Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

29 de mayo de 2014

La verdadera valentía

La fiel Infantería ya no iba a aguantar mucho mas, estaba diezmada tras interminables combates contra un enemigo que no dejaba de presionar nuestras posiciones.  El Regimiento de Húsares en reserva de la División estaba a punto de recibir la orden de entrar en combate. La situación no pintaba muy bien y la carga que iba a realizar esta unidad iba a tener numerosas bajas. Cuando se empeña la reserva de la Caballería para intentar salvar la batalla, los jinetes saben que el sacrificio exigido va a ser muy grande. 

El miedo estaba pintado en el rostro de los soldados de los escuadrones que esperaban que de un momento a otro sonara el clarín que les llevaría en una enloquecida galopada hacia un destino incierto. Los sables ya estaban desenvainados y el miedo se podía respirar en el ambiente. La tensión de la espera puede acabar con los nervios del más templado.

Carga del Regimiento de Caballería "España" en la batalla de Bailén. Guerra de la Independencia
Carga del Regimiento de Caballería "España" en la batalla de Bailén. Guerra de la Independencia. Óleo de Ferrer-Dalmau
Un Teniente veterano y curtido en mil batallas se dio cuenta que otro compañero Oficial bisoño a duras penas podía controlar su miedo y que estaba a punto de derrumbarse. Empezó a preguntarle de forma socarrona si no iba a volver grupas al enemigo o tal vez vaciar su vientre sobre la montura, a lo que el inexperto y joven oficial le respondió: "si vuestra merced tuviera el mismo miedo que ahora tengo yo, haría bastante rato que se habría derrumbado; sin embargo, aquí me tiene aguantando el tipo y esperando la orden de cargar".

El veterano se descubrió ante lo dicho por el bisoño. 

No tener miedo es de temerarios; pero tener miedo, mucho miedo, y a pesar de todo aguantar y seguir adelante, eso es ser verdaderamente valiente. 


6 comentarios:

  1. Saber gestionar el miedo. Eso sí que es valentía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así de sencillo, pero hay que echarle valor

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Cayetano me quito el comentario...Controlar el miedo es de valiente.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hice el artículo recordando otro comentario tuyo en otro post sobre cuando te decidiste venir a España. Sobreviviste a tu carga de Caballería y ahora sabes cómo vencer al miedo

      Saludos

      Eliminar
  3. Aguantar es muy difícil... caer y levantarse cuesta, pero lo duro es volver a quedarse ahí. Un año y otro... y otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que resiste, vence. Ese es el truco: es duro, pero funciona

      Saludos, csc

      Eliminar