Mostrando entradas con la etiqueta tv. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tv. Mostrar todas las entradas

La verdad está por ahí fuera


La verdad está ahí fuera. Y el que la quiera, para él o para ella. ¿Quiere saber qué es la verdad? Es muy fácil, se lo voy a contar: la verdad sobre la verdad es que es una mierda. Me explicaré.



Ya hice otro artículo sobre la mentira. Ahora toca sobre la verdad, que al fin y al cabo es lo mismo, pero en negativo. Tengo un amigo detective que se ajusta bastante a la idea que todos tenemos de esta profesión. Cicero (nombre supuesto) se dedica a investigar la verdad que le piden averiguar sus clientes. Lo mas habitual suele ser asuntos de empresas (bajas médicas, impagos, etc.) o temas de infidelidad conyugal, conducta de los hijos, etc. Cuando mi amigo Cicero les describe la amarga realidad, casi invariablemente todos sus clientes responden que “esto no puede ser verdad”. Y lo más chusco del tema es que todos se lo imaginaban y sospechaban; sino, a ver por qué iban a solicitar sus servicios. En fin, que Cicero anda siempre descubriendo la verdad sobre el lado oscuro y pringoso del ser humano. Ese es su trabajo, muy parecido al de jueces, espías y policías, entre otros.

Tengo otro amigo sacerdote del que ya hace mucho que no sé nada. Por su trabajo y vocación, así como por el sacramento de la confesión, también se ha dado muchas veces de narices con la verdad

Por mi parte, hubo unos años en que también tuve que apartar a menudo los muchos velos con los que las personas esconden la puñetera verdad. Y lo llevaba mal, muy mal. Me asqueaba bastante el ser humano, sobre todo cuando te lo encontrabas con la verdad al desnudo. Ahora, que creo que ese asco se me ha pasado bastante, me acuerdo de mis conversaciones con mis dos amigos. Les preguntaba sobre cómo hacían para soportar tanta sobredosis de verdad. A veces hasta me preguntaba como lo hacía Dios (si es que no miente también). El caso es que Cicero se lo tomaba a risa y cuando no podía más, como buen detective, ahogaba sus fantasmas en güisqui, tal vez en demasiado güisqui. Y a veces, yo también le acompañaba. Mi otro amigo el sacerdote me decía que rezaba, a lo que yo le decía que me dijera el truco y él me respondía, que aparte de tu mucha o poca fe en los rezos, mientras rezas, por lo menos no piensas. Ni en verdades ni en mentiras, simplemente no piensas, que no es poco.

Tal vez la televisión no sea tan mala, no te deja pensar. Ni en verdades, ni en mentiras. Y así, dulcemente, se nos va pasando la vida. En España es otoño, silba el viento y lentamente los árboles amarillean y van perdiendo las hojas, Cicero apura su penúltimo güisqui, algunos rezan para no pensar y todos intentamos olvidar las verdades que nunca deberíamos haber conocido.

Como rezar no es lo mío, a lo mejor me tomo un güisqui o dos, a la salud de todos Ustedes. Y de la puta verdad.

Octubre, 2.007

Tal vez le interese:
http://www.elartedelaestrategia.com/las_14_claves_para_descubrir_a_un_mentiroso.html

Más allá de las malas noticias

En los años 60, en España existía un programa radiofónico que trataba de niños cuyo comportamiento era ejemplar.



Más allá de las malas noticias
Más allá de las malas noticias
Operación Plus Ultra


Era la Operación Plus Ultra. Los niños protagonistas habían salvado vidas, se habían esforzado ayudando a los demás y, en general, habían demostrado excelentes virtudes cívicas.


No todo era malo en la Dictadura, de hecho, su familia o usted mismo la “disfrutaron” y por ese motivo no van a ser malos malísimos. Lo mismo ocurre con este programa, entiendo que era una muy buena idea donde se premiaba a niños que de forma objetiva lo merecían.

¿Cuándo fue la última vez que vió o escuchó una buena noticia en los medios? Me refiero a una de esas noticias que te hace reconciliarte con la humanidad después de haber estado atendiendo al público, tratando con clientes, pacientes, alumnos, etc.

Me han comentado que en alguna cadena de TV existe un programa parecido… de madrugada.

Poner en horario de gran audiencia este tipo de programas para héroes anónimos, niños o adultos, haría un gran bien en cualquier país. Sin embargo, a esas horas ya sabemos lo que toca.

¿Si no es español, en su país sucede lo mismo? Y la pregunta más inquietante: ¿será que nos ponen lo que de verdad nos gusta?

Nos tienen calados, mal asunto.

