Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

10 de junio de 2016

Cómo ser una mujer fatal

Una mujer fatal es lo que el macho alfa en hombre: un personaje mítico que llama la atención y despierta la envidia. ¿Cómo convertirse en mujer fatal?


Una mujer fatal  tiene un cuerpo de ensueño, un carisma desbordante, una presencia para competir con la imagen de cualquiera y es una devoradora de hombres.


La pregunta que surge es: ¿cómo convertirse en la mujer que llama la atención, se admira y secretamente se envidia? Me propongo dar algunas respuestas a esta difícil pregunta.

Cómo ser una mujer fatal
Cómo ser una mujer fatal

1. La feminidad en el centro del debate: El mito de la mujer fatal


Lo que hace tan irresistible a la mujer fatal es su capacidad de resaltar su feminidad sin dejar entrever su fragilidad. Es hermosa, inteligente, juguetona, carismática y parece capaz de enfrentarse a cualquier persona, independientemente de su sexo o edad.

Si se percibe como una mujer decadente de moral ligera, se escapa a la imagen común de "mujer fácil". Elige a su presa y conduce a su modo para conseguir lo que quiere. Más que físico, es su encanto y el aura que desprende lo que utiliza para seducir.

Sin revelar nunca sus sentimientos, tortura a sus amantes que, como hipnotizados, se rinden a sus deseos, sin apelar nunca a su racionalidad.

2. Adoptar una actitud de mujer fatal


Para convertirte en una seductora digna de ese nombre, debes SIGUE LEYENDO...


7 comentarios:

  1. Ya sabes cual es el animal más peligroso del mundo: Una mujer sentada en una esquina, sonriendo...Y además vestida de negro (o rojo)...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la primera impresión. En realidad, la peligrosa es la suegra.

      Saludos

      Eliminar
    2. Es posible que sea la suegra, pero ojo hijo de gato, caza ratón...Seguro la suegra se sentaba en la esquina...sonriendo... :D

      Eliminar
  2. Lo tendré en cuenta si decido el cambio de sexo.
    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con esa idea lo publiqué, para los indecisos ;-)

      Un saludo, Cayetano

      Eliminar
  3. Jaaaajjjjj no sabía que a la hembra alfa se le denominara así. A la vejez me he enterado,y porque me dijo una amiga, que yo era una alfa de esas. Pobre de mi si llego a saberlo antes ....claro que con el pelo blanco ya no existe peligro alguno. La culpa, toa toa de mi padre que sin saberlo me enseñó a ser como él. Alfa claro. Mi madre aun más Alfa y una "tía guena". Predestinada?


    El tópico de los colores me parece una bobada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has sorprendido, emejota, genio y figura. Ya nos contarás (si quieres, claro) alguno de los trucos de una "femme fatale"

      Saludos

      Eliminar