Mostrando entradas con la etiqueta autocontrol. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta autocontrol. Mostrar todas las entradas

Hay regalos que no te convienen recibir

Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo.


Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:


-Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.

El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó:

-¿Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?

Hay regalos que no te convienen recibir
Hay regalos que no te convienen recibir
El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.

-Por supuesto que no. Contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.

-Bueno, prosiguió el profesor, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.

-No entiendo a qué se refiere. Dijo el alumno confundido.

-Muy sencillo, replicó el profesor, tú me estás ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo, mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad muchacho, concluyó el profesor en tono gentil, -tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa, yo no puedo controlar lo que tu llevas en tu corazón pero de mí depende lo que yo cargo en el mío.

Cada día en todo momento, tu puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que tu decidas cambiarlo. Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de amargarnos o ser felices.

Controlar las emociones

Los siguientes consejos pueden servirte de para empezar a controlar las emociones de una manera adecuada.


En diferentes ocasiones, nos vemos frente a circunstancias difíciles que no podemos controlar y que pueden afectarnos negativamente en varios aspectos si no sabemos cómo reaccionar. Lo mejor es que optes por estrategias para amenizar la situación y controlar tus emociones .
Controlar las emociones
Controlar las emociones
Trata de mantener la calma para controlar las emociones: es recomendable que te alejes del lugar, para que puedas pensar mejor la situación.

No reacciones a la descarga emocional: enfoca tu atención en otra cosa o deja la mente en blanco por unos segundos y empieza a respirar profundamente.

Expresa tus sentimientos sin enfrentamientos: mediante el uso de mensajes, como "me siento molesto porque...", en vez de "tú me hiciste enojar por..."; explica tus sentimientos sin acusar a nadie, porque si eliges el segundo mensaje, centrarás la culpa en el oponente, haciendo que dé una respuesta defensiva u hostil. SIGUE LEYENDO...



Controlar la mente, cómo hacerlo en tres pasos

Cómo controlar la mente con una serie de trucos que puedes emplear para cambiar tus ideas y tu comportamiento. 


Puedes controlar la mente en 3 pasos.


Con el estrés atacando desde todas las direcciones en tu vida, tu mente realmente puede sufrir y causar un montón de problemas de salud que puedes prevenir si sabes cómo controlar la mente. Si no prestas atención, tus pensamientos pueden ser bastante ruidosos o acabar fuera de tu control. La manera más simple y rápida de conseguir controlar la mente y todos estos pensamientos en poner a tu intelecto a pasear.

Controlar la mente, cómo hacerlo en tres pasos
Controlar la mente, cómo hacerlo en tres pasos

Paso 1: Date un pequeño paso para controlar la mente


¡Y camina! Podrías hacer un largo viaje, examinar tu conciencia sobre el mundo, escalar montañas, o vencer a tus pensamientos caminando. Durante el transcurso de cada día, estás obligado a ir del punto A al punto B por una razón u otra. Hoy, "caminar" para tiene que significar para ti el levantarte de la cama cada mañana.

Mi alarma de 6:00 no ha salido todavía, pero ya había luz fuera. Eran casi las 5:00. Me había despertado tras un extraño sueño. Miré el techo durante unos minutos, luego SIGUE LEYENDO...


6 extraños y efectivos consejos para controlar tu estrés

La clave para manejar el estrés es saber que eres tú quien tiene el control. 


Si puedes controlar tu estrés, descubrirás que puedes lidiar con situaciones diferentemente estresantes y así sentir menos estrés. 


La autora del libro "5 minutos para deshacerse del estrés" puede comprender las dificultades (después de haber sobrevivido el cáncer, ella misma ha pasado muchas pruebas), pero cree que es contraproducente verse como una víctima. En lugar de sentirse abrumada por el estrés, Miller se animó a transformarlo. 

"El estrés es nuestra percepción de lo que nos llega desde el exterior y la importancia que le damos" Lauren E. Miller, autora y experta en estrés. 

6 extraños y efectivos consejos para controlar tu estrés
6 extraños y efectivos consejos para controlar tu estrés 
Sí, a veces el estrés es inminente. Es "un sentimiento que no conoce la crisis... Es una de esas cosas que, como seres humanos, libra una guerra en la selva de nuestro cerebro”, explica la autora. Según Miller, la clave para manejar el estrés es saber que eres tú quien tiene el control: "si haces una elección consciente y puedes analizar tus propios pensamientos, entonces puedes ajustar tu percepción sobre cualquier situación". 