No es Facebook, es Al Yazira

En Túnez el pueblo iba armado con barras de pan. Egipto cayó y no sabemos hacia dónde. 

Arabia Saudita invade Bahrein con la excusa de los disturbios, como los 100.000 hijos de San Luis hace siglos por estos predios. Gadafi dice emular a Franco pero copia al sátrapa Sadam Hussein, que casualmente tiene el mismo apellido que Barak Hussein Obama. En Siria y Yemen se está liando parda. 

Nos cuentan que fue gracias a Facebook. Y yo voy y me lo creo, como lo del Apocalipsis. Por esas tierras hay Internet, pero poco. Si se fija bien en el fondo de las imágenes que nos envían del Magreb y Oriente Medio, lo que no faltan son antenas parabólicas. 

Gracias a esas antenas redondas, África vio que en Europa atábamos los perros con longanizas y por eso nos invadieron en pateras. Otra historia fue que al desembarcar encontraron muchos perros y pocas longanizas. Por ese mismo motivo, lo que ven en la TV, arden las revueltas por el islam. 

Pese a lo que nos cuentan en nuestros medios, esta revolución no se está realizando por medio Facebook, es Al-Yazira quien la está propagando. Esta emisora ya era maldita en muchos de estos países, incluida Arabia Saudita, ahora vemos por qué. Internet es mas complicado que ver la TV. Hay mas televidentes que internautas, pues lo primero está al alcance de un beduino, lo segundo no lo veo tan claro. Si su TV sintoniza esta emisora, mírela un rato, le chocará que tiene menos censura (en algunos aspectos) que los medios occidentales.

¿Le sorprende lo que le cuento? Pues lo puede comprobar en su ciudad, pregunte a cualquier moro, vaya a alguno de sus bares y observe que TV ven. Ya me contará.

No se preocupen, las TVs occidentales no están por la labor de soliviantar a sus teleadictos. No consta ninguna revolución por medio de telebasura. Que disfruten del presente, es lo único que hay. Lo demás es todo ilusión, vana ilusión.

Las del pulpo y una mas

Me tomaba a risa a los que creen que lo del hombre en la Luna era un montaje. Ahora ya no sé qué pensar. Todo el planeta está esperando el vaticinio de un pulpo sobre el resultado de un mundial de futbol. Eso es un acontecimiento planetario y no lo que anunciaba una chica pija y roja de salón. Me cuesta aceptar que una especie que está absorta ante los resultados aleatorios de un octópodo y que perpetra las más variadas estupideces ante veintidós deportistas y un balón, sea capaz de enviar hombres la luna. Claro, que esta especie también fue capaz de de inventar, desarrollar y probar bombas atómicas y de otros tipos sobre objetivos civiles. Resumen del mundial de la raza humana: tecnología-9, sabiduría-1. Acojona, de verdad que acojona. ¿Quién sería el optimista que al ser humano le llamó “Homo SAPIENS”?

¿Se me nota mucho que no me gusta el futbol? Me han llamado de todo por decir que me la suda el resultado del mundial de futbol. Moraleja: que no sepan lo que piensas, ríete hacia adentro, es muy divertido y ocasiones para descojonarse del prójimo no van a faltar, sobre todo en estos espectáculos de masas, de pan y circo. A muchas mujeres casadas que pasan del balompié les he sugerido que les digan a sus maridos futboleros que aquí se folla a las 20.30 horas, esté o no el marido, televisen o no el mundial. Aclaro que no era yo el que me ofrecía, que se busquen la vida para ese particular. Intuyo que, aunque se han reído de la ocurrencia (es un viejo chiste), a las 20.30 horas no habrán follado gran cosa. Se siente, que se busquen repuestos amatorios para estos eventos planetarios y mundiales.

Dicen que este mundial lo sigue toda España. Como mi mejor amigo es un lapicero y un papel, deduzco que es una mentira más, como todo lo que pregonan los medios. Somos 48 millones de españolitos y la audiencia del último partido en TV fue de 14 millones. Siendo generoso, muy generoso, pongo otros 6 millones más que lo oyeron por radio, internet, etc. para redondear a 20 millones. A 28 millones de españoles (seis de cada diez), el futbol nos la trae al pairo y encima tenemos que aguantar a esta manada de frikis y la puta trompetilla de los sudafricanos.

Algo positivo si que he visto. Banderas de España. Por algo se empieza, pues aunque sea de garrafón, es patriotismo, ya que nuestra casta política parece empeñada en borrar este sentimiento patrio. Lo que más me ha gustado es el mosqueo de las muchas nacionalidades nacionalistas con su nación al ver lo que consideran sus predios llenitos de banderas del opresor centralista. Ajo y agua.

