3 de enero de 2016

Qué hacer con tu vida

Cuando uno es joven las oportunidades parecen no tener fin ya que no suele haber mucha presión para decidir un camino de vida. ¿Cómo saber qué hacer con tu vida?


Hay una cosa muy difícil de averiguar: ¡qué hacer con tu vida! Ahora, yo no puedo saber exactamente lo que cada cual debe hacer, pero puedo compartir lo que he aprendido mirando hacia atrás en mi vida, y lo que yo le diría a personas más jóvenes. Esto es lo que diría sobre qué hacer con tu vida.


Qué hacer con tu vida
Qué hacer con tu vida

No puedo imaginar el futuro


Incluso las personas jóvenes que tienen un plan (ser médico, abogado, investigador científico, cantante) en realidad no saben qué va a pasar. Si tienen alguna certeza, están un poco engañados. La vida no va de acuerdo a ningún plan, y si bien algunas personas pueden hacer exactamente lo que se propusieron hacer, nunca se sabe si tú eres uno de esos. A lo largo de la vida aparecen otras cosas que pueden cambiar tus oportunidades. Por ejemplo, cuando yo era un adolescente, no existía la oportunidad de trabajar en Google, Amazon o Twitter. 

Así que si no puedes entender el futuro, ¿qué hacer con tu vida? No te enfoques en el futuro. Concéntrate en lo que puedes hacer en este momento, que será bueno, no importa lo que traiga el futuro. Hacer cosas. Construir cosas. Aprender habilidades. Tener aventuras. Hacer amigos. Estas cosas te van a ayudar en cualquier futuro.

Aprende a estar cómodo con cosas molestias


Una de las habilidades más importantes que puedes desarrollar es estar cómodo con un poco de malestar. Las mejores cosas de la vida son a menudo difíciles, y si huyes de la dificultad y de la incomodidad, las perderás. Vivirás una vida de seguridad.

El aprendizaje es duro. Construir algo grande es difícil. Escribir un libro es difícil. Un matrimonio es duro. Correr un ultra-maratón es duro. Todas estas coas son increíbles.

Si consigues estar a gusto con un poco de incomodidad, puedes hacer cualquier cosa. Puedes comenzar un negocio, que no podrías empezar si tienes miedo a la incomodidad, porque iniciar un negocio es difícil e incómodo.

¿Cómo se puede ser bueno en esto? Haz ahora a propósito lo que te es incómodo y duro. Pero comienza con pequeñas dosis. Trata de hacer ejercicio durante poco rato, aunque sea difícil, pero haz unos pocos minutos y aumentar un minuto cada pocos días. Trata de escribir un blog o de meditar todos los días. Cuando notes que quieres evitar las molestias, SIGUE LEYENDO...


4 comentarios:

  1. Construir, no dilapidar, aprender de lo bueno y también de los reveses...
    Lo malo es que cuando ya sabes qué hacer con tu vida se te ha pasado buena parte de ella.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que eso se aprende con la experiencia. Y la experiencia se aprende con errores.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Yo creo que mejor vivir el presente. El pasado, pasado está y nos dejo experiencias, que aplicaremos para tener un mejor futuro. Ese futuro depende de tu fruto en el presente.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo hasta cierto punto. Si no aprendes de las experiencias del pasado, las repetirás hasta que superes la lección. Digamos que veo el pasado como una biblioteca de consulta, pero no como una obsesión.

      Saludos

      Eliminar