Este control no siempre se produce naturalmente, pero puedes utilizar ciertas estrategias para liberar la tensión. Aquí hay 6 técnicas de manejo de estrés, que pueden hacerse en 5 minutos o menos, y que literalmente pueden "transformar la forma en que vives tu vida". 

1/ Sé consciente de la manera que describes las cosas


Piensa en ello. Las cosas siguen siendo totalmente objetivas hasta que les das un nombre. Cómo decides calificar un evento - feliz, beneficioso, doloroso o feo - determina cómo va a reaccionar tu cuerpo. "Tus células te están escuchando",  lo que significa es tu cerebro el que dictará a tu cuerpo su reacción a un hecho. Tómate un tiempo antes de juzgar y clasificar una situación: tú eres el responsable de considerar la experiencia como SIGUE LEYENDO...

¿Quieres ser mentalmente fuerte? Deja de hacer estas 4 cosas

Hay muchas maneras de hacerte mentalmente más fuerte. 


Ofrecer resistencia a la adversidad o al estrés es una forma de aprender cómo adaptarse al desafío. 


La otra forma es mediante la adopción de un pensamiento dialéctico. Sin embargo para todas estas maneras de hacerte mentalmente más fuerte, si no eliminas los obstáculos de tu enfoque ante la adversidad, obtendrás poca ganancia. Así que si quieres conseguir ser mentalmente más fuerte, aquí verás cuatro cosas que tienes que dejar de hacer ahora mismo.

¿Quieres ser mentalmente fuerte? Deja de hacer estas 4 cosas
¿Quieres ser mentalmente fuerte? Deja de hacer estas 4 cosas
 

Deja de cargarte responsabilidades


Los que son mentalmente fuertes saben qué es su responsabilidad y qué no lo es. Sólo asumen  responsabilidades para sus sentimientos, pensamientos y comportamiento. Saben que a veces las cosas suceden fuera de su control y que ellos — y sólo ellos — son los únicos responsables de cómo responder a estas cosas. Nunca les verás señalar con un dedo, ni culpar a nadie por "estropear su día," "hacerles sentirse mal" o "hacerles enojar." En cambio, simplemente asumen y aceptan sus acciones y respuestas como propias, conscientes de que estas son las opciones que han elegido, y que si no les gustan no es culpa de nadie sino de ellos.

Deja de tomarte las cosas como algo personal


Quienes superan SIGUE LEYENDO...


Controla eficazmente tus enfados

Todo el mundo se pone furioso, pero la ira fuera de control no es buena ni para tu mente ni para los que te rodean.


Cuando no puedes controlar tu ira, puedes acabar en una pelea o conduciendo imprudentemente, y tú y otras personas os ponéis en peligro. Pero la ira también hace estragos en tu propio cuerpo. 


La investigación demuestra que la ira puede aumentar las posibilidades - especialmente en los hombres - de desarrollar enfermedades cardíacas o de empeorar la que ya tengas. La ira también puede provocarte problemas relacionados con el estrés, tales como insomnio, problemas digestivos y dolores de cabeza.

Controla eficazmente tus enfados
Controla eficazmente tus enfados
Sin embargo, puedes aprender a controlar tu ira. En un estudio, mediante terapia cognitivo-conductual se logró que muchas personas tuvieran un mejor control de su ira reduciendo su hostilidad, agresión y depresión. Aquí podrás leer algunas estrategias que puedes utilizar para calmarte.

Relajación 


Unas herramientas simples de relajación, como la respiración profunda y relajante así como visualización de imágenes, pueden ayudarte a calmar tus sentimientos de enojo.

Prueba estos sencillos pasos:

Respira profundamente, desde tu diafragma. Lentamente, repite una palabra o frase calmante como "relájate" o "tómalo con calma". Sigue repitiéndotelo a ti mismo mientras que respiras profundamente.

Usa imágenes. Visualiza una experiencia relajante de tu memoria o de tu imaginación.
Intenta no realizar ejercicios extenuantes. El yoga y actividades similares pueden relajar los músculos y calmarte.

Practica diariamente estas técnicas. De esta manera serás capaz de utilizarlas automáticamente cuando estés en una situación tensa.

