25 de marzo de 2014

Como manejar el dolor de perder un ser querido

El duelo, tan simple como puede sonar la palabra, es duro, engañoso y depresivo para el individuo que tiene que pasar por el trágico proceso de perder un ser querido, ya sea si se trata del fin de una larga relación o de una muerte. 


Y la verdad es que las personas que nos rodean constantemente nos pueden decir que vamos a superarlo, mientras que es sólo el doliente quien sabe cómo ha cambiado su vida después del incidente. 

Como manejar el dolor de perder un ser querido
Como manejar el dolor de perder un ser querido
Sin embargo, el hecho es que tarde o temprano, tendrás que lidiar con el dolor y seguir adelante, incluso si tienes un vacío en tu vida. El dolor es uno de esas realidades que necesita ser enfrentada por cada individuo en un momento determinado de su vida. Mientras estamos con vida, tendremos diferentes circunstancias en las que se le llora.

CONTINUA EN:

6 comentarios:

  1. En principio el duelo fisiológico dura en torno a unos 3 meses luego de la perdida aproximadamente. Hay quienes lo supera más rápido, otros tardan un tiempo más largo. En todo caso siempre se pasa por todo las fases del proceso de duelo, que incluso, en pacientes terminales, se puede presentar en los familiares, antes de que fallezcan.

    Saludos Carolus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fases son muy parecidas (o idénticas) a las de la aceptación de la propia muerte. Desconocía el dato de los 3 meses.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  2. Todos estamos condenados a pasar por alguno. Y es algo que duele pero que se suele superar. Todo es cuestión de tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las maldiciones de la vida: ver morir a otros seres queridos hasta que como ironía final nos lloren a nosotros

      Un saludo

      Eliminar
  3. "Nunca adquiera algo que le causará más dolor al separarse de ello que la alegría que le produjo al poseerlo."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fácil de decir y difícil de hacer, pues no se pueden medir ni los placeres ni los dolores

      Un saludo, Olimpo

      Eliminar