Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

12 de marzo de 2015

2 tipos tóxicos de mucho cuidado

Nadie se salva... En la vida cotidiana estás expuesto a convivir junto a una persona tóxica. Puede ser tu vecino, un compañero gilipollas o incluso un familiar.


Si alguna vez has pasado algún tiempo con alguna personalidad tóxica, seguro que ya habrás notado lo destructivos y agotadores que pueden llegar a ser.

2 tipos tóxicos de mucho cuidado

2 tipos tóxicos de mucho cuidado


EL AGRESIVO-PASIVO


Cómo detectarlos

El uso del término agresivo-pasivo no implica el sexo de una persona, sino su grado de toxicidad. Un encuentro con un individuo así es como probar un limón. No es demasiado amargo, pero todavía te deja cierto sabor amargo. Estas personas son generalmente agradables, pero que no les gusta ser superados por nadie. Esto puede deberse a que son profundamente inseguros.

Por ejemplo, cuando te encuentras con ellos una noche por tu ciudad, escucharás que dicen cosas como:

"Se te ve linda, pero, ¿vas cómoda con esos zapatos?"

"No te lo tomes a mal, colega, ¿pero no es esa una camisa de un tamaño demasiado pequeño?" El que lo pregunta, va marcando pectorales... y barriga cervecera.

Instrucciones de uso

No reírse de ellos. "No, me siento cómodo. Gracias por tu preocupación ".
No burlarse de ellos. "¿Estás muy celoso?"

EL(LA) NOVIO(A) DE MURPHY (GAFE) 


Cómo detectarlos

Son un pariente cercano del quejica crónico y esta persona parece que cumple todos los enunciados de la ley de Murphy. Su vida discurre como una mala comedia. Su hámster murió la noche anterior, y de camino a su trabajo, chocó por detrás con otro coche, se metió en una acalorada discusión con el conductor, y llegó en el trabajo con un ojo morado. Cuando los ves, es fácil de detectarlos por sus hombros encorvados y la cabeza inclinada. 

Instrucciones de uso

Esta persona realmente merece nuestra compasión y comprensión. Diciendo: "lo siento estás teniendo un mal día," no va a parar de contarte sus penas. Ofrece una escucha comprensiva pero establece tus límites, pues pondrá a prueba tu energía y espíritu.

Mantén un poco de distancia, especialmente si eres alguien que absorbe la energía de otras personas como una esponja.

Te puede interesar


6 comentarios:

  1. Discrepo con ser tolerante con personas tóxicas. Al tiempo aportan más problemas que beneficios. El retirarles todo contacto con uno resulta más efectivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mas sensato es alejarse de personas problemáticas ya que no ganas nada y pierdes mucho... o todo.

      Un saludo, y bienvenido, Carlos

      Eliminar
  2. Son esas personas que tienen "mal rollo"o metepatas que te suelen poner nervioso. No se gana nada junto a ellos y sacan de ti todo lo malo, auque no quieras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces llego a pensar que son enviados del demonio para tentar nuestra paciencia.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Conozco algunos cuantos en mi trabajo...Sobretodo de la primera categoría...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el trabajo, en la familia (el tópico de los cuñados, por ejemplo), en las amistades, en lugares públicos, en la televisión... Son una peste, son vampiros que te sorben la energía.

      Saludos

      Eliminar