Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

24 de febrero de 2016

Negociar un precio, trucos y consejos

La idea de negociar un precio puede ser intimidante. Como consumidores, hemos sido entrenados para pagar el precio marcado en bienes o servicios sin tener lugar a dudas. 


Si consideramos que el precio es demasiado alto, abandonamos la compra y buscamos opciones más baratas.


Es una opción que parece funcionar para nosotros. Pero sin embargo, podría funcionar mejor. No siempre recordamos que tenemos la opción de negociar un precio más bajo. Para negociar un precio más bajo en una transacción, es necesario seguir algunas reglas que no siempre son fáciles.

Negociar un precio, trucos y consejos
Negociar un precio, trucos y consejos

Reglas de negociación exitosa para negociar un precio


1. Haz tu tarea


Necesitas saber algunas cosas importantes sobre el servicio o producto que deseas comprar antes de comenzar las negociaciones:

- ¿Cuánto cobran competidores? Si le puedes decir al vendedor que sabes que el artículo está disponible a un precio inferior, eso le pone mucha presión para reducir su oferta. Además, le permites saber que no tienes que aceptar la oferta del vendedor y que puedes alejarte de las negociaciones y todavía conseguir lo que deseas.

- ¿Cuál es el costo para el vendedor? Es útil saber el margen entre los costos del vendedor y precio que pide, especialmente cuando compras un coche nuevo. Si sabes el precio que los nuevos concesionarios pagan al fabricante, entonces sabes el absoluto más bajo que puedes pedir.

- ¿Está el vendedor frente a un plazo? Si un vendedor tiene que deshacerse de un producto antes de una fecha límite, está más motivado para venderlo a un precio menor. Ganar dinero en el negocio puede no ser el objetivo más importante cuando está implicado un plazo y las consecuencias de esperar demasiado podrían ser costosas. Los vendedores de casas suelen tienen un plazo, ya que pueden necesitar vender su propiedad en un plazo para comprar otra vivienda.

- ¿Por qué lo pone la venta el vendedor? A veces puedes negociar con vendedores cuya preocupación fundamental no es hacer dinero. Por ejemplo, alguien que está de mudanzas puede estar dispuesto a aceptar una oferta muy baja por un lote grande de muebles, sólo para librarse de ellos. Saber por qué un artículo está a la venta puede darte una idea para negociar un precio


4 comentarios:

  1. Los que están habituados a comprar en mercadillos o en bazares como los que abundan por países del Magreb, han desarrollado una técnica estupenda en el arte del regateo. Ahora están de moda las aseguradoras que te dan la lata para ofrecerte un mejor precio en el bien asegurado, fundamentalmente viviendas. El problema es que si no estás atento pueden rebajarte también la calidad de la indemnización en caso de siniestro. Hace poco estuve ocupado con ese asunto que se resolvió al final quedándome como estaba con la aseguradora inicial.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dijo el otro, las gallinas que entran, por las que salen. Nadie regala duros a dos pesetas, y lo que te rebajan por un lado, te lo cobran por otro.

      Un saludo

      Eliminar
  2. En eso soy bastante negado, me refiero a negociar un precio...Incluso para regatear...Me cuesta mucho iniciar una contraoferta, algo que si hace mi hermana con mucha facilidad. Hace tiempo, cuando trabajé para la industria farmacéutica, me ofrecieron desde la competencia una plaza (era de investigador clínico). Ellos ofrecieron un monto, que no me satisfizo realmente no quería dejar la compañía para la que trabajaba). Les dije que no. Luego hubo dos llamada más. Al final les dije que quería seguir siendo cabeza de ratón (trabajé para na empresa finlandesa muy pequeña llamada Kirby, que al final la absorbió otra). Que cola de león, pero ya ves lo que sucedió

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca sabemos en el momento lo que el futuro nos guarda como consecuencia de nuestras decisiones. Juzgarnos a posteriori es muy fácil. De todas formas, como dice Cayaetano, saber negociar en un zoco del norte de Africa es garantía de que te va a ir mejor en la vida. Tal vez deberías practicar, sobre todo con unos negociadores implacables: tus hijos.

      Saludos

      Eliminar