Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

4 de febrero de 2017

El necio que cargaba piedras

El maestro narró a sus discípulos el siguiente relato:  un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo.


Poco después tropezó con otra, igualmente la cargó. Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar.

El necio que cargaba piedras
El necio que cargaba piedras
¿Qué piensan ustedes de ese hombre? Preguntó el maestro

– Que es un necio -respondió uno de los discípulos- ¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?

Dijo el maestro: – Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aun la amargura de las propias equivocaciones. Todo eso lo debemos dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra nosotros mismos.

Si hacemos a un lado esa inútil carga, si no la llevamos con nosotros, nuestro camino será más ligero y nuestro paso más seguro.

Así dijo el Maestro, y los discípulos se hicieron el propósito de no cargar nunca el peso del odio o del resentimiento.



6 comentarios:

  1. Un peso que el maestro del quitó de encima.
    Saludos, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hace falta maestro, que nos podemos apañar solos para no cargarnos piedras.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. Los hay muchos así y que quieren que uno sea igual...

    Saludos Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi parte, con mis piedras voy servido, no pienso cargar con las ajenas.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias. El suyo también está muy bien.

      Un saludo

      Eliminar