Sin embargo, a los jubilatas les han congelado la pensión, a mi y otros muchos más nos han bajado el sueldo, han subido el IVA y van a subir otros impuestos. Estamos al borde del abismo y tal vez nuestra preclara casta política, en un alarde de valor, den un paso al frente. Pero no pasa nada, estamos en la final planetaria. Así que, o follamos a las 20.30 horas del domingo, o nos van dar las del pulpo y una más. O las dos cosas.

Tómense la vida a risa, si pueden. Motivos no le van a faltar para reírse y aunque viva lo mismo, será más divertido. Este mundial, a mí me está funcionando.

Miedos

En el S. XIX no había penicilina, llegó a mediados del S XX. De hecho, en el frente ruso de la II GM. llamaban al ajo la penicilina de Stalin. Sin penicilina, la gente moría que era digno de ver, pero ya no nos acordamos de eso. En el S. XIX las tasas de mortalidad eran muy superiores a las actuales, tendencia que empezó a cambiar a lo largo del S. XX. Naturalmente, estos datos se refieren a la “cultura occidental” que por ser una idea bastante imprecisa creo que es lo mismo que no decir nada.

A lo largo de la Historia, era normal que de una decena de hermanos sobrevivieran la mitad, para que de éstos, una mitad muriera por guerras, violencia, epidemias, etc. Esto aun ocurre en muchos países y afecta a gran parte de la población mundial, aunque la tendencia es a mejorar. Si, ha leído bien, a mejorar. La Humanidad va a mejor, poco a poco, con rodeos, con alguna marcha atrás, pero va en buen camino.

Gran parte de la especie humana, entre los agraciados que me cuento, tiene de todo: agua potable y corriente, luz, calefacción, medicinas y un entorno razonablemente seguro. Sin embargo, la carcoma se nos come. Y tiene un nombre: miedo. O tal vez MIEDO, así, con mayúsculas. Miedo a repetir un 11-S ó 11-M, miedo a un corralito, miedo a que el 2012 los mayas acierten, miedo a la gripe de moda, miedo al calentamiento global, miedo a la crisis, miedo a la muerte, miedo a la vida, miedo al miedo y miedo a… si mismos. (Ponga aquí su miedo: ………, sea sincero, que alguno tiene)

Como no creo en la casualidad, y sé que el miedo vende, tal vez esté todo muy bien pensado y esta emoción no sea muy espontánea. Vamos, que se encargan de tenernos un pelín acojonados, no mucho pero siempre algo miedosillos, no hay mas que encender la TV y comprobarlo. El miedo es un buen pegamento para un rebaño de ovejas, yendo todos juntos nada me ocurrirá. ¡Viva el miedo compartido!

Hay muchas personas en el mundo que aunque también tienen sus miedos, saben que viven de prestado: hace días que miraron de frente a la Parca cuando ésta les rozó y ahora nada les hace temer.

Éstos recogerán las sobras del banquete de Occidente. Ya están en ello y me descubro: el futuro es de los valientes. Desde siempre les hemos llamado "bárbaros".

La chispa del calentón



No creo en el calentamiento global ni que el CO2 ni la actividad humana lo cause. Es mas, creo que si existiera, tal vez no sería tan malo, mata más el frío que el calor. Pero como la fe siempre tiene sus momentos de duda, a veces me pregunto ¿y si fuera verdad? Al día de hoy, me han despejado las dudas. Si usted tiene fe en la idea de que si que existe este fenómeno, no seré yo el que le disuada. Creo que fueron los mormones los que predijeron el fin del mundo para el S. XIX y ahí los tienen, siguen teniendo fe en sus cosas como si este error de nada no hubiera ocurrido. Así que allá usted, los mormones y yo mismo. Cada loco con su tema, como decía el cantante. Por mi parte, hereje soy del credo oficial del mundo presente. Arderé en las llamas apocalípticas de Al Gore, Green Peace y demás iglesias. Mal asunto ir en dirección contraria al rebaño, asumiré mi culpa. Confieso que he pecado y además no me arrepiento.

Veo muy poco los “informativos” de la TV, son todos iguales y a mi entender no informan. Si Usted cree lo contrario, pues me parece estupendo, no pienso discutir sobre el tema. Por razones parecidas uso poco la TV. Tampoco me voy a extender sobre el asunto. Pero a veces salen perlas televisivas que me alegran el día. Un anuncio de Coca-Cola decía textualmente que “Muy cerca de ti hay una fábrica de felicidad. Porque cuanta menos distancia recorra una Coca-Cola hasta llegar a tus manos, menos CO2 se emite...”

