Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

13 de noviembre de 2013

Guía de manipulación para principiantes

Existe manipulación cuando un individuo o grupo de individuos toma el control del comportamiento de una persona o de un grupo, utilizando técnicas de persuasión o de sugestión mental, para eliminar las capacidades críticas o de autocrítica de la persona, o lo que es lo mismo, de su capacidad de juzgar (rehusar órdenes).


Cuando adquieres un buen nivel en manipulación te das cuenta de que los seres humanos somos bastante estúpidos y que si nos manipulan por medio de las emociones terminamos cediendo aunque la idea sea la más absurda del mundo. Las personas están perdidos si estos conceptos inducidos llegan al su corazón, ya que las volverán coherentes de forma que algo totalmente inverosímil se convertirá en tu modelo de vida (las religiones también hacen eso).

Guía de manipulación para principiantes
Guía de manipulación para principiantes 
La parte incómoda de la lógica es que quien sabe aplicarla de forma eficaz es capaz de hacer que algo ilógico suene como lo más lógico y elemental del mundo. De esta forma puede hacernos parecer que cualquier idea absurda es algo que todos debemos hacer. En cambio, cuando alguien sin capacidad de manipulación tiene una idea, por muy lógica, serena y buena que sea, si no sabe manipular, su propuesta será ignorada.

Lo principal es creer totalmente en tus ideas. Si tú no crees en ti mismo y en lo que haces, ¿quién va a hacerlo? Independientemente de que sea lógico o no, emocional o no (de esto ya te encargarás mas tarde) lo más importante a la hora de expresar tus ideas es que muestres una total convicción. Esto no puede ser fingido, solo mostrarás tu convicción cuando creas firmemente en tus ideas. Para ello, evita usar palabras como tal vez, quizás, eso creo, ya que en la conversación le quita credibilidad a lo que dices.

Tampoco trates de ser prepotente y no admitir jamás tus errores, tu actitud debes ser la contraria. Interioriza que tus ideas son acertadas al 100% pero asume que es posible que durante el paso del tiempo vayan cambiando debido ya que adquieres más madurez y experiencia.

De igual forma, aprende a expresar bien tus ideas. Tienes que aprender a expresarte como un poeta, con elegancia y contundencia, a tu manera y con tu sello personal. Una persona excesivamente elegante o snob que se expresa como un libro técnico no gusta nada a nadie. Si actúas así, solo parecerás un pedante. No te preocupes por lo que opinen las personas de ti, preocúpate en que tu discurso suene bien y que sea contundente. Ensaya hasta que tus palabras impacten y suenen bien, así conseguirás acercarte cada vez más a la excelencia de la manipulación.

No se trata de ser el mejor actor, sino de sentir interiormente lo que cuentas, provocar emociones e impactar con tus palabras. Lo que más cuesta es convertir tus palabras y gestos en algo emocional, ya que tiene que sonar creíble sin parecer que eres un predicador y además debe de llevar tu estilo. Esto te costará un poco más de esfuerzo para afinarlo pero debes adaptarlo bien a tu personalidad junto con todo lo anterior.

CONTINUA EN:

2 comentarios:

  1. Si abandonas la racionalidad y caes preso de las emociones... estás perdido. Lo que pasa es que mantener siempre la mente fría es muy difícil.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mantener siempre la mente fría mas que difícil es inhumano, tarea solo al alcance de los héroes mitológicos y de los dioses. Los seres humanos somos muy poco racionales y muy emocionales como monos que somos. Y se nota.

      Saludos, Cayetano

      Eliminar