Reestructuración cognitiva 


La reestructuración cognitiva significa simplemente... SEGUIR LEYENDO...


Una técnica sencilla para controlar tus pensamientos

Cuando te encuentres volviendo a un pasado desagradable en tu memoria o diciendo algo que es perjudicial para tu bienestar sigue esta simple técnica


"La mejor cosa sobre el pasado es que terminó. La mejor cosa sobre el futuro es que está todavía por venir. La mejor cosa sobre el presente es que está aquí y ahora." Richard Bandler

Una técnica sencilla para controlar tus pensamientos

Una técnica sencilla para controlar tus pensamientos

La vida está aquí para que experimentemos, aprendamos y crezcamos. A veces aprendemos de la manera difícil y a veces lo hacemos con alegría y felicidad. Nuestras perspectivas afectan mucho al camino que elegimos para ver nuestra vida y nuestras experiencias. Éstas podrían ser las desgracias, el dolor, la incomodidad, la alegría, la felicidad y el placer. 

Lo creas o no, muchas personas eligen inconscientemente el aprender por el camino difícil. Nunca creen realmente en sí mismos y lo achacan a la "mala suerte" o al "siempre que me pasa" o a "mi vida es basura". Pero hay muy buenas razones para actuar así: las creencias, valores, hábitos y adicciones son conductas aprendidas. Todo el mundo merece ser feliz y la diferencia entre un optimista y un pesimista es simplemente ¡las 4 primeras letras!

La mente inconsciente es... LEER MAS... 


Cómo controlar tu ira de forma sencilla

La ira es una conmoción interna que se produce cuando te sientes repentinamente molesto por una situación o por alguien y no sabes que hacer para no "explotar".


¿Cómo puedes canalizar esta emoción, sabiendo que no sólo es perjudicial para la persona que está delante, sino también para ti y tu salud? 

Como controlar tu ira de forma sencilla

Cómo controlar tu ira de forma sencilla



¿Cómo se manifiesta la ira?


La ira es una emoción que se origina en las emociones negativas, ya que crea conflictos - cuando se dirige hacia los demás - y también las enfermedades, sobre todo cuando se trata de ira reprimida que no eres capaz de expulsar.

A largo plazo, las personas que están enojadas demasiado a menudo pueden enfermar. Un estudio encontró que los conductores que no pueden mantener el control de sí mismos y están siempre irritado contra otros conductores tienen más a menudo problemas graves de corazón.

¿Que está ocurriendo cuando me enojo?


Hay varios casos:

1/ Te sientes enojado y tratas de controlar la situación rápidamente.
Si tienes la oportunidad, haz un deporte intensivo cuando te sientas enojado y así permites que tu cuerpo ventile la ira. Esta es una posibilidad cuando vives una situación desesperante, tienes preocupaciones y estás enojados al salir de una reunión. Piensa, por ejemplo, en un entrenador deportivo que te ayudará a canalizar tu ira a través del deporte. 

2/ Encarar el problema directamente diciendo que estarás más relajado después pero que te permites expresar tu ira. En este punto, mucha gente no puede controlar el contenido de lo que dice. Sólo prevalece la ira hacia otro y esto puede causar daño a una relación porque nuestras palabras a menudo van más allá de lo que pensamos.

Tienes que aprender a comunicarte sin violencia.


Desde un punto de vista fisiológico, una persona enojada tiende a apretar las mandíbulas o los puños, se pone roja, tiene una rápida frecuencia respiratoria y el corazón late demasiado aprisa.

¿Los riesgos de la ira?


Hay pocas personas que no se enojen, a menos que sean un monje budista.
Sin embargo, algunas personas están pocas veces enojados, otros están demasiado a menudo enojados y otros simplemente tienen la reputación de "enojados". Lo que dicen, no parece creíble porque "de todos modos, nunca están contentos."

Los riesgos de la ira excesiva son de varios tipos:

  • En el plano social: las relaciones se rompen (amigos, compañeros de trabajo, jefes ...).
  • El nivel privado: la ira a menudo hace que sea difícil comunicarse con los demás, ya sea con la pareja, hijos, padres ...
  • En el ámbito de la salud: la gente que se enoja demasiado a menudo pueden a la larga tener un aumento de la presión arterial y a ser propensos a enfermedades del corazón o trastornos circulatorios (con riesgo de aneurismas).