Ahora ya me queda claro y diáfano que el CO2 es un estupendo negocio.
Lástima que para escribir estas líneas les haya hecho publicidad, pero el que me despejen las dudas calenturientas merece la pena. París bien vale una misa y el CO2 una Coca-Cola, la chispa de la vida. ¿O la chispa era de Pepsi Cola?

La foto del virus


Dicen que en otoño o en invierno atacará con más fuerza la gripe A y que se espera una mortandad mas elevada en esta “pandemia”. 


La foto del virus
La foto del virus
Digo yo que para pandemias, la malaria, el cólera, el SIDA y otras enfermedades que matan que da gusto. Y la estupidez humana, que puede ser letal. Pero bueno, vamos a aceptar gripe A como animal de compañía, como al pulpo.

A mí, lo que mas me acojona en esta España sostenible, verde, ecológica y demás, es la que se puede liar con diecisiete mas una ministras o ministros de sanidad. Ya vemos la que se ¿organiza? cada verano con los incendios en cada subespaña, sobre todo cuando el incendio es compartido con la subespaña vecina donde el cacique que manda es de otro partido. Y no lo digo por decir, algo sé del tema. Así que cuando ese virus griposo, que en general no nos tomamos en serio, empiece a hacer de las suyas y veamos la coordinación entre autonomías autonómicas, calculo que la incidencia de mortalidad se va a disparar sobre la media de la UE a la que pertenecemos y nos comparamos.

Eso sí, de vez en cuando, algún político del Gobierno de España o de las 17 subespañas se hará una bonita foto con mascarilla y con algún paciente fotogénico o coordinando las estrategias sostenibles (con igualdad de género y demás talantes y complejos) para afrontar esta crisis que no será tal. Acabada la foto de nuestros representantes, si te he visto, no me acuerdo, ahí os quedáis y me despido a la francesa, ahí se pudra el puto paciente, que yo ya he salido en la foto. Eso ya lo he visto muchas veces en directo y es penoso, aunque evidentemente Usted no lo verá ni en la foto ni en la TV.

Es lo que tiene vivir en una fotocracia, perdón, quise decir democracia a la española (con fotos). Aunque estoy seguro que si usted no es español, su pais no es muy diferente. Como Obama o como Putin, como Sarkozy o como Berlusconi, como Chávez o como Castro, tanto monta.

Los hombres que no dejaban de maltratar a las mujeres


Muy pocas personas hacen las cosas sin motivo. Hasta el francotirador que mata al azar estudiantes de bachillerato, lo hace para satisfacer sus más tenebrosas pasiones. En lo que va de año, en España y según datos oficiales, han muerto más de 30 mujeres asesinadas por “violencia de género”. Raro es el día que no aparece en la TV alguna tentativa, consumada o no, de homicidio de un hombre a una mujer. Tal vez habría menos casos si en los medios no se le diera tanto bombo a la noticia. Con los suicidios funciona así, se lo puede explicar cualquier psicólogo, en cuanto se dejan de airear descienden bruscamente.

Lo que me mosquea de las noticias sobre el particular es que están incompletas. Nunca nos cuentan qué decía el asesino sobre los motivos que le impulsaron a hacer esta barbaridad. ¿Qué le motiva a un hombre a matar a su mujer? La pregunta tiene su miga, porque de saberlo, tal vez obtendríamos alguna conclusión y quizás un remedio, pues eliminando la motivación podríamos reducir drásticamente estos sucesos que tan bien se venden como noticia.

Una pista: si Usted que me visita no es español le cuento una ley muy curiosa que tenemos por aquí. Se trata que si una mujer denuncia a un hombre, a éste no se le aplica la presunción de inocencia y tiene que demostrar que no es culpable. Para la mujer no funciona así. Si lo juntamos con que en caso de separación y/o divorcio el marido se queda en la calle y además le pasa pensión a la ex-mujer, tenemos que tal vez sea una causa de algunos homicidios “de género”. Insisto, como no tengo datos, es sólo una suposición que me gustaría que alguien me aclarara.

Así que la próxima vez que vea el siguiente crimen televisado con todo tipo de morbo, esté atento a escuchar cuáles eran los motivos que manifestaba el “violento de género”.

El ojo tonto de Dios


Pintaban a Dios con un triángulo que contiene un ojo. Una alegoría de la Trinidad y de que la divinidad observa todos y cada uno de los actos que realizamos. Gracias al avance tecnológico y al abaratamiento de materiales y manufacturas, ya se ha logrado emular a Dios. Y como el Dios de la fe, nadie sabe quien es.

Es imposible atravesar a pie o en vehículo una ciudad occidental sin que por lo menos una cámara te mire. Y que te grabe, que es más mosqueante. Desconozco en muchos casos quien está al otro lado de la lente. Como el precio de estos sistemas es razonablