Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

1 de diciembre de 2013

Lo que no conocías de un banco supersecreto y real

El BIS ha tenido de hecho una historia fascinante y a veces sombría en la primera línea de los grandes eventos, entre ellos la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial y la creación de la Unión Monetaria Europea. Pero, en realidad, ha sido más un testigo de la historia que un fabricante de la misma 


El libro de Adam LeBor sobre el Banco de Pagos Internacionales, en adelante BSI recuerda un poco la versión financiera de "Rosencrantz y Guildenstern han muerto," la obra de Tom Stoppard que coloca a dos personajes secundarios en "Hamlet" en la vanguardia de la acción, mientras que los grandes acontecimientos del desarrollo del drama se desarrollna incomprensiblemente en el fondo. En el relato de LeBor, el BIS, un "banco de los bancos centrales", un oscuro establecimiento en Basilea (Suiza) en el año 1930 y tras la I Guerra Mundial, facilitó los pagos de indemnizaciones de Alemania. En secreto, ha sido un actor en la economía mundial durante más de 80 años. Hoy en día es "el banco más importante del mundo", una institución que prácticamente no rinde cuentas, y sin embargo, "durante décadas se ha mantenido en el centro de una red global de dinero, poder e influencia mundial encubierta."

Lo que no conocías de un banco supersecreto y real
Lo que no conocías de un banco supersecreto y real
El BIS ha tenido de hecho una historia fascinante y a veces sombría en la primera línea de los grandes eventos, entre ellos la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial y la creación de la Unión Monetaria Europea. Pero, en realidad, ha sido más un testigo de la historia que un fabricante de la misma, más Forrest Gump que Superman. Hoy, el BIS es al menos "el banco secreto que gobierna el mundo", como subtítulo de la obra conspiradora de LeBorEs un lugar de reunión del club de los banqueros de los Bancos Centrales. Las finanzas internacionales están dictadas en gran medida por las empresas bancarias globales, la Reserva Federal, el Banco Central Europeo y otros bancos centrales importantes que conforman la membresía del BIS. Muy a menudo dictan su política en asuntos de interés nacional o regional.

Aún así, hay buenas razones para contar la historia completa, y LeBor, un periodista con sede en Budapest, hace un trabajo encomiable en este relato bien documentado. El BPI ofrece una lección sobre la amoralidad de las finanzas y la necesidad de una mayor rendición de cuentas en los flujos internacionales de capital, una lección que seguramente resuene en una era en que los ejecutivos de Wall Street han evitado la culpabilidad por su papel en la estafa de financiación subprime.

Nacido en la clandestinidad en 1930, fue en parte la idea original de Montagu Norman, el gobernador de...

CONTINUA EN:


4 comentarios:

  1. Qué miedo dan los bancos -los del parque también, porque se te puede sentar al lado Forrest Gump- con ese poder tan grande que acumulan y esa capacidad para quitarse de en medio los estorbos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquiera sabe qué parte de la historia habrán cocinado a escondidas...

      Un saludo

      Eliminar
  2. Desconocía está entidad, pero a la vez no me sorprender leer sobre ella. Los bancos entre sí tienen un corporativismo real...Mutua ayuda hasta el final y el resto, que se j...a

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Internet se inventó hace siglos entre los Bancos, en el siglo XX nos limitamos a hacerlo popular.

      Saludos, Manuel

      Eliminar