Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

9 de noviembre de 2013

Con la muerte en tu bolsillo

Vivimos muy confiados en que todo discurrirá en el presente y en el futuro tal y como resultó ser hasta ahora. Sin embargo, eso es una falacia porque causas minúsculas en apariencia pueden originar efectos gigantescos. Tal vez ahora estemos en una de esas ocasiones, y con consecuencias mortales.


Tal vez conozcas el internet TOR. Si no es el caso, te puedo decir que normalmente hacemos la siguiente asociación: Internet = Google. Aunque sea una reducción de la realidad, tiene su parte de verdad. La realidad es que de todo el internet, la parte visible es un porcentaje muy pequeño del total. La parte oscura y oculta es mucho mayor. Existe otra parte anónima en la que circulan todo tipo de personas y personajes: paranoicos del anonimato, terroristas, delincuentes, narcos, hackers de pata negra, pederastas, sicarios, servicios de inteligencia y cualquiera sabe cuánta más fauna de todo tipo y condición. Puedes ver información sobre el tema en: http://es.wikipedia.org/wiki/Tor

Con la muerte en tu bolsillo
Con la muerte en tu bolsillo
El caso es que en esta red circula desde hace unos meses una información cuando menos inquietante. Tal y como expliqué en un enlace en mi anterior artículo http://elartedelaestrategia.blogspot.com.es/2013/11/el-hacker-del-infierno.html “Barnaby Jack, fallecido recientemente por causas que aún se desconocen, afirmaba ser capaz de sabotear el marcapasos, el sistema de diálisis o la bomba de insulina de una persona para acabar con su vida, aprovechando los fallos de seguridad de dichos aparatos. [...] Curiosamente, Jack murió precisamente antes de la cita anual de los hacker de todo el mundo en Las Vegas, donde iba a hablar sobre la seguridad y el pirateo en los aparatos médicos. Su repentina muerte ha hecho que se alcen las voces de los amantes de las teorías conspirativas, y no es para menos.”

Pues bien, la información que circula por el subsuelo de internet (Red TOR) amplía el tema. Resulta que este personaje no solo era capaz de hacer lo que se cita. Tuvo la osadía de llegar aún más lejos y estaba trabajando en un virus informático capaz de hacer los mismos sabotajes desde el dispositivo infectado (ordenador, tablet, Smartphone, etc.). No está claro si tuvo éxito en su intento de hacer este planeta un lugar aun más peligroso.

Imagina que el virus en cuestión sea de fácil propagación, que infecta millones de aparatos (entre ellos los Smartphones) y se queda “dormido”, a la espera de que una orden o una determinada fecha active sus habilidades de parar cualquier marcapasos. Toda persona que tenga implantado un marcapasos que esté en el radio de acción del dispositivo infectado con el virus causará baja entre los vivos de forma fulminante. Su ataque aun podría ser más sibilino: actuar sólo sobre las bombas de insulina haciendo que sin llegar a pararlas, su funcionamiento sea errático. Para cuando se detectara la causa... en fin, el escenario sería de pesadilla.

No te preocupes, toda la historia del virus me la acabo de inventar. Que yo sepa, la muerte en tu bolsillo no existe… por ahora.

También te puede interesar:

7 comentarios:

  1. De todas maneras es preocupante que todo este mundo informático y tecnológico se nos pueda ir de las manos. Un arma terrible en manos de terroristas y psicópatas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se me ha ocurrido a mi, seguro que otro ya lo está haciendo. ¿A que acojon.. de verdad?

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Para un película de ficción es un buen tema...Y de allí a la realidad...Un paso. Fíjate en los drones...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los drones también darían para otra buena proyección en el futuro... o en el presente. Imagina por ejemplo, drones armados en poder de terroristas, de la mafia o del narco, por ejemplo. Si es que ya no los tienen...

      Otro día hablaremos de nanomáquinas, nanorobots y otras chorradicas semejantes que dan mucha risa.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. Esta muy bien la ciencia ficción, y luego resultará que hasta se quedará corta....
    Por suerte somos 6000 millones, camino de 7000, y esa es nuestra mejor protección.
    La probabilidad estadística de que te tomen por "objetivo" es baja (al menos por ahora).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del virus es ¿ciencia-ficción?, o eso quiero creer. Lo demás es real, ya se puede hackear el marcapasos, el sistema de diálisis o la bomba de insulina. Bienvenido a un mundo de cibersicarios.

      Saludos, csc212
      PD. Mas información: http://www.elmundo.es/tecnologia/2013/11/09/527cabc368434126528b4573.html

      Eliminar