¿Cómo podemos canalizar la ira?

Siempre son posibles algunas acciones:

  • Cambiar de trabajo si el tuyo es una fuente de estrés: El estrés a menudo genera más ira entre las personas "de riesgo".
  • Hacer deporte con regularidad para eliminar el desbordamiento de la excitación o del estrés.
  • Encontrar un hobby que te permita una gran relajación: musicoterapia, danza, arte, meditación...
  • Aprender a dejar ir . Hacer un balance de todas las veces que te enojas y da un paso hacia atrás, para ver si era necesario. Si se trataba de un problema que involucró a un tercero, ¿al involucrarte fue cuando te pusiste en ese estado? Te darás cuenta de que al menos una vez de cada dos, la ira no estaba justificada.
  • Aprender a manejar las emociones y a manejar los conflictos.
  • Aprender a utilizar las herramientas de comunicación interpersonal, incluyendo la comunicación no violenta.
  • Aprender a ser asertivo. La asertividad permite que defiendas tus ideas, respetando las de los demás.
  • Aprender a respirar y relajarte regularmente,  practicar yoga o gimnasias orientales.

Te puede interesar




Cómo controlar la mente

Es posible que en un momento u otro hayas tratado de controlar tus pensamientos y controlar la mente.

Hay otra manera de controlar la mente, con habilidad y dirigiéndola para vivir en armonía con el cuerpo y el espíritu.


A través de libros de autoayuda, tal vez realmente trataste de "ser positivo" y "expulsar la negatividad." Incluso es posible que hayas trabajado en esto durante un tiempo. Pero tarde o temprano, es probable que te encontraras de nuevo en el punto de partida. 

Cómo controlar tu mente
Cómo controlar la mente
Para disfrutar de una buena salud, para traer la verdadera felicidad a tu familia y para llevar la paz a todos, uno debe primero disciplinar y controlar la propia mente. Buda

Si sigues los seis pasos siguientes, siempre serás el dueño de ti mismo.

Paso 1 para controlar la mente: escuchar y reconocer 


Como todos los buenos líderes, vas a tener que escuchar a tu empleado descontento, y reconocer que te estás tomando en serio su mensaje. Las mentes, como las personas, pueden relajarse y dejarse llevar cuando se sienten escuchadas y comprendidas. Practica la gratitud y agradece a tu mente su contribución. "Gracias, mente, por recordarme que si no tengo éxito en hacer más ventas, podría ser despedido." "Estas son áreas importantes de la vida, y tengo que prestarles atención y hacerlo lo mejor posible para aprovechar cada oportunidad que se presente. También tengo que aprender de las experiencias del pasado, así que no tengo que seguir cometiendo los mismos errores".

Paso 2 para controlar la mente: haz las paces con tu mente 


Puede no gustarte lo que hace la mente o la forma en que se comporta. De hecho, a veces toda la negatividad puede ser francamente irritante. Pero estos son los hechos, estás atascado y no puedes (o no quieres) lobotomizar sólo la basura. En el libro, La Trampa de la Felicidad, el Dr. Russ Harris utiliza el ejemplo de los israelíes y los palestinos para ilustrar su relación con los pensamientos negativos de su mente. A estos dos viejos enemigos no les gusta el modo de vida de cada uno, pero están peleados entre sí. Si hacen la guerra, el otro lado se venga, y más gente se lastima y más edificios quedan destruidos. Ahora tienen mucha menos energía para concentrarse en la construcción de la salud y la felicidad de sus sociedades. Vivir en paz permitiría a estas naciones construir sociedades más saludables y prósperas. 

Haciendo la paz con tu mente - aceptando que los pensamientos y sentimientos negativos estarán allí - es saber que no puedes controlarlos, pero puedes permitir centrarte en tus acciones en el momento presente, para que puedas seguir adelante con tus más importantes. No tienen por qué gustarte los pensamientos o estar de acuerdo con ellos - sólo hay que dejar que ellos estén allí en el fondo de tu mente -, mientras sales y haces cosas.

CONTINUA EN:

¿Tu mente está tratando de controlar tu vida?

Nuestra mente es algo muy divertido. Por un lado, es impresionante. Pero, por otro, nos puede pulverizar más rápida y despiadadamente que cualquier otra cosa. 


