Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

20 de septiembre de 2013

Entrevista con el predicador

Predico la palabra de Dios a todos los hombres, y de paso, me enriquezco. No sólo eso, tengo un inmenso poder sobre mis fieles, que darían por mí la vida. No en vano, soy el representante de Dios en la Tierra. El único y el verdadero representante. Los demás son impostores, falsos profetas que arderán para siempre en el Infierno.


¿Qué cómo lo hago para conseguir fieles? Pues es más fácil de lo que te imaginas. Muchas personas ansían creer, tener fe en cualquier cosa. Por mi parte, me limito a ofrecérselo. Nada que no hagan otros, es justo decirlo. Les digo lo que quieren oír, les doy un cierto punto de temor por la muerte y el infierno y añado otra dosis más grande de esperanza… mientras les sugiero que para alcanzar el paraíso en el mas allá es preciso desprenderse de algo en el más acá. Por supuesto, soy el más idóneo para recibirlo y ellos me lo dan encantados. No hago nada diferente a las religiones mayoritarias, lo que pasa es que lo hago a menor escala.

Entrevista con el predicador
Entrevista con el predicador

¿Qué fácil, verdad? Pues lo difícil es “montar el circo”. Tienes que aprender a usar tu voz y a teatralizar tus actuaciones. ¿Te has parado a pensar por qué los curas hablan de esta forma tan característica? Pues resulta que es sospechosamente parecida a la de los hipnotizadores. Curioso, ¿verdad? Pues yo llevo esto más lejos y refino esta técnica hasta límites insospechados. Lo mismo hablo suave, pausado, lo que se denomina “voz rodada”; como de pronto estallo en un apasionado discurso.  

También me apoyo en efectos especiales de música potente y repetitiva. Más o menos lo mismo que una discoteca con música dance: consigo un efecto similar, pero “ad maiorem gloriam dei” (1) ¿Te has fijado en la “musiquilla” que se oye cuando se reza un rosario? A muchas personas les relaja este rezo. Tiene su explicación: es un ritmo repetitivo durante mucho tiempo. Es una técnica de relajación que anula la mente consciente.  Bien usada es beneficiosa, se emplea en muchas culturas y religiones. Por mi parte, empleo algo parecido, pero cuando logro anular la mente pensante, introduzco en el subconsciente las sugestiones que me interesan. Para asegurarme que mis adeptos lo sean de forma más férrea, también juego con ayunos y carencias de sueño. En fin, no me voy a extender, hay mucha literatura sobre el tema.

Me preguntas sobre abusos sexuales en mi congregación. Te digo que respetamos a los menores, son sagrados. Además somos extremadamente respetuosos con la ley. De hecho, ya me gustaría que otras religiones oficiales y de masas (católicos, protestantes, evangelistas, musulmanes que se casan con niñas, etc.) fueran tan escrupulosas con sus fieles y su sexualidad. Vamos, que la historia sexual de los Papas y el clero no es precisamente edificante, por no seguir con otros credos. A su lado, somos casi ascetas.

Ahora me dices que las finanzas de mi congregación son un tanto peculiares. Estoy totalmente en orden con el Fisco, cosa que muchas empresas y religiones no pueden decir. Todos los ingresos proceden de donaciones y están perfectamente justificados. A mí no me van a pillar por ahí. Además, mi congregación juega en desventaja, las grandes religiones reciben ayudas del Estado, que además, mira para otro lado en según qué escándalos.

En fin, que las religiones de masas tienen el monopolio de la fe y no toleran que les salga competencia, por eso dicen que somos una secta. Ellos están corrompidos e infestados por legiones de demonios. Sólo yo represento la Verdadera Fe, la Luz y la Salvación Eterna. Amén.

(1) Para mayor gloria de Dios

De la misma serie de Entrevistas:
Entrevista con el corrupto
Entrevista con el político

También te puede interesar:
Manipulación de la mente. Lavado de Cerebro
La batalla por tu mente

2 comentarios:

  1. Como latinajo, me gusta más "Ad Majorem Deus Gloriam"...
    Por cierto, propongo hacer un ejercicio de buscar las 7 diferencias con el político... sobretodo con el político nacionalista... A mi no me salen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has creado una gran duda, pues entiendo que los dos latinajos son válidos. Y respecto a las diferencias, no había caído en que también se puede aplicar tal y como citas. Cuando lo escribí pensaba en telepredicadores tipo USA/hispanoamérica, pero se adapta como un guante a iluminados nacional-istas, que rima grandemente con nazionalsocialista (nazi)

      Saludos, csc212

      Eliminar