3 de mayo de 2014

El Asno y el Tigre

Nunca se había visto un asno en una remota región de China, hasta el día en que un excéntrico, ávido de novedades, se hizo llevar uno por barco. 


Pero como no supo en qué utilizarlo, lo soltó en las montañas.

Un tigre, al ver a tan extraña criatura, lo tomó por una divinidad. Lo observó escondido en el bosque, hasta que se aventuró a abandonar la selva, manteniendo siempre una prudente distancia.

El Asno y el Tigre
El Asno y el Tigre
Un día el asno rebuznó largamente y el tigre echó a correr con miedo. Pero se volvió y pensó que, pese a todo, esa divinidad no debía de ser tan terrible. Ya acostumbrado al rebuzno del asno, ...

CONTINUA EN:
http://www.elartedelaestrategia.com/_manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf

4 comentarios:

  1. Algunos sólo saben dar coces o rebuznar. No son de temer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvo en el caso de que hagan carrera en la política (cosa fácil, sobran ejemplos), entonces si que acojo...

      Un saludo

      Eliminar
  2. ;D tu comentario Carlos me ha gustado mucho...Hay políticos que solo hacen eso rebuz... Opinar ;D


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo si es un Nicolás Masburro

      Saludos

      Eliminar