Nuestra mente es inherentemente miedosa. Ese es su trabajo, ser cautelosa para mantenernos vivos y no ser comidos por un león. Pero la mente no se controla a si misma, puede llegar a ser paralizada por el miedo y ser más mala que un cocodrilo acorralado. Y es increíblemente mandona. 

"No conozco sino una libertad, y esa es la libertad de la mente". Antoine de Saint-Exupery

La tendencia de la mente es querer controlar de una forma tan fuerte y tan habitual que a menudo no nos damos cuenta de la miríada de veces que intenta desplazar nuestra sabiduría interior y nuestro sentido natural de la felicidad y del amor.

¿Tu mente está tratando de controlar tu vida?
¿Tu mente está tratando de controlar tu vida?
La mala noticia es que no hay ningún libro o curso que vaya a cambiar la naturaleza de nuestra mente; la buena noticia es que no tiene por qué. El problema no es nuestra mente, sino cómo la usamos.

Nos sentimos ansiosos, temerosos, tristes o resentidos cuando damos demasiado poder a nuestra mente y cuando seguimos todas sus ideas tontas contra nuestro mejor juicio. Aquí se describe cómo detectar cuando tu mente está tratando de tomar el relevo.

1. Cuando tu mente ignora tu inclinación natural. 


Tu mente es inteligente. No es sabia, pero es inteligente, es una computadora inteligente. Tu mente no está por la intuición ni por improvisar música de jazz. Quiere hechos. Le gusta hacer cálculos. Ama el cálculo de probabilidades.

Digamos que tienes la idea de llamar a un amigo en el que no has pensado en años. Pero entonces tu mente dice: "no seas tonto. Probablemente no estará en casa. No se acordará de ti". Así que no llamas. Y ¿qué pasa con decisiones como qué hacer con tu vida? La forma lógica es escuchar a expertos o copiar lo que funciona en otras personas. A tu mente le gusta esto.

Por eso dejamos de lado la tenue voz que dice: "debes de ser un escritor", y en su lugar eliges estudiar estadística porque hay un montón de puestos de trabajo para los estadísticos. O nos entrenamos para ser una bailarina porque somos "buenos en eso." Excepto que no son "otras personas". Sólo porque seas "bueno en algo" no quiere decir que eso es lo que quieres hacer.

2. Cuando quieres decir "no" y acabas diciendo "sí." 


¿Tienes problemas para decir "no"? Yo solía tenerlos. Ni siquiera lo veía como...

CONTINUA EN:

¿Sabrías aumentar tu fuerza de voluntad?

La fuerza de voluntad es una oportunidad única y de gran alcance para la psicología a la hora de lograr una diferencia palpable y muy beneficiosa en la vida de las persona


La psicología ha identificado dos rasgos principales que parecen producir una amplia gama de beneficios: la inteligencia y el autocontrol. A pesar de varias décadas de investigaciones, la psicología no ha encontrado mucho sobre lo que uno pueda hacer para producir aumentos duraderos en la inteligencia. Pero el autocontrol puede ser fortalecido. Por lo tanto, el autocontrol es una oportunidad única y de gran alcance para la psicología a la hora de lograr una diferencia palpable y muy beneficiosa en la vida de las personas 

¿Sabrías aumentar tu fuerza de voluntad?
¿Sabrías aumentar tu fuerza de voluntad?

¿Algo de esto te suena familiar? 


- Quieres ser un madrugador, pero en vez de apagar la alarma del despertador y levantarte, pulsas el botón de repetición de alarma, y vuelves a dormir.

- Decides comer más sano, pero te encuentras pidiendo una comida en un McDonalds.

- Crees que sería genial ir al gimnasio y perder esos kilos de más antes del verano, pero después de un largo camino de vuelta del trabajo, terminas en el sofá delante de la televisión.

¿Es cierto lo que has leído? No eres el único. La mayoría de nosotros nos decimos a menudo nosotros mismos"desearía tener más fuerza de voluntad". Sin embargo, ¿es realmente posible aumentar nuestra fuerza de voluntad?, y si es así, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?

La ciencia tiene algunas respuestas que te sorprenderán. ¿Por qué nos preocupamos por la fuerza de voluntad? Roy Baumeister, uno de los principales investigadores sobre la fuerza de voluntad, dice:"la mayoría de los problemas que afectan a los individuos modernos en nuestra sociedad - adicciones, comer en exceso, crimen, violencia doméstica, enfermedades de transmisión sexual, prejuicios, deuda, embarazo no deseado, fracaso escolar, falta de ahorro y falta de ejercicio entre otros, tienen algún grado de insuficiencia de autocontrol como aspecto central del problema.

