15 de febrero de 2013

Imaginación y sencillez

Uno de los más memorables casos de estudio de la gestión japonesa fue el caso de la caja de jabón vacía, que ocurrió en una de las más grandes empresas de cosmética de Japón. La compañía recibió la queja de un consumidor que compró una caja de jabón y estaba vacía.


 Inmediatamente las autoridades aislaron el problema a la cadena de montaje, que transportaba todas las cajas empaquetadas de jabón al departamento de reparto. Por alguna razón, una caja de jabón pasó vacía por la cadena de montaje.


Imaginación y sencillez
Imaginación y sencillez

Los altos cargos pidieron a sus ingenieros que encontraran una buena y rápida solución del problema.

Solución A) 

De inmediato, los ingenieros se lanzaron a su labor para idear una máquina de rayos X con monitores de alta resolución manejados por dos personas y así vigilar todas las cajas de jabón que pasaran por la línea para asegurarse de que no fueran vacías. Sin duda, trabajaron duro y rápido.

Solución B) 

Cuando a un empleado común en una empresa pequeña se le planteó el mismo problema, no entró en complicaciones de rayos X, robots, equipos informáticos o complicados; en lugar de eso planteó otra solución: Compró un potente ventilador industrial y lo apuntó hacia la cadena de montaje. Encendió el ventilador, y mientras cada caja pasaba por el ventilador, las que estaban vacías simplemente salían volando de la línea de producción.


4 comentarios:

  1. A veces lo más ingenioso no es lo más caro. No todo lo resuelve el dinero.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las ideas geniales son simples, nunca nada complicado fue genial.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar
  2. La solución siempre es lo más sencillo...Eso lo aprendo todo los días de mis hijos

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños son grandes maestros. Por mi parte, también sigo aprendiendo de ellos, tienen una lógica perfecta.

      Saludos, Manuel

      Eliminar