10 de febrero de 2015

5 sencillas tácticas de influencia para tu lugar de trabajo

El poder no se utiliza siempre como creemos. Aquí verás diferentes tácticas de uso del poder y cómo se utilizan a veces en el lugar de trabajo.


Múltiples tipos de poder


Aunque no lo sepas, hay muchas formas de traducir el poder en acciones concretas. En el mundo de los negocios, esta transformación de energía se centra en que alguien realice algo que queremos que haga. Algunos se centran en tratar de ser nuestro amigo, otros aparecen como un experto, hay quien aprovecha nuestras creencias personales o incluso mediante la presentación simple racional de las cosas. No importa de qué forma lo usen, hay tácticas de poder presentes en el lugar de trabajo, y mucha gente sabe cómo usarlas para conseguir lo que quieren.

5 sencillas tácticas de influencia para tu lugar de trabajo

5 sencillas tácticas de influencia para tu lugar de trabajo

Tácticas para aumentar tu poder


Es importante que entendamos e identifiquemos los diferentes tipos de tácticas de poder que están presentes en el lugar de trabajo. Lo interesante es, que una vez que las identifiques y asumas, comenzarás a notar que te desenvuelves mucho mejor en tu lugar de trabajo. Comenzarás a ver cuando alguien está utilizando estas tácticas y, en cierto modo, a comprender mejor cómo tratar con estas personas. Echemos un vistazo a las tácticas de poder.

Legitimidad


Procede tener una posición donde el poder se asocia con el estado o rango. Por ejemplo, un vicepresidente de un banco tiene un poder legítimo debido a su posición. Si le da una orden a alguien por debajo en el organigrama, tienen que seguir ese orden. Por lo tanto, legítimamente, el vicepresidente tiene el poder.

La persuasión racional


Este poder, por lo general, proviene de alguien que es un experto en su campo y se basa en el uso de la lógica y de la evidencia para influir en los demás. Un gran ejemplo de esto es un médico. Ellos son expertos en lo que hacen (o al menos esperamos que lo sean), y cuando nos dicen que tenemos que bajar de peso o que tienes que dejar de fumar, lo están haciendo desde una posición racional, de experto.

Apelación al propio interés


Cuando alguien despierta nuestro entusiasmo por un tema pulsando la tecla sobre lo que valoramos o lo que queremos llegar a ser u obtener, están usando la apelación al propio interés. Piensa en alguien que te dice que si sigues trabajando duro y con esfuerzo, habrá un ascenso para ti. Esa persona está aprovechando tus aspiraciones de conseguir un mejor trabajo con mejores salarios. Muchos gerentes y motivadores utilizan este tipo de poder.

Consulta


"Pedro, realmente necesito tu ayuda con este proyecto corporativa para tratar de obtener el dinero para hacerlo, y así podemos compartir el éxito." Ese es un ejemplo del poder de la consulta. Este tipo de poder suele basarse en la coerción o la recompensa para obtener lo que quiere una persona. Parecen que te están utilizando como consultor para ayudarles, y legítimamente, podrían muy bien ser así, pero es una táctica para llegar a que otros hagan lo que la persona quiere.

Intercambio


Muy simplemente, esto sucede cuando alguien te dará algo a cambio por algo que quiere. Una persona puede darte acceso a una pieza de maquinaria que necesitas para hacer un trabajo a cambio de que les des a alguien de tu personal para ayudar con un proyecto. Es una táctica de poder del tipo de toma y daca.

Te puede interesar

10 trucos para influir sobre las personas Estas son las maneras de ganar amigos e influir en la gente usando la psicología sin hacer que alguien se sienta mal.

4 comentarios:

  1. Y a veces el engaño puro y duro. Mentirte para conseguir algo de ti. Puede ser hasta peligroso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin engaño, no seríamos humanos, pero sería mejor que no hubiera tanto.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Últimamente hemos usado mucho el intercambio en el centro...

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En otros sitios se intercambian puñaladas, celebro que no sea el caso de tu centro

      Saludos, Manuel

      Eliminar