8 de agosto de 2014

5 trucos para manipular a tu jefe

Ya sea para conseguir un aumento de sueldo o para conseguir un favor, hay técnicas para manipular a tu jefe que te permiten alcanzar más fácilmente tus objetivos.


Expertos en gestión compartirán sus trucos contigo. 

5 trucos para manipular a tu jefe. Adularlo discretamente
5 trucos para manipular a tu jefe. Adularlo discretamente

1. Empieza a adularlo discretamente 



En presencia de tu jefe, un paso en falso puede ocurrir en cualquier momento. Incluso es muy común hacerlo en la primera frase en el despacho de tu jefe, explica Monica Wofford, experta en liderazgo y autora de un libro sobre la neutralización de personalidades tóxicas. Si dices "¿molesto?" asomando tu cabeza en su oficina, inconscientemente, empiezas a rebajarte. ¡Por supuesto que tu jefe se siente abrumado! Di más bien, "¿le puedo robar un segundo? '". Una manera de halagar al principio... discretamente.


2. Interpreta su actitud para leer sus pensamientos 



¿Está en un buen estado de ánimo? Apenas entres en su despacho, deberías saberlo. Si inclina la cabeza hacia la izquierda, es que está relajado y potencialmente favorable a tu solicitud. Pero si tu jefe se ve inclinado hacia el lado derecho es el hemisferio izquierdo del cerebro el que funciona, una señal de que necesitas tener un fuerte argumento para convencerlo.

¿Quieres conseguir un aumento de sueldo, por ejemplo? Deberías conocer también algunos conceptos de Sinergología. "Más del 80% de nuestras comunicaciones funciona a través de canales no verbales", dice Martine Sinergología Hermann, especialista y entrenadora de lenguaje corporal. Mira a los ojos de tu interlocutor. Hay un pequeño músculo en el ojo que se contrae cuando no estás a gusto: la pupila. Podemos aprender algunos trucos sencillos. Por ejemplo, si tu jefe se pellizca la nariz, es una señal de que se "siente" que lo que dices no le gusta. Son pistas que pueden ayudarte a ajustar tu argumento.

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. La línea entre la decencia ética y el peloteo servil es muy quebradiza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la famosa línea gris, donde lo blanco y lo negro se difuminan

      Un saludo

      Eliminar
  2. Voy a guardarlo...De momento no hacen falta, pero ya sabes ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe, Manuel, es una buena idea poner un vela a Dios y otra al Diablo, por lo que pueda suceder...

      Saludos

      Eliminar