Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

15 de noviembre de 2012

Ferrán Adriá, la potencia de la fama


Liderazgo. La potencia de la fama. La ‘insatisfacción creativa’, el concepto sobre el que Ferran Adrià basa su éxito  


Ferrán Adriá, la potencia de la fama
Ferrán Adriá, la potencia de la fama
Este ‘chef’ genial, que ha roto los moldes de la cocina mundial, se ha revelado también como un emprendedor dotado de una gran capacidad para convertir su imagen y credibilidad en un motor de generación de nuevos negocios. Y casi sin invertir dinero.

Es, según The New York Times, posiblemente el chef actual más importante, por encima de cualquiera de los grandes chefs franceses. Pero Ferran Adrià, que ha creado un auténtico imperio de empresas de catering y gestión hotelera, servicios de consultoría o de edición a partir de su restaurante, el Bulli, no parece darle demasiada importancia a su éxito. “Ha sido en buena parte el efecto de tres o cuatro grandes portadas, como la de Time o Le Monde. De modo que cuando alguien me pregunta cuál ha sido el modelo de negocio, le digo que no hay tal modelo. Lo nuestro es irrepetible ¿O es que se puede comprar una portada de Time?”, afirma el chef catalán.

Pero la explotación inteligente de “las Grandes Portadas” no deja de ser un modelo en sí mismo. Y si la utilización de una potente imagen de prestigio para generar un flujo de actividades diversificadas es de manual, nadie en la restauración la había llevado a cabo con la maestría de este genial chef (el mejor del mundo, según sus propios colegas de oficio). Ni siquiera los grandes de la cuisine française como Bocusse, Duchase o Robuchon llegaron tan lejos como Adrià en su actividad empresarial.  

CONTINUA EN:



4 comentarios:

  1. Adrià, lo que a hecho es evolucionar. De tener un problema (una pantilla que eventualmente no se sostendría con un restaurant) a una solución: Invetigación de mercado y potencial crecimiento en el mismo. El resultado: Una empresa de éxito.

    Hay que correr riesgo en todo. En este caso quizás fue más planificado que el riesgo que se corre en otras investigaciones y empresas. pero quien no arriesga, ni gana ni pierde.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el truco de este caso: empezar de una forma y adaptarse aunque te desvíes de cómo empezó todo.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Un experto en vender humo.
    Como en el retablo cervantino hay gente muy lista que es capaz de convencer al mismísimo emperador de que no va desnudo sino que su vestido sólo lo pueden apreciar y ver las personas inteligentes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces, el verdadero arte reside en la venta, mas que en el producto. En muchas obras de arte moderno ocurre esto

      Saludos, Cayetano

      Eliminar