Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

25 de septiembre de 2014

4 tips para detectar a un mal líder

Aprende las tácticas utilizadas por los malos líderes y los líderes nefastos. Inspirado por algunos ejemplos recientes de mal liderazgo, te señalo algunas de las tácticas utilizadas por los "jefes nefastos." 


1. Usan amenazas y castigos 


El castigo es simplemente una mala y generalmente ineficaz táctica de liderazgo. El objetivo del castigo es detener los comportamientos no deseados. No hace nada para fomentar las conductas positivas y productivas en los empleados. Las personas que son castigadas o amenazadas con el castigo sienten resentimiento.

Desde la perspectiva del líder, el castigo es ineficaz, ya que le convierte en un "agente de policía," constantemente en guardia para detectar a cualquier sospechoso y a todos los delincuentes (el castigo sólo es eficaz si se produce inmediatamente tras la comisión de la falta).

Las amenazas sólo pueden ser eficaces si un jefe está dispuesto a seguir adelante con la amenaza de castigo ("haz eso otra vez y te sancionaré"). Si no quieren o no pueden seguir con su amenaza, entonces se verá como una amenaza "en vacío", y el líder perderá el control.

4 tips para detectar a un mal líder
4 tips para detectar a un mal líder

2. Usan tácticas de miedo 


Los líderes a veces usan el miedo para tratar de conseguir que sus subordinados sigan las directrices o como una estrategia de motivación ("si la producción no se recupera, muchos van a perder sus puestos de trabajo"). Similar a las amenazas, esta estrategia a menudo puede ser contraproducente. El miedo puede causar estrés, y llevada al extremo, una reducción del rendimiento y de la eficiencia.

El uso común del miedo se produce cuando...

CONTINUA EN:

4 comentarios:

  1. Típico de muchas "empresas" españolas tradicionales donde el dueño era el gestor. Así han ido algunas. Mi hijo mayor estuvo al principio de su vida laboral en una cuyo jefe lo más bonito que les decía a sus empleados era: sois unos hijos de puta
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Individuos de esta calaña abundan en cualquier jerarquía, y entre los políticos empiezan a ser una epidemia. Como la peste negra, o el ébola.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Como dices, hay muchos como estos líderes. Incluso están muy cerca de nosotros...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, como bien dices en otras ocasiones, tener un buen jefe es una gran suerte. Lo malo abunda y lo bueno escasea.

      Saludos

      Eliminar