27 de diciembre de 2013

5 soluciones a problemas de pareja

Hay varias cosas que deben suceder para que una pareja resuelva sus conflictos. Lee este texto y descubre cinco principios que te ayudarán a usar tus argumentos y tal vez incluso salvar tu relación de pareja


¿Discutís sobre dónde ir a cenar? ¿Quién dejó abierta la tapa del tubo de pasta de dientes? ¿O se trata de algo más grave como la forma de inculcar disciplina a tus hijos? No importa el problema, el Dr. Kelly E. Johnson, autor de la Relation Problem Solver para el amor, matrimonio y citas, puede ayudarte a descubrir la forma de comunicarte y llegar a una mejor resolución de los conflictos. 

Hay varias cosas que deben suceder para que una pareja resuelva sus conflictos:

El primer paso en la solución de un conflicto de pareja siempre es el compromiso de dejar de gritar al discutir y mientras se habla sobre el problema debéis estar de acuerdo en respetar las opiniones del otro. El segundo paso es en realidad identificar el problema y luego decirle a tu pareja tu queja específica y cómo te sientes. Estos dos pasos se deben hacer en primer lugar, o el proceso de negociar algún tipo de compromiso no tendrá sentido. Cuando estés listo para pasar al tercer paso, hay varios principios fundamentales que deben respetarse.
5 soluciones a problemas de pareja
5 soluciones a problemas de pareja

Principio nº 1: Tú y tu pareja nunca debéis mantener una cuenta corriente de "ganancias" y "pérdidas" en las negociaciones. 


Lamentablemente este es uno de los mayores errores que hacen las parejas. La mayoría de la gente no va admitir esto en voz alta, pero de forma interna están llevando la cuenta, esperando el día en que finalmente lleguen a "ganar". Cuando escuchas a tu pareja (o a ti mismo) quejarse, "Se trata siempre de la misma rutina. ¡Es mi turno ahora!" es el momento de darse cuenta de que se mantiene la puntuación.

¿Por qué no se debe llevar un registro de victorias y derrotas para que con el tiempo las cosas se igualen? Sólo tendría sentido a veces para ganar una discusión, y te voy a conceder que tu pareja debe ser una asociación entre iguales. El problema de llevar la cuenta es que el registro de victorias y derrotas por lo general se convierte en el factor más importante en la resolución de una controversia, en vez de la necesidad de entender cada tema por sí mismo. Un amigo mío me dijo una vez con orgullo que él se había salido con la suya cuatro veces por semana, en comparación con su esposa que sólo lo hizo dos veces. No le importaba si estaba bien o mal, con tal de que él consiguiera tener la última palabra y ganar la discusión. Para él, ceder significaba que de alguna manera era "débil" y perdía el control. Aunque me pareció que estaba completamente loco (y así se lo dije), traté de hacerle entender que este comportamiento sólo serviría para abrir una brecha en su matrimonio y hacer que su mujer se disgustara con su competitividad.

El compromiso no es un signo de debilidad personal. Puede ser algo muy difícil de hacer, pero es el reto de limpiar la pizarra antes de abordar una nueva edición de la pareja. Si eres terco y sólo estás interesado en apuntar tantos en el marcador, entonces no serás capaz de ver el problema con claridad. Será una muy mala decisión podría hacer que dañe irreversiblemente tu relación.

Principio nº 2: La forma de comunicarte que usas con tu pareja es muy importante para determinar el resultado de cualquier problema. 


A pesar de que puede que tengas razón, no...

CONTINUA EN:

6 comentarios:

  1. Las formas son tan importantes como el fondo. A veces, aunque tengas razón, pierdes la batalla y quedas como el malo por culpa de la manera de comunicarlo. Hay que mantener la cabeza fría y no decir cosas de las que te puedes arrepentir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas formas, una discusión con una mujer siempre acaba en "si, cariño".

      Un saludo

      Eliminar
  2. Lo importante es no perder la comunicación y saber que una mano lava la otra y las dos lavan la cara.

    En casa también se acaban con "si, mi amor"...Otras veces termina con ella de rodilla a la vera de la cama, diciendo..."Sal de ahí, cobarde" ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni la comunicación ni el respeto. Si se pierde el respeto, es muy difícil salvar la relación.

      Un saludo, Manuel

      Eliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo en que el respeto debe ser el pilar básico de la relación. En la mayoría de los casos la terapia de pareja resulta muy beneficiosa en la relación de una pareja. Casi siempre se mejora la comunicación y se fomenta el vínculo entre las dos personas. En el enlace a la web hay información detallada sobre el tema.
    Espero que sea de ayuda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, muchas gracias por tu enlace, la información es muy buena

      Un saludo.

      Eliminar