Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

2 de enero de 2015

20 duras lecciones para aprender a los 20 años

Tus 20 años son la edad para descubrir lo que realmente te gusta del mundo y cómo encajas ahí. 


La transición de un estilo de vida sin responsabilidades importantes hacia el "mundo real" hace que los 20 años sean una década de duras lecciones. Dondequiera que estés en la edad de 20 años, ya sea si eres independiente o estás aún con tus padres, haciendo tu carrera o en la escuela de posgrado, puedes aprender de los que ya han pasado por esto. 

20 duras lecciones para aprender a los 20 años
20 duras lecciones para aprender a los 20 años

Aquí hay 20 duras lecciones que todas las personas deben aprender en sus 20 años


1. Tu visión del mundo probablemente podría ser defectuosa.


Es natural sentirte como si tuvieras una sólida filosofía de vida descubierta en el momento de graduarte en la universidad, pero lo más probable es redefinir la forma de ver las relaciones, la política, tu carrera, y cualquier otra cosa que te puedas imaginar. Como dice Rachel Laine, "descubres que todo lo que pensabas, todo lo que habías descubierto estaba trágicamente mal, irrisoriamente confundido o era absolutamente delirante."

2. Es más difícil que funcionen tus mentiras y excusas. 


Tal vez tenías la costumbre de salirte con la tuya cosas inventando historias para tus padres o profesores. Pero la mentira y el engaño no servirán más en tu vida profesional o personal.

3. Ya no puedes salir de fiesta como solías hacerlo. 


En la universidad es posible que hayas sido capaz de pasar una noche bebiendo como un pirata hasta las 2 de la mañana y llegar a clase a las 11 horas. Este tipo de estilo de vida es incompatible con la mayoría de las carreras. Y llegarás a encontrar que a medida que avanzas a través de los 20 años, tu cuerpo encuentra cada vez más difícil hacer frente a los excesos. Disfruta de tus vicios con moderación, haz ejercicio y come bien. Tu futuro yo te lo agradecerá.

4. Los demás se van a resentir si intentas tener siempre la razón. 


Vas a tener que dejar de estar en lo cierto en todos los temas, esto no es un concurso ni es un juego. No se puede ganar siempre en la vida. Así que vete pensando en decir "gracias por tu perspectiva. Voy a pensar en eso," o, "Me equivoqué. Lo siento."

5. La vida es dura y nunca se vuelve más fácil.


A medida que tus responsabilidades comienzan a acumularse a partir de los 20 años, te darás cuenta de que salir adelante - y sobre todo lograr un gran éxito - requiere mucho trabajo. Y siempre habrá fracasos y reveses.

"Vas a fracasar en la vida, una y otra y otra vez. No va a sentir que esto sea justo. Tal vez durante décadas. Tienes que seguir adelante. Sigue adelante." Los logros significativos requieren sacrificios y dedicación.

6. Las relaciones significativas son difíciles de mantener. 


Cuando decides considerar el matrimonio o por lo menos una seria relación romántica, te vas a dar cuenta de que requiere un montón de sacrificios y trabajo. Te darás cuenta de que lo mismo pasa con tus amigos más cercanos, que también vas a cambiar a medida que envejeces. Pero estas relaciones son más importantes para tu felicidad y satisfacción que cualquier otra cosa en tu vida.

7. Eres reemplazable en el trabajo. 


Muchas empresas...

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Una edad muy importante para entender el mundo y tomar decisiones, siempre que se haya madurado lo suficiente; cosa que, por desgracia, no ocurre siempre y menos en algunas generaciones sumamente infantilizadas como la actual.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende lo bien o lo menos bien que te haya tratado la vida hasta entonces, se toman decisiones mas acertadas. Actualmente, y salvo excepciones (que me consta que las hay y son los que se comerán todo el pastel), coincido contigo en que andan muy flojos a esa edad.

      Un saludo

      Eliminar