Mostrando entradas con la etiqueta educacion financiera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta educacion financiera. Mostrar todas las entradas

Tus hijos y el dinero


Existen dos grandes tendencias en lo que concierne a la manera de hablar a los niños sobre dinero, y que se resumen en la pregunta de si es preferible hablarles de manera más directa desde un primer momento, o explicar poco a poco y de forma más metafórica este tipo de cuestiones. Como siempre, la edad y la etapa del crecimiento son factores esenciales. 


Tus hijos y el dinero
Tus hijos y el dinero
Los padres se enfrentan a un gran número de dudas según sus hijos se van haciendo mayores. La mayor parte de ellas se refieren a la educación afectiva (¿cómo hablarles del amor?), a los cambios que afectan a su cuerpo o a las herramientas que han de adquirir antes de entrar al mundo de los adultos. En muchas ocasiones, los consejos proporcionados por la psicología suelen referirse en temas generales, pero hay diversos aspectos muy concretos que han sido tratados en profundidad. Uno de ellos, cómo hablar a los niños de dinero, ha gozado de un previsible boom durante los últimos tiempos, ocasionado por un contexto económico en el que saber qué hacer con nuestro dinero es condición sine qua non para no caer en los mismos errores que las generaciones que nos precedieron. 

Existen dos grandes tendencias en lo que concierne a la manera de hablar a los niños sobre dinero, y que se resumen en la pregunta de si es preferible hablarles de manera más directa desde un primer momento, o explicar poco a poco y de forma más metafórica este tipo de cuestiones. Como siempre, la edad y la etapa del crecimiento son factores esenciales: según la habitual división establecida por Jean Piaget, no es hasta la segunda etapa del desarrollo, la preoperacional, que el niño empieza a entender el concepto de dinero como algo que trasciende las monedas y los billetes. Pero es en la tercera etapa, la de las operaciones concretas, entre los siete y once años, cuando comienzan a adquirir otra noción de las cantidades numéricas.

Tus hijos y el dinero
Tus hijos y el dinero
Por eso, el primer contacto con la educación financiera que reciben muchos niños se realiza mediante los cuentos. No tan solo los que están escritos con tal objetivo, en un mercado en continua expansión y en el que figuran pequeños libros como El mono hambriento de dinero de Paul Peters, pero también gran parte de los cuentos tradicionales, como los de Samaniego y De La Fontaine. ¿No es la moraleja de la cigarra y la hormiga, además de un recuerdo de la importancia del trabajo, una forma de recordar el valor del ahorro? Aunque quizá, otros relatos como El dinero llovido del sueño, de los hermanos Grimm, en el que una niña se hace rica de repente (gracias a dicho dinero caído de las alturas) después de haber dado todo lo que poseía a los demás, no hayan hecho más que refrendar la noción de que el dinero llega rápidamente a todos los que se comportan de manera moral. Ese tipo de mitos basados en nociones ilusorias son los que hay que intentar evitar que nuestros hijos aprendan. ¿Cómo?

CONTINUA EN:

Conceptos que debes conocer en una hipoteca


Un préstamo hipotecario es concedido por una entidad financiera, cuya garantía es un bien inmueble. El banco o la caja te presta una cantidad determinada con ciertas condiciones y en función de tus ingresos. 


Este es el glosario básico hipotecario:

Conceptos que debes conocer en una hipoteca
Conceptos que debes conocer en una hipoteca

Amortización anticipada: 

devolución total o parcial de un préstamo antes de la fecha pactada. Habitualmente se encuentra sometida a comisión, que varía según el tipo de interés del préstamo. 

Amortización:

devolución total o parcial de un préstamos, según lo pactado con la entidad financiera. La amortización puede ser mensual, semestral o anual.

API: 

agente de la propiedad inmobiliaria.

Arras: 

cantidad de dinero que entrega la parte compradora al vendedor como garantía de que comprará la vivienda en un plazo determinado. Si la operación llega a buen término, las arras son consideradas como pago de la cuenta.


Conceptos que debes conocer en una hipoteca
Conceptos que debes conocer en una hipoteca

Avalista: 

persona que interviene como garante en un préstamo y que asume las responsabilidades de pago en caso de que el prestatario no haga frente a la deuda o a sus intereses.

Cancelación de la hipoteca: 

extinción de la hipoteca por liquidación de la deuda pendiente.

Capital:

importe nominal del préstamo hipotecario. Total de la deuda pendiente, sin incluir los intereses.

Cargas:

limitaciones al dominio de una finca. Constan en documento público y se inscriben en el Registro de la Propiedad. Son algunos ejemplos: las hipotecas, usufructos, condiciones resolutorias, etc. No todas suponen derechos económicos y son cancelables con la extinción del derecho que representan.

Cédula de habitabilidad: 

CONTINUA EN:

Tu hipoteca, tu dinero y tu


Un préstamo hipotecario es concedido por una entidad financiera, cuya garantía es un bien inmueble. El banco o la caja te presta una cantidad determinada con ciertas condiciones y en función de tus ingresos. Estos son los conceptos básicos que hay que tener en cuenta a la hora de solicitar una hipoteca: 


1. Conocimientos básicos 

La cantidad solicitada: en general, una entidad financiera estará dispuesta a prestarte el 80% del valor de la casa. Para saber cuánto vale, la entidad financiera realiza una tasación de la casa pasa saber su valor.

Tu hipoteca, tu dinero y tu
Tu hipoteca, tu dinero y tu
El plazo de devolución: los plazos más comunes son 10, 15 y 20 años, pero puedes alargarlo hasta 30 años o 50 años.

El tipo de interés: es el precio que pagarás por el dinero que la entidad financiera te presta. Es una de las principales diferencias entre los préstamos hipotecarios. Los tipos de interés pueden ser fijo, variables o mixtos. En la sección tipos de interés encontrarás todo lo que necesitas saber.

Las cuotas: reflejan cuánto pagas y cuándo lo pagas. Están compuestas por una parte de los intereses que te cobra el banco y por otra de la devolución del capital que te han prestado. Generalmente, se pagan mensualmente pero puedes llegar a un acuerdo con el banco para pagar cada trimestre, semestre o como acuerdes. También tiene la opción de incluir un periodo inicial de carencia durante el que sólo pagarías intereses. Además las cuotas pueden ser constantes (siempre pagas la misma cantidad) o pueden variar con el tiempo (cuotas variables). Lo aconsejable es no destinar más del 35-40% de los ingresos mensuales para pagar la cuota de la hipoteca.

Tasa anual equivalente (TAE): Es lo que te va a costar el préstamo al año. Incorpora el interés anual, las comisiones y el plazo de operación, y por lo tanto es mejor cuanto más baja. Es el valor más fiable para comparar las ofertas de unos bancos con otros. Pero no compares nunca la TAE de los préstamos hipotecarios con un tipo de interés fijo con los de interés variable. Compara fijos con fijos y variables con variables.

2. Proceso de solicitud de un préstamo 

Solicitud: el primer paso es rellenar el impreso de la entidad financiera con tus datos, el importe y el plazo del préstamo.

Tasación y comprobación: la entidad financiera se encarga de realizar una tasación del inmueble (pagada por el comprado) y, al mismo tiempo, se solicita una nota simple en el registro de la propiedad para comprobar la inscripción, la titularidad y las cargas que pudiera tener.

Documentación y valoración: una vez aportados todos los documentos necesarios para la solicitud del préstamo el banco...
CONTINUA EN:

Las crisis económicas mas traumáticas


Gobiernos ineptos, climatología adversa, ansia de dinero fácil y, por qué no, algo de mala suerte son algunas de las causas de las debacles más traumáticas de la crónica económica de la Humanidad.


"Puedo calcular los movimientos de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente”, sentenciaba Isaac Newton en la primavera de 1720, mientras veía a sus compatriotas especular con acciones de la South Sea Company.

Las crisis económicas mas traumáticas
Las crisis económicas mas traumáticas
A pesar de su astucia, acabó perdiendo 20.000 libras de entonces con acciones de esa empresa. Ni los más inteligentes pueden escabullirse del destino. Y es que la historia de la economía está marcada por una sucesión de ciclos de prosperidad y recesión que se repiten irremediablemente. Una catástrofe natural como la peste, la decadencia política de los gobiernos, la pasión de los hombres por ganar dinero fácil y rápido especulando son algunos de los detonantes de las rupturas que propician los cambios. Esos momentos son identificados como crisis. Veamos las más importantes de la Historia.

S.III-S.IV La caída del Imperio Romano: la mayor debacle de la Historia moderna 


La euforia conquistadora de Roma se había agotado. Los pueblos bárbaros hostigaban las fronteras del Imperio. Roma ya no podía vivir del botín de las conquistas y entró en crisis, no tenía dinero para hacer carreteras, ni pagar al ejército. Las reservas del metal con el que se acuñaban las monedas menguaron y muchas piezas perdieron su valor. Una moneda de plata llegó a contener sólo el 1% del metal que decía representar. Era la inflación en su manifestación más primitiva. Se instauró una economía de trueque, pues la escasez de moneda empujaba a los gobernantes a pagar en especie, pero los campos romanos no eran tan productivos. La escasez disparó el precio de los alimentos. Entre el año 255 y el 271, los cereales multiplicaron su valor por veinte. ¡Increíble para un Imperio que siempre había disfrutado de precios muy moderados! La industria se hundió y se despoblaron las ciudades. La espléndida Roma de más de un millón de habitantes se convirtió en un poblacho de 300.000 al final del siglo V. La debilidad económica estuvo acompañada de luchas políticas que culminaron en el 472, cuando Odoacro, rey de los ostrogodos, eliminó al último emperador, Rómulo Augusto.

Las crisis económicas mas traumáticas
Las crisis económicas mas traumáticas

1348. La peste negra acabó con la mitad de la población del siglo XIV 


Fiebre, escalofríos y una profunda sed recorrían el mundo desde Asia Central hasta los mismos cimientos de la Vieja Europa. Eran los síntomas de la peste negra de 1348. Una enfermedad virulentamente contagiosa que ratas y mercaderes habían traído del lejano Oriente con una espeluznante consecuencia: acabó con la mitad de la población mundial del siglo XIV. El desastre demográfico también descalabró la estructura económica. En Alemania, el 66% de las tierras de cultivo se quedaron sin dueño ante el fallecimiento de sus propietarios, y lo mismo ocurría en el resto de Europa. Los precios se desplomaron ante la falta de demanda. Aun así, la época fue bautizada como“ la edad de oro de los campesinos”, ya que la escasez de personal les permitía imponer las condiciones salariales. El rey Pedro I de Castilla tuvo que...
CONTINUA EN:

8 consejos sobre el seguro de hogar


Lo que debes saber para no llevarte sorpresas con el seguro del hogar. 


Un grifo mal cerrado, un escape de gas o dejarse la plancha encendida. Multitud de despistes pueden convertirse en un problema gravísimo si estamos hablando de nuestra casa. Tu casa es tu castillo. Un lugar donde protegerte del mundo.


8 consejos sobre el seguro de hogar
8 consejos sobre el seguro de hogar

Los expertos desgranan hasta dónde llegan los seguros de hogar. Una cobertura que cuesta en torno a 300 euros al año, pero que nos salva de la calamidad. 

1. ¿Es obligatorio tener un seguro de hogar? 

No es obligatorio, pero sí recomendable. Con la vivienda, no pasa como los automóviles, por ejemplo, que sí necesitan un seguro para poder circular. Habitar una vivienda no exige tener contratado un seguro que cubra ni la estructura ni el interior, pero es aconsejable estar cubierto ante la posibilidad, ya no de que tengamos un problema en casa, sino de que le ocasionemos un perjuicio a nuestro vecino. Ante cualquier eventualidad que suframos o que causemos, tendríamos que correr con los gastos.

2.¿Qué tipo de seguro, como mínimo, es recomendable para una vivienda? 

Lo más habitual es un seguro multirriesgo o combinado que proteja de los daños más comunes que puedan llegar a afectar a los bienes del asegurado, tanto en lo respecta al continente como al contenido, y que responda ante la responsabilidad civil. Los riesgos clásicos que suelen cubrirse y recomendarse son incendios, fenómenos atmosféricos, averías producidas por el agua, rotura de cristales y robo. Otras coberturas habituales son la cerrajería urgente, la asistencia de hogar, el servicio jurídico, daños por animales domésticos, etc. El precio medio anual de un seguro de este tipo en España rondaría los 250-300 euros.

3. ¿Qué pasa si le causo una humedad al vecino de abajo? 

No es normal que se deje el grifo abierto de forma intencionada. Lo que suele pasar es que, debido a ...
CONTINUA EN...