29 de julio de 2011

Maquiavelo y la Diplomacia

Maquiavelo realizó un total de 30 misiones diplomáticas de gran importancia, algunas con el rey Luis XII de Francia y otras con César Borgia. 


Estuvo en Francia en 4 ocasiones, recorrió Suiza y el Tirol; incluso visitó Mónaco, para celebrar negociaciones con el príncipe reinante.


Diplomacia y Maquiavelo
Diplomacia y Maquiavelo

Fidelidad a la palabra dada

Maquiavelo dice: No puede un señor prudente - ni debe- guardar fidelidad a su palabra cuando tal fidelidad se vuelve en contra suya y han desaparecido los motivos que determinaron su promesa. Si los hombres fueran todos buenos, este precepto no sería correcto, pero- puesto que son malos y no te guardarían a ti su palabra- tú tampoco tienes por que guardarles la tuya.

Alianzas

Maquiavelo dice: Hay que guardarse de entablar una alianza con alguien mas poderoso que tu para atacar a otros, a no ser que te veas forzado a ello. La razón es que en caso de victoria te haces su prisionero y los príncipes deben evitar en la medida de lo posible el estar a discreción de los demás. También se adquiere prestigio cuando se es un verdadero amigo y un verdadero enemigo, es decir, cuando se pone resueltamente en favor de alguien contra algún otro. Esta forma de actuar es siempre más útil que permanecer neutral, porque cuando dos estados vecinos entran en guerra, como son de tales características que si vence uno de ellos haya de temer al vencedor. El vencedor no quiere amigos dudosos que no lo defiendan en la adversidad; el derrotado no te concede refugio por no haber querido compartir su suerte con las armas en la mano.

Prestigio

Maquiavelo dice: Ayuda también bastante dar ejemplos sorprendentes en su administración de los asuntos interiores, de forma que cuando algún subordinado lleve a cabo alguna acción extraordinaria (buena o mala), se adopte un premio o un castigo que de suficiente motivo para que se hable de él. Hay que ingeniárselas, por encima de todo, para que cada una de nuestras acciones nos proporcionen fama de hombres grandes y de ingenio excelente. Hay muchas gentes que estiman que un príncipe sabio debe, cuando tenga la oportunidad, fomentarse con astucia alguna oposición a fin de que una vez vencida brille a mayor altura su grandeza.

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. No pretendo enmendar la plana a tanta sabiduría y poder. Solo me pregunto:
    1. Si tu lo haces, ¿no cabe esperar que te harán igual? ¿Qué sucederá cuando nos encerremos 4 tigres en una sola jaula? ¿y si el otro ya leyó el pte. texto y, además, es más frío e infiel que tú?
    2. La política es maquiavélica y ya demostró todo lo que puede dar: ¿hay que suponer que solo podemos esperar más de lo mismo?

    ResponderEliminar
  2. Sr. Anónimo, en mi opinión, le puedo decir que:
    1/ tiene Ud. razón, los demás harán lo mismo. Si hay cuatro tigres, se atacarán y vencerá el más habil y/o fuerte. Sin embargo, si encierra tres tigres y un cordero, ya conoce el final (del cordero)
    2/ Lea la historia y vea las noticias. Y ya me contará.

    Saludos

    Carolus

    ResponderEliminar