La censura de Facebook

La censura de Facebook es cada día más sutil e insidiosa. Ahora, la censura de Facebook es automática y se ha puesto el turbo con la inteligencia artificial.


La censura de Facebook ya me ha vuelto a dejar otros treinta días bloqueado. Siempre tengo la duda de si algún alma sensible e inquisitorial se presta voluntaria a colaborar con la censura de Facebook. Sin descartar lo anterior (que hay mucho amargado suelto y sin medicar), creo que ahora mismo es la inteligencia artificial, el famoso algoritmo, el que hace las veces de censor.

La censura de Facebook
La censura de Facebook
La censura de Facebook, como cualquier otra censura o inquisición, tiene sus líneas que conviene no rebasar si no quieres que te bloqueen por sistema. Hay censura de tetas, cosa que no me acabo de explicar, pero son así, tienen esta fijación. Ya me censuraron en 2013 como se puede leer en este artículo.

Mis dos últimas ocasiones en que sufrí la censura de Facebook y su correspondiente bloqueo de treinta días fueron por publicar un vídeo en el que aparecía un sacerdote católico pillado en pleno acto de pederastia (sin que se viera al menor ni ninguna imagen de mal gusto) y una imagen de un fulano musulmán con un texto en que decía las barbaridades de costumbre pero que nadie acaba de combatir  no sé si por miedo o por ser políticamente incorrecto. Digo yo que a los que habría que censurar sería a las instituciones que permiten estos actos, no al que las publica pensando que aún queda algo de libertad de expresión.

Conozco a más personas a las que les ocurre lo mismo y están hasta las narices de la censura de Facebook. Parece ser que esta plataforma en la que me estás leyendo por ahora aun me permite publicar lo que Facebook me bloquea, así aprovecho para hacerlo mientras pueda.

Te preguntarás por qué, estando tan quemado con Facebook  sigo usando esta red social. 


El caso es que tengo muchas visitas de las que gran parte vienen a esta web y a otras que publico. Y de estas visitas, algunas personas hacen clic en la publicidad, lo que me da ciertos ingresos de dinero. Dinero que no me hará rico y ni siquiera me cambiará de situación económica, pero que me alegra por compensarme en cierta forma por el tiempo que empleo en publicar todo lo que de mi lees. Y ya que me estás leyendo, aprovecho para agradecer tu visita. 

Por supuesto, en cuanto aparezca una red social sin la censura de Facebook y donde tenga tantas visitas, abandonaré a semejante plataforma de hipócritas. Pero de momento, a tragar, ¡qué remedio me queda! Visto lo visto, a partir de ahora, y a ver si lo consigo, lo más fuerte que publicaré será lo del lobo que se come a caperucita y mis opiniones serán tan provocativas como la profundidad del pensamiento de Pablo Coello (al que por cierto, no le va nada mal). 

La censura de Facebook
La censura de Facebook

Lo que más me asusta no es solo la censura de Facebook. 


Es solo el primer paso y más evidente. Peor es como, poco a poco, las redes sociales de monopolios mundiales van condicionando las mentes y nos van llevando a un mundo ¿feliz?

Un mundo feliz, pero sin tetas. Y para muestra, un botón: en las playas, son las madres las que hacen más top less que sus hijas. Da que pensar. Dentro de poco, burkini obligatorio, ad maiorem gloriam Facebook (para mayor gloria de Facebook).

Estas son mis paginas censuradas:


6 comentarios:

  1. Ya me extrañaba a mí que no estuvieras presente estos días por facebook. Maldita censura. A mí lo más fuerte que me hicieron fue prohibirme una imagen, un montaje, divertido creo yo, donde aparecía una tribu en la que el jefe aparecía sentado en el suelo con un ordenador portátil y a su alrededor niños en taparrabos y una anciana con los pechos aplastados colgando, nada erótico; pero debió herir alguna sensibilidad por mostrar cuerpos desnudos, al menos parcialmente. Creo que aquí faltaba un poco de sentido del humor. En fin...
    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó citar que tampoco tiene sentido del humor. Siempre he desconfiado de ese tipo de personas. Me fío mas de un alienigena.

      Un saludo, Cayetano

      Eliminar
  2. Como refieres, hay mucho puritano suelto y sin medicar.
    Yo también tengo la percepción que nos quieren acorralar...Sig usando facebook, pero me resulta a veces complicado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todo el mundo siente como un extraño malestar, de esos que no saben identificar, pero que anda por la cabeza de cada cual.

      Un saludo, Manuel

      Eliminar