Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

6 de mayo de 2015

3 trucos psicológicos para conseguir que la gente haga lo que quieras

Con estos trucos psicológicos voy a explicarte cómo aumentar tus posibilidades de convencer a alguien para que vea el favor que tú pides como algo importante a sus ojos, ya que presentar de forma correcta tu solicitud puede ser la gran diferencia. 


No te doy garantías ya que no existe ningún método mágico, pero aquí verás unos trucos psicológicos que mejorarán en gran medida tus posibilidades. 

Todos tenemos que solicitar alguna vez un favor a alguien. Poco importa la naturaleza de la solicitud, en la vida hay momentos en los que nos encontramos pidiendo algo a alguien. Entonces, esa persona decide responder a tu solicitud o no hacerlo. No siempre obtendrás lo que quieras, pero puedes asegurar de que presentando las cosas de la manera más convincente con estos trucos psicológicos aumentarás las probabilidades a tu favor.

3 trucos psicológicos para conseguir que la gente haga lo que quieras

3 trucos psicológicos para conseguir que la gente haga lo que quieras

Ten en cuenta que la mayoría de las veces, la gente hará lo que quiere hacer, y aquí no leerás nada sobre palabras o frases mágicas que transformarán tus necesidades en una prioridad para los ojos de esa persona a la que le pides el favor. Por supuesto, existen las técnicas de manipulación, pero este no es el tema (que también plantea problemas de ética) así que no lo leerás en este artículo. VER MAS SOBRE MANIPULACIÓN.

1/ Evitar que la otra persona tenga que tomar decisiones 


Al cerebro humano no le gusta tomar decisiones. Esta fatiga nos tensiona, por eso acabas cansado después de un día de compras. Esto no es debido a las propias compras, es porque te tomaste tu tiempo para elegir.

Esto es un problema para todo el mundo, y por lo tanto, esto no es un problema que deseas provocar ni exacerbar cuando pides algo. Cuando necesites la ayuda de alguien, LEER MAS...


4 comentarios:

  1. La de evitar preguntar antes de las comidas suena interesante...Me voy a fijar en los pacientes al final de la consulta...Ya me había dado cuenta que van porque la consulta se hace más "rápida" al final de la misma (sobre las 14:00 horas...)

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, antes de comer es cuando tengo las ideas mas interesantes... y mas peligrosas y con mas mala leche. Creo que es extrapolable a muchas personas.

      Saludos

      Eliminar
  2. Darle las cosas "masticadas", medio pensadas y medio resueltas, que no tenga el otro que esforzarse mucho. Eso está bien. Preguntar después de la comida puede ser una buena opción, salvo que se haya pasado con el vino y no se entere de lo que le propones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos comerciales lo hacen no solo después de la cena, sino después de pasar por la "casa de masajes". Los clientes suelen firmar el contrato. Algo de eso también me suena de los señores que se dedican profesionalmente a la política.

      Un saludo

      Eliminar