Mostrando entradas con la etiqueta fuerza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fuerza. Mostrar todas las entradas

Concentre sus fuerzas


Conserve sus fuerzas y su energía manteniéndolas concentradas en su punto más fuerte.


Concentre sus fuerzas
Concentre sus fuerzas
Ganará más descubriendo un rico yacimiento y explotándolo en profundidad, que pasando de un yacimiento pobre a otro: la intensidad siempre triunfa sobre la dispersión. Cuando busque fuentes de poder que puedan promoverlo, procure encontrar siempre el patrón clave único, la vaca lechera que pueda ordeñar durante largo tiempo.

En China, a principios del siglo VI a.C., el reino de Wu inició tina guerra con las vecinas provincias del norte del Reino del Medio. Wu era una potencia en expansión pero carecía de la gran historia y civilización del Reino del Medio, que durante siglos había sido el centro de la cultura china. Al derrotar al Reino del Medio, el rey Wu elevaría de inmediato su posición. 

La guerra comenzó con grandes fanfarrias y varias victorias, pero pronto se estancó. Una victoria en un frente sólo lograba que los ejércitos de Wu quedaran vulnerables en el otro. El principal ministro y asesor del rey, Wu Tzu-hsiu, le advirtió que el estado bárbaro de Yueh, ubicado hacia el sur, estaba comenzando a advertir los problemas del reino de Wu y planeaba invadirlo. El rey rió: una victoria importante más y el gran Reino del Medio sería suyo.

En el año 490, Wu Tzu-hsiu envió a su hijo al reino de Ch'i, donde se hallaría a salvo. Con este proceder dio al rey una clara señal de que desaprobaba la guerra y creía que la ambición egoísta del soberano estaba conduciendo a Wu a la ruina. El rey, que se sintió traicionado, se volvió contra su ministro, lo acusó de deslealtad y, en un acceso de ira, le ordenó suicidarse. Wu Tzu-hsiu obedeció, pero antes...

CONTINUA EN:

Astucia o fuerza

Considero cosa ciertísima que rara vez o nunca llegan los hombres de escasos medios a elevado rango sin emplear la fuerza o la astucia, a no ser que lo obtengan por herencia o donación.



Astucia o fuerza. Zorro
Astucia o fuerza. Zorro

Creo también que en muchas ocasiones la fuerza sola no basta; pero sí la astucia. Un príncipe deseoso de realizar acciones memorables, necesita aprender a engañar. Creo, pues, que jamás persona alguna de humilde estado ha logrado gran poder sólo por medio de la fuerza, empleándola franca e ingenuamente; pero sí sólo con la astucia. Se ve, pues, que los romanos al principio de su engrandecimiento no dejaron de emplear la astucia, recurso siempre necesario para los que, de pequeños, quieren llegar a la grandeza, y menos vituperable cuanto más disimuladamente se emplea, como lo hicieron los romanos. (Maquiavelo. Discorsi sopra la prima deca di Tito Livio, 2, XIII)

Aunque socialmente se desdeñe el uso de la astucia y se premie el “ir de frente”, en asuntos públicos es más seguro el uso de la astucia y del engaño. Nunca actuar de forma franca, buscar el punto débil.

Fuente:

Para saber mas:

Mente de Jedi



“Tus ojos pueden engañarte, no confíes en ellos”, se cita en la película “La guerra de las Galaxias” cuando el maestro de esgrima entrena al protagonista. Naturalmente, sólo “la fuerza” es de fiar.

El cerebro humano tiende a completar la información que recibe incompleta. Gracias a esta facultad de la mente hemos sobrevivido como especie, aunque toda moneda tiene dos caras.

Noticia publicada hace pocos días: “la madrugada de este sábado, sobre las 06.00 horas, un accidente de carretera cuesta la vida a dos jóvenes al salirse de la calzada el vehículo que conducían”. Sea sincero consigo mismo y pruebe a ver cómo interpreta esta información. Le voy a ahorrar el esfuerzo: jóvenes, venían de una discoteca, iban hasta el culo de alcohol y otras sustancias, conducían a gran velocidad y todo junto ha provocado el fatal accidente. Nuestro cerebro ha hecho su trabajo y ha rellenado la información faltante.

Sin embargo, la información completa (que no publicaron los medios) es la siguiente: “dos jóvenes, guardias de seguridad en turno de noche, al salir de su trabajo y debido al hielo y lo mal peraltada que estaba la curva que tomaron, perdieron el control del vehículo y se salieron de la vía con fatal desenlace. Esta curva es un punto negro en el que ya habido varios accidentes, algunos de ellos, mortales. Según las primeras diligencias, no se encuentra rastro de alcohol ni otras sustancias y las rodadas del vehículo demuestran que estaban despiertos”.

¿Verdad que ha cambiado sensiblemente la noticia? Saque Usted las conclusiones que le apetezcan.


Que la fuerza le acompañe. O por lo menos, el sentido común, que no es poco.