27 de enero de 2016

Interpretar las emociones mediante la tecnología

El uso de psicología y del big data para interpretar las emociones y aplicarlo para estudiar cómo compra la gente y cómo mejorar los anuncios de vídeo, crea dudas sobre la confidencialidad y privacidad de las personas.


Paul Ekman, quizás lector de caras más famoso del mundo, teme haber creado un monstruo al dar pie a máquinas que sepan interpretar las emociones.


Este psicólogo de 80 años de edad, pionero en el estudio de las expresiones faciales en la década de 1970, creó un catálogo de más de 5.000 movimientos musculares para mostrar cómo la arruga más sutil de la nariz o una elevación de la ceja revelan emociones ocultas y así lograr interpretar las emociones más ocultas.

Interpretar las emociones mediante la tecnología
Interpretar las emociones mediante la tecnología
Actualmente, un grupo de jóvenes empresas como Emotient Inc., Affectiva Inc. y Eyeris están utilizando la investigación del Dr. Ekman como la columna vertebral de una tecnología basada en algoritmos para analizar caras de las personas y potencialmente descubrir sus sentimientos más profundos. En conjunto, están acumulando una enorme base de datos visuales de las emociones humanas, buscando patrones que puedan predecir las reacciones y comportamientos emocionales a una escala masiva.

El Dr. Ekman, quien accedió a convertirse en un asesor de Emotient, dice que se debate entre el poder potencial de todos estos datos para interpretar las emociones y la necesidad de garantizar que se utilice de manera responsable, sin violar la privacidad personal.

Hasta ahora, la tecnología se ha utilizado sobre todo para SIGUE LEYENDO...


5 comentarios:

  1. Se empieza con las emociones, luego con el pensamiento... 1984, cada vez más cerca el Gran Hermano.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De detectar emociones a hacer lo mismo con el pensamiento hay un paso muy pequeño. Y a veces, es casi mas interesante lo primero.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Yo todavía les veo directamente a la cara...Aun así no siempre las tienes todas consigo...E intentan engañar...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los seres humanos intentamos engañar. Creo que algunos simios también lo hacen, y por supuesto, todos los depredadores. El engaño forma parte de este mundo.

      Saludos

      Eliminar
    2. Es parte del juego de las relaciones interpersonales (en mi caso médico-paciente) y algunos creen que si engañan, tendrán mejor diagnóstico...

      Saludos

      Eliminar