La psicología ha identificado dos rasgos principales que parecen producir una amplia gama de beneficios: la inteligencia y el autocontrol. A pesar de varias décadas de investigaciones, la psicología no ha encontrado mucho sobre lo que uno pueda hacer para producir aumentos duraderos en la inteligencia. Pero el autocontrol puede ser fortalecido. Por lo tanto, el autocontrol es una oportunidad única y de gran alcance para la psicología a la hora de lograr una diferencia palpable y muy beneficiosa en la vida de las personas"

La investigación sobre el tema apoya firmemente la idea de que el aumento de la propia fuerza de voluntad afecta a todas las áreas de la vida. La gente que tiene más autocontrol es más saludable, sus relaciones son más fuertes y más satisfactorias, ganan más dinero y tienen más éxito en sus carreras. No es de extrañar que los que tienen más fuerza de voluntad sean también más felices.

Parece que comprometerse en trabajar la fuerza de voluntad podría ser una de las mejores decisiones que puedas hacer.

¿Qué es la fuerza de voluntad? 


Con el fin de entender cómo funciona la fuerza de voluntad, primero tenemos que definir lo que queremos decir cuando usamos esta palabra. Todos tenemos una idea de lo que pensamos que es. Sin embargo,...

CONTINUA EN:

Un sabio jesuita y el autocontrol

Baltasar Gracián, sabio jesuíta, dice sobre el autocontrol: Hoy todo ha logrado la perfección, pero ser una auténtica persona es la mayor. Más se precisa hoy para ser sabio que antiguamente para formar siete, y más se necesita para tratar con un solo hombre en estos tiempos que con todo un pueblo en el pasado.



Un sabio jesuita y el autocontrol
Un sabio jesuita y el autocontrol

No apasionarse

La señal del más elevado espíritu. Su misma superioridad le libra de la esclavitud a las impresiones pasajeras y comunes. No hay mayor señorío que el de sí mismo, de las propias pasiones. Es el triunfo de la voluntad. Y si la pasión puede afectar a lo personal, nunca alcance lo laboral, y menos aún cuanto mayor sea. Esta es la forma inteligente ahorrar disgustos y de lograr reputación pronto y fácilmente.

Moderar la imaginación es el todo para la felicidad

Unas veces hay que refrenarla y otras ayudarla: el buen sentido la ajusta.

Tener entereza

Hay que estar siempre de parte de la razón, con tal decisión que ni la pasión del vulgo ni la fuerza de la violencia obliguen jamás a pisar la raya de la razón

Sopesar las cosas

Más las que más importa. Algunos hacen mucho caso de lo que importa poco y poco de lo que importa mucho, sopesando siempre al revés. El sabio todo lo sopesa, aunque ahonda especialmente donde hay profundidad y dificultades y dónde cree que a veces hay más de lo que piensa.


Conocerse a si mismo
Conocerse a si mismo
El Arte de la Prudencia

No rendirse a los malos humores

El gran hombre nunca se sujeta a las variaciones anímicas. Conocerse es empezar a corregirse.

Saber esperar

Hacerlo demuestra un gran corazón, con más amplitud de sufrimiento. Nunca apresurarse, nunca apasionarse. Si uno es señor de sí, lo será después de los otros. La espera prudente sazona los aciertos y madura los secretos pensamientos.

Nunca perder la compostura

La finalidad principal de la prudencia es no perder nunca la compostura. Cualquier exceso de pasiones perjudica a la prudencia. Uno debe ser tan dueño de sí que ni en la mayor prosperidad ni en la mayor adversidad nadie pueda criticarle por haber perdido la compostura.

Conocerse a sí mismo

Conocer el carácter, la inteligencia, las opiniones y las inclinaciones. No se puede ser dueño de sí si primero no se conoce uno mismo. Cuando uno se despreocupe de su imagen exterior, debe conservar la interior para enmendarla y mejorarla. Tiene que conocer las fuerzas de su prudencia y perspicacia para emprender proyectos, comprobar su tesón para vencer el riesgo, tener medido su fondo y su capacidad para todo.

CONTINUA EN:

Extraído del libro