23 de diciembre de 2014

La historia del Rey que recobró la razón

Había una vez un rey sabio y poderoso que gobernaba en la remota ciudad de Wirani. Y era temido por su poder y amado por su sabiduría.


En el corazón de aquella ciudad había un pozo cuya agua era fresca y cristalina, y de ella bebían todos los habitantes, incluso el rey y sus cortesanos, porque en Wirani no había otro pozo. Una noche, mientras todos dormían, una bruja entró en la ciudad y derramó siete gotas de un extraño líquido en el pozo, y dijo: - "De ahora en adelante, todo el que beba de esta agua se volverá loco." 

La historia del Rey que recobró la razón
La historia del Rey que recobró la razón
A la mañana siguiente, salvo el rey y su gran chambelán, todos los habitantes bebieron el agua del pozo y enloquecieron, tal como lo había predicho la bruja. Y durante aquel día, todas las gentes no hacían sino susurrar el uno al otro en las calles estrechas y en las plazas públicas:

- "El rey está loco. Nuestro rey y su gran chambelán han perdido la razón. Naturalmente, no podemos ser gobernados por un rey loco. Es preciso destronarlo."

Aquella noche, el rey ordeno que le llevasen un vaso de oro con agua del pozo. Y cuando se lo trajeron, bebió copiosamente y dio de beber a su gran chambelán.

Y hubo gran regocijo en aquella remota ciudad de Wirani, porque el rey y su gran chambelán habían recobrado la razón.


4 comentarios:

  1. La locura de don Quijote es la mayor de las corduras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La locura parece ser algo relativo. Según contra qué fondo te pongas, destacas o eres invisible

      Un saludo

      Eliminar
  2. Hizo lo que la gente quería...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baltasar Gracián decía que "antes loco con todos que cuerdo a solas". Tal vez resume el cuento

      Saludos, Manuel

      Eliminar