseabunda, aberrante y antinatural. Por eso se persigue desde Irán a Rusia hasta la América más conservadora y evangelista pasando por muchos países de Europa y por supuesto, de todo el Islam. Y se puede pagar con la vida esta aberración. Muchas personas preferirían que sus hijos se inmolaran matando por su fe (y no solo los musulmanes, que llevan la fama) a que sean homosexuales sin haber matado a nadie. “Deus lo volt” (Dios lo quiere), gritaban en combate los Cruzados cuando se enfrentaban a los musulmanes que gritaban “Alá es grande”. El caso es gritar y combatir por Dios.

Es similar el tema de los anticonceptivos, sobre todo cuando pensamos que el látex es posterior a los Libros Sagrados escritos por Dios para los muy diferentes credos. Sin embargo, además de evitar embarazos, esta gomita salva vidas al evitar la propagación del SIDA y otras enfermedades venéreas. Claro, que siempre queda la castidad y pensar que es muy pecaminoso lo de “la jodienda no tiene enmienda”. ¿Es Dios un ser casto? No lo sé, no sé nada sobre las ideas que Dios tiene, al igual que mis células ignoran qué pienso yo. Es más, creo que mis células se la trae tan al pairo mi sexualidad como a mí la suya, siempre que funcionen tan bien como para que haya un relevo entre células.

En fin, que si eres de los que disfrutan siguiendo los preceptos de la sexualidad de tu fe, me parece estupendo. Sin embargo, imponer tu fe a los demás, hasta en la cama, ya no me parece estupendo, me parece inmoral. 

Que cada cual practique sexo como quiera y pueda, siempre que no dañe a nadie. No creo que a un Dios que crea y mantiene un inmenso Universo le importen estos detalles sexuales de unas criaturas insignificantes en un insignificante planeta en el arrabal del Cosmos.

También le puede interesar:
Ahora puedes conocer los consejos que las mujeres dan a los hombres para hacer bien el amor 

17 comentarios:

  1. Evidentemente me quedo con los dioses antiguos de las grandes religiones politeístas.. Por lo menos eran más divertidos y permisivos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es evidente que no tenes idea de nada...Estudia un poco acerca del monoteismo y veras que esta muy lejos de tus conceptos. Lo que dices de la sexualidad y la fe monoteista es absolutamente erroneo. El concepto del sexo que presentas no es el de la Biblia sino de ideas que nacieron en la edad media y son basicamente catolicas, como el celibato de los sacerdotes. No podes mezclar todo y ponerlo en la misma sopa. Es bueno estudiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me he desviado ni un ápice de la doctrina de las diferentes iglesias cristianas en materia de sexo y sexualidad. Se le ha olvidado mencionar al Islam y a los judíos, a los que también hago referencia por ser también monoteístas

      Me encanta que me digan que no tengo ni idea de nada, seguramente es verdad. Siempre aprendo de los que saben.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Tus conceptos son basicamente ateos: Nada vale y todo esta en la misma sopa. Lamentablemente es tu idea nada mas. Lo que presentas sobre el concepto del sexo en el monoteismo es erroneo. Lo que dices son basicamente distorciones que aparecieron mucho despues, en la Edad Media, cuando comenzaron las ideas de la iglesia romana sobre la castidad y el sexo como pecaminoso. Eso esta muy lejos del concepto biblico. Estudia el tema mas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vaya Ud a Teheran o a Riad a defender a los homosexuales o a la liberación sexual de la mujer. Ya me contará la experiencia.

      O investigue en Internet o en las redes sociales lo que opinan los fieles de iglesias evangélicas, de cristianos renacidos, Opus Dei, etc. sobre estos temas.

      Saludos

      PD. No soy ateo ni teísta. En realidad, como dijo Sto Tomás "Dios está en todas las cosas", por lo tanto, también está en mi. Soy Dios, como Ud.

      Eliminar
  4. Siempre he considerado que lo que se hace en la vida de cada quien es de cada quien, mientras no afecte negativamente la mía. Eso intento enseñarle a mis hijos

    No sé si serán ideas raras o extrañas o si estarán en la Biblia o aparecieron en la edad media. El sexo desde mi punto de vita tiene doble función: Reproducción y complemento de una relación. Nada malo hay en hacer eso. Seguro que ni la Trinidad ni los dioses olímpicos se molestaran por eso

    Saludos carolus. Tarde pero seguro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá todo el mundo enseñara lo mismo, Manuel. Pero siempre hay intereses. Y el primer interés es que nadie piense: ya pienso yo por ti, sexualidad y fe incluidas.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  5. Me parece que tu postura es muy simplista.

    ResponderEliminar
  6. Quien tenga la razón? yo no aprendí nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Podría explicarse mejor sobre quien tiene razón sobre qué y qué es lo que no aprendió?

      Eliminar
  7. Es pedir mucho que los seres humanos se entiendan, porque están revestidos de ignorancia, de necedad, de fanatismo, de bestialismo, etc. Estamos igual que en el principio de la humanidad. Tribus que se pelean por un territorio en nombre de un Dios que no entienden que es y para que sirve. Todo lo que tienen es Literatura, escrituras antojadizas, tendenciosas, manipuladoras y sometedoras. Dios es una energía de creación de sentido y de orden, está insertada en todo el universo, actuando, transformando, construyendo. El ser humano es un componente importante de su creación porque tenemos cuerpo y mente, un poder que debemos utilizarlo para lo mismo, como lo que hace El, hacer El Bien. El Sexo, el ejercicio sexual como toda actividad esencial humana también esta en la balanza de la moral que es tu conciencia, allí mora Dios. allí no hay influencia política, religiosa o científica, y cada uno sabe identificar lo bueno y lo malo. Lo que ocurre es que el mal y el malhechor jamás se identifican y fungen como el bien y el salvador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sexo es un arma de manipulación de masas, Juan Andrés. Y así se usa, como control; sobre todo en las religiones, sectas y demás inventos de control de masas. Por lo demás, es lo mas natural del mundo y una de las fuerzas mas potentes del comportamiento humano. Así de simple.

      Saludos, Juan Andrés

      Eliminar
    2. ELa sexsualidad en su plenitud , es liberadora, gratificante, creadora y natural . Lo que no es natural es la manipulación tendenciosa y malévola por intereses particulares insanos.

      Eliminar
  8. El cuerpo es un templo y cada cual practica el libre adverío mientras no hagan daño a personas indefensas o animales indefensos y bajo un mutuo acuerdo que sean felices.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, como usted, que es así de sencillo.

      Un saludo

      Eliminar