4 de febrero de 2012

Antes tontos que muertos


Pino Aprile, va fundamentando su exposición en cinco leyes principales que son el resumen preciso de una elaboración fundamentada de su particular visión de la estupidez en una sociedad que va alcanzando cada día sus cotas máximas. 

Antes tontos que muertos
Entre el humor, la ironía, la observación de los comportamientos de la sociedad actual y pasada, recorre su primigenia idea de la estupidez como modo actual de supervivencia: "Los inteligentes han construido el mundo. Pero quienes lo disfrutan y triunfan el él son los imbéciles".

Cabría preguntarse aquí cuál fue la gran semilla del error en esa terrible construcción que dio paso a este resultado tan amorfo y aniquilador de lo más preciado del ser humano para que en esta sociedad actual se convirtiera en un elemento peligroso: la inteligencia. Sea como fuere, los especialistas en el arte de la rapiña de ideas son legión y, aunque imbéciles pues solo saben copiar de los que sobresalen, es tanta su extrema especialización que se comen, para disfrutar ellos acto seguido de los resultados obtenidos, a los padres de todos los inventos o ideas favorables.

Estas leyes son de una retórica humorística, pero no por ello menos ciertas:

"Primera ley sobre el fin de la inteligencia: "El imbécil sobrevive. El genio se extingue".
"Corolario de la Primera ley: "Antes tontos que muertos".

CONTINUA EN:

1 comentario:

  1. Hola Carolus:

    Estoy trabajando sobre una entrada en relación al cerebro de adolescente. Habla sobre que nuestros cerebros, pese a lo que siempre se ha pensado, completa su desarrollo en la pubertad. Parece ser que el cerebro alcanza su cénit en esos años y luego, tras un subterfugio del mismo órgano, seguimos vivo...

    Te traigo esto a colación porque me lo ha recordado...

    Saludos

    ResponderEliminar