Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.
OK | Más información | Y más

27 de octubre de 2011

Cerebro y Nutrición. Alimentos perjudiciales para la mente

¡No se asusten cuando hablamos de dieta! No pretendemos que se pongan a régimen para perder peso. Sólo vamos a hablar sobre qué alimentos se deben comer y cómo deben repartirse a lo largo del día.

Cerebro y Nutrición.
Alimentos perjudiciales para la mente
Los alimentos se componen de tres tipos de macronutrientes (los que aparecen en un alto porcentaje, frente a los micronutrientes, presentes en cantidades reducidas, como por ejemplo las vitaminas y los minerales). Son las proteínas, los carbohidratos y las grasas. Dejamos a un lado el agua, que, aunque necesaria, no contiene calorías; no es cierto que engorde, por mucho que se empeñen algunas personas. Lo cierto es que hay que beber más de la que bebemos, y si algunas personas notan que se hinchan es porque están reteniendo líquidos por un excesivo consumo de sal o por algún problema metabólico.

1. Carbohidratos de alto índice glucémico (dulces, pan, pastas, chocolate y derivados, y, en general, todos los productos ricos en glucosa y/o sacarosa).

El índice glucémico es la velocidad con que un carbohidrato (alimento fuente de energía) se convierte en glucosa en el torrente sanguíneo (la glucosa es el azúcar directamente utilizable por el organismo y el combustible del cerebro). A la glucosa se le da el valor estándard de 100. La ingestión de glucosa pura produce una elevación brusca de su nivel en sangre, lo cual incita al páncreas a producir una elevada cantidad de insulina para metabolizarla (los diabéticos necesitan inyectarse la insulina para absorber ese azúcar sanguíneo). El resultado es que poco tiempo después, dependiendo de la sensibilidad del individuo a la glucosa, el nivel de azúcar en sangre está más bajo de como estaba antes de la comida, con la consiguiente sensación de cansancio, adormecimiento y bajo rendimiento. No olvidemos que si hay poca glucosa en sangre, el cerebro lo nota rápidamente y tiende a aletargarse.

Los alimentos con índice glucémico cercano a 100...
CONTINUA EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario