24 de noviembre de 2011

Las 8 trampas ocultas de la toma de decisiones

Las malas decisiones pueden perjudicar a la empresa o carrera profesional a veces de una forma irreparable. 

Las 8 trampas ocultas de la toma de decisiones
Debemos analizar la forma en que las decisiones fueron adoptados ya que lo primero es definir las alternativas, recoger la información adecuada, identificar los pros, los contras y los costos reales que esto acarrea, sin embargo en ocasiones la falla no está en el proceso sino en la mente de la persona que adopta la decisión. 

Los investigadores han identificado toda una serie de defectos de la forma de pensar cuando se adoptan decisiones, algunos como la heurística de la claridad que son fallos de percepción sensoriales, otros que adoptan la forma de prejuicios y otros que simplemente son anomalías ilógicas en el pensamiento que tienen un peligro y es su invisibilidad, ya que al estar asentadas en nuestro proceso mental no nos percatamos de su existencia.

Tomando decisiones su propia mente puede ser su peor enemigo. En la toma de decisiones operan dos factores:

1. El proceso utilizado

2. La mente del decisor

Los estudios realizados, de laboratorio y en el campo, revelan que utilizamos rutinas, inconscientes, heurísticas, para afrontar la complejidad de las decisiones que debemos tomar.

1. La trampa del ancla 

Cuando considera una decisión, la mente da un peso desproporcionado a la primera información que recibe. Las impresiones iníciales, estimaciones o datos, anclan los pensamientos y juicios subsiguientes.

Las anclas adoptan muchos disfraces. Puede ser algo tan simple y aparentemente inofensivo como...
CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Una entrada que invita a reflexionar Carolus.

    Mi abuelo materno, que influyó mucho en mi personalidad, refería a veces, cuando las decisiones eran muy complicadas que el que no arriesga, ni gana ni pierde.

    Hace tiempo, 9 años, cuando en compañía de mi esposa, pensábamos convertirnos en inmigrantes, surgió aquello de arriesgarse....

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Y mi filosofía de vida es.tocar la puerta no es entrar,lo que quiere decir es tu toca si te habren perfecto si no sigue caminando tocando más puertase pero nunca desistas

    ResponderEliminar