30 de octubre de 2013

¿Controlas tu adicción al Smartphone?

La Nomofobia o el miedo de estar sin el smartphone afecta al 40 % de la población. Con cada día que pasa, la tecnología está superando a nuestra vida cotidiana. Sin importar la edad, el género, la etnia, la carrera o la situación económica, es probable que ahora estés usando un smartphone. 


De hecho, el 56 por ciento de los estadounidenses poseen un smartphone. El teléfono, ordenador, tabletas y otros dispositivos de alta tecnología se han convertido para muchos no sólo en un objeto, sino en su mejor amigo.

¿Controlas tu adicción al Smartphone?
¿Controlas tu adicción al Smartphone?
Muchos sufren de ansiedad si pierden su teléfono, aunque sólo sea por unos minutos. Confiamos en él para hacer de todo, desde decir "te amo" hasta para la ruptura sentimental; desde la comprobación de los saldos bancarios, hasta para compartir las fotos del nieto. En la palma de nuestra mano podemos llevar a cabo una gran cantidad de tareas cotidianas.

No te hagas el sorprendido. ¿Sabes lo que eres? En la cena, cuando estás en la mesa, se está convirtiendo en norma el comprobar constantemente los mensajes de texto, correos electrónicos, tweets y actualizaciones de Facebook. En la oscuridad de un cine, siempre hay varias personas que están en modo multitarea mientras ven la película. Las mujeres iban al WC en parejas, pero eso ya ha quedado obsoleto. Ahora van al baño con su teléfono. Los hombres también lo hacen.

Durante la cena, en la iglesia, mientras conduces, en una de las actuaciones de nuestros hijos e incluso cuando tienes una conversación cara a cara, el smartphone te garantiza que te mantienes en sintonía y en contacto.

Pero, por supuesto, hay más en esta historia. Actualmente, los estadounidenses se están llevando sus teléfonos inteligentes al dormitorio. Así es, envían mensajes de texto mientras tienen relaciones sexuales. Un estudio recientemente publicado indica uno de cada diez participantes admitió haber utilizado su teléfono durante el sexo. En cuanto a los jóvenes adultos, entre 18 y 34 años, lo hacen uno de cada cinco.

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Nos han colonizado, atontado, adocenado y tomado el pelo con tanta maquinita. La gente ya no escribe mensajes ni en el correo electrónico. Muchos ni se llaman ya por teléfono. Ahora es más cómodo el sms y el "guasap" ese.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además, ya no sabemos escribir "a mano":
      http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2008/07/imagine-un-mundo-sin-teclados.html

      Bueno, algunos, ni saben escribir, leer según que cosas de según que foros en internet es un atentado a la ortografía y a la gramática.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Yo intento Carolus, realmente intento... ;D
    Hablando en serio,no dejo que nadie en la consulta tenga el teléfono encendido. Al menos lo tengan en silencio.
    En casa, siempre están cargando y los whasapps solo en deteminados momento.Mi hijo adolescente, tiene un móvil de "vieja generación" solo para que use cuando anda en la calle sin nosotros (no lo controlo, le digo que lo use en caso de urgencias).

    Saludos Carolus. Te escribo desde mi notebook ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En fin, son cosas de estos tiempos, los adelantos técnicos también traen cambios de costumbres en al sociedad.

      Saludos, Manuel

      Eliminar