23 de mayo de 2014

Terapia de pareja. Guía para principiantes

¿En qué consiste la terapia de pareja? 


Cuando hay que hacer terapia, los problemas más comunes que se tratan, lo que ocurre si uno de los miembros no colabora, como se desarrollan las sesiones y cuanto cuestan, los ejercicios que se realizan y la efectividad de la terapia de pareja.

1. ¿Cuando hay que acudir a una terapia de pareja?


Cuando la relación empieza a deteriorarse y se piensa seriamente que no se aguanta más y no se ve salida, es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda echar una mano. La posibilidad de la separación está siempre ahí, pero hay que tener en cuenta que es muy dolorosa, sobre todo cuando hay hijos pequeños.

La terapia de pareja es cosa de dos y normalmente es uno el que da la voz da alarma y el otro, al menos, tiene que estar dispuesto a colaborar. Si no es así, el que ve el problema todavía se puede acudir al profesional, que podrá ayudar aunque, lógicamente con menos capacidad de maniobra. El principal problema en el fallo de la terapia de pareja es que se acude al profesional cuando ya no hay solución.

Terapia de pareja. Guía para principiantes
Terapia de pareja. Guía para principiantes

2. ¿Ha aumentado el número de parejas que solicita estos servicios? Si es así, ¿a que se debe? 


Efectivamente, hay un aumento substancial los últimos años. Entre los factores que influyen está el hecho de que se ha avanzado muy positivamente en la libertad para plantear las quejas en la pareja, y que la terapia de pareja ha demostrado su eficacia en los últimos años y se tiene cada vez más confianza en la labor profesional de los psicólogos.

3. ¿Cuáles son los problemas más frecuentes que presentan estas parejas? 


El fallo en la comunicación es el más frecuente. Engancharse en discusiones inútiles y destructivas en las que se hace sufrir y se sufre tremendamente sin llegar a ninguna solución. También puede ocurrir lo contrario, no se hablan ni se comunican y la relación va muriendo. La vida laboral frenética que se lleva contribuye tremendamente a ello.

Otro problema frecuente es...

CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario