Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

5 de marzo de 2015

Cómo crear riqueza de una manera ridículamente simple

Todo lo que necesitas saber se puede resumir en dos sentencias. La creación de riqueza es algo simple y no requiere de suerte, genialidad, o conexiones especiales.


Para crear riqueza no tienes por que asistir a caros seminarios financieros de fin de semana ni aprender los últimos trucos vendidos por comerciales avispados. Como alguien dijo muy sabiamente: "el secreto es que no hay secretos."

La verdad de la fórmula de crear riqueza está en conocimiento del público y es fácil de entender. 

Cómo crear riqueza de una manera ridículamente simple

Cómo crear riqueza de una manera ridículamente simple 


De hecho, crear riqueza es tan fácil que se puede explicar en tan sólo dos frases:


1/ Ganar más de lo que gastas e invertir sabiamente la diferencia.
2/ Desarrollar hábitos diarios simples que den lugar a una acumulación de riqueza.

Lo sé... probablemente estés un poco decepcionado.

Tú querías algo nuevo, diferente e inteligente como el ingrediente fantástico que producirá resultados importantes, el legendario "secreto" cada vendedor te intenta vender.

En cambio, yo te doy algo peligrosamente similar a lo que te  hubiera dicho tu abuela. Estas mismas verdades fueron enseñadas por Benjamin Franklin cientos de años antes y reiteradas desde entonces por numerosas autoridades. Es la sabiduría intemporal demostrada durante siglos y que probablemente también te va a servir (si la pones en práctica).

En pocas palabras, si quieres la riqueza en tu vida con una mayor probabilidad de éxito, estas dos frases contienen la sabiduría esencial que necesitas conocer. 

Cómo construir tu riqueza fácilmente siguiendo estas sencillas instrucciones.


Gasta menos de lo que ganes e invierte sabiamente la diferencia 

La primera frase resume cómo manejar tus finanzas personales para que crezcas en activos. Explica la importancia de una creación de flujo de caja positivo que tú inviertes para producir otro flujo de caja positivo adicional.

Observa cómo se compone de tres ideas conectadas para formar un solo concepto:

1. Gasta menos
2. Gana más
3. Invierte sabiamente

Hay un sinfín de variaciones para lograr este objetivo pero todas se basas en dos ideas sencillas:

a/ puedes reducir el gasto de inmediato a través de diversas formas de frugalidad.
b/ puedes aumentar tus ingresos con diversas estrategias que incluyen un cambio de empleo, conseguir un aumento de sueldo o iniciando un negocio.

En resumen, debes crear una brecha entre cuánto ganas y cuánto gastas que se traduzca en ahorros para invertirlos en un crecimiento y un ingreso adicional.

Los temas gemelos de gastar menos y ganar más, no son mutuamente excluyentes, pero sí requieren muy diferentes mentalidades.

Con la frugalidad se trata de vivir con menos y requiere autodisciplina. 


La mayoría de la gente tiene un sentimiento de sacrificio para seguir este camino por lo que es difícil que tengan éxito.

Si ése es tu caso, la frugalidad es un camino lento y difícil hacia la riqueza, ya que estarás en constante batalla entre unos deseos de un estilo de vida y las metas de libertad financiera.

Para otros, la frugalidad es un viaje de placer hacia la simplicidad, donde los resultados se basan en el cumplimiento de esta reorientación de los ingresos obtenidos hacia las metas financieras en lugar de malgastar lo que tanto te ha costado ganar.

No es raro que los frugalistas extremos ahorren el 70% de sus ingresos y logren la independencia financiera en menos de 10 años, pero esta vía no es del agrado de mucha gente.

La otra alternativa es elevar el lado de los ingresos en la ecuación. 


La ventaja de este enfoque es que no hay limitación teórica a la velocidad con que puede crecer tu riqueza debido a que tu capacidad de ganancia es ilimitada.

Muchos gurús de riqueza enseñan el lado de la ecuación de los ingresos como la "vía rápida" a la riqueza; Sin embargo, si no dominas el lado del gasto de la ecuación, aún corres un alto riesgo de fracaso debido a la equivocación demasiado común de permitir que los gastos aumenten más rápido que los ingresos.

Las mayores constructores de riqueza se centran en ambos lados de la ecuación. Maximizan el ahorro mediante el control de los gastos al mismo tiempo que su crecimiento de ingresos. Es el camino más rápido para un mayor ahorro dedicado a la inversión.

Los grandes constructores de la riqueza se concentran tanto en el ahorro de dinero como en ganar más.

El tercer componente de la ecuación - invertir sabiamente - también es simple, porque todo lo que hay que aprender está disponible de forma gratuita y es de dominio público.


No tienes por que acudir a seminarios de inversión o basarte en tu experiencia. Hay dos caminos bien probados:

Activos en papel: bolsa, fondos de inversión, renta fija y bonos.

Bienes Raíces: La propiedad directa de bienes raíces que crea un flujo de caja positivo. Como ejemplo, alquiler de pisos, locales y plazas de aparcamiento. 

En resumen, lograr la libertad financiera es realmente muy simple.


1. Gasta menos de lo que ganas e invierte sabiamente la diferencia.
2. Repite este ciclo hasta que el ingreso de tus inversiones supere tus gastos. En ese momento eres infinitamente rico y financieramente independiente.

El Arte de la Estrategia


4 comentarios:

  1. La clave es necesitar poco para vivir y así poder ahorrar. Bueno, hay también gente que lo está pasando francamente mal y que no llega a fin de mes fácilmente. Hay casos y casos; pero también es cierto que hay personas derrochadoras y que se gastan el dinero en chorradas. Y luego hasta se quejan porque el dinero no lo pueden estirar más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como cita el artículo, el tema es muy sencillo: gastar menos de lo que ganas. Si el sueldo no te da para ello aun siendo espartano, hay que buscar otros ingresos.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Es la base. Gastar menos de lo que ingresas. Aunque la publicidad te empuje a consumir...E invertir con poco o sin riesgo. Una inversión riesgosa, puede acabar con el esfuerzo...Pero también enseña...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener la cabeza muy fría para soportar la presión social. Hace 10 años me hacía cruces de cómo mi coche era siempre el peor de mi garaje y de todas las paradas en semáforo. Ahora, hay muchos huecos en mi garaje y no se ven tantos coches. Vivo sin deudas y paso con lo necesario y alguna alegría de vez en cuando: duermo tranquilo. Los que se endeudaron para coche/adosado/plasma/vacaciones en Cancún ahora están pagando los excesos. Y no me vale la excusa de que los políticos han robado mucho.

      Saludos

      Eliminar