22 de marzo de 2015

5 trucos de la mente para comer menos y engañarse a uno mismo

Los 5 más fáciles trucos de la mente para hacer que comas menos. 


No se trata de cuestiones esotéricas ni mágicas. Son unos trucos mentales científicamente probados que la gran mayoría de la gente desconoce (y por lo tanto no aplica) y que pueden ayudarte a controlar mejor tus porciones de comida a lo largo del día.

5 trucos de la mente para comer menos y engañarse a uno mismo

5 trucos de la mente para comer menos y engañarse a uno mismo 

1. Usa platos más pequeños


A causa de algo que se llama la ilusión Delboeuf, terminas sirviéndote raciones más pequeñas, y tu cerebro en realidad piensa que estás comiendo más.

En realidad, esto no es nada nuevo. Siempre he sabido esto pero nunca me fijé en ello. Todos sabemos que es verdad, ¿no?

Los grandes platos te hacen comer más y los pequeños platos te hacen comer menos. Las pequeñas cantidades de comida que se sirven en platos grandes te hacen sentir triste y ligeramente asesino ... y por eso que no entiendo por qué algunos restaurantes hacen eso. 

Así que sí, platos pequeños son mejores. 

2. Los colores del plato para contrastar con los alimentos. 


Una vez más, esto es otra ilusión Delboeuf, pero parece que terminas sirviéndote menos si tu comida no se mezcla con el color del plato. Supongo que es porque con colores que contrastan, vas a ver más claramente el glotón que realmente eres.

3. Usa un tenedor grande. 


Al parecer, hay un estudio que muestra que si comes con un tenedor grande, comerás menos . Esto no tiene mucho sentido para mí, pero estoy dispuesto a probarlo.

5 trucos de la mente para comer menos y engañarse a uno mismo

5 trucos de la mente para comer menos y engañarse a uno mismo 


4. Nunca comas bocaditos (patatas fritas, ganchitos, etc.) directamente de la bolsa. Pónlos en un plato. 


Creemos que las grandes bolsas de patatas fritas, por ejemplo, son malas porque vamos a comer más, pero resulta que los paquetes pequeños también hacen trucos en la mente.  

Una interesante investigación ha demostrado que tendemos a no comer del fondo de una bolsa de papas fritas o galletas si la bolsa parece ser demasiado grande, porque sabemos que obviamente estamos comiendo mucho, mucho más del tamaño de una porción. Así que vamos a engañarnos a nosotros mismos desde el principio. Así, cuando la bolsa es más pequeña, nuestro cerebro nos da el visto bueno para picar a destajo. Y eso puede significar comer más de lo que realmente queremos. 

Así que sólo hay que poner todo en platos pequeños. Con colores contrastantes. Y por último ...

5. Corta los alimentos en trozos pequeños. 


Una vez más, hay otro estudio para respaldar esto, pero tiene sentido, incluso sin la investigación, ¿verdad? Es la misma cantidad, pero es una ilusión óptica que hace que tu cerebro piense que está comiendo más de lo que realmente hay en el plato. 

Todo esto demuestra, en realidad, que en una dieta exitosa, todo está en la mente.


4 comentarios:

  1. Lo del plato pequeño funciona siempre. Parece que comes más que si elplato es grande. La vista es muy importante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vista es una de las grandes embaucadoras de la mente. El gin tonic es otro ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Por eso los platos son blancos en restaurantes, para que sirvas más.
    La idea de plato pequeño, con tenerdor grande es por las proporciones. Al verlo pequeño, en el tenedor grande (o verlo grande en el plato pequeño) te deja pensando que has comido suficiente.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poder del autoengaño esta subestimado, tanto para bien como para mal..

      Saludos

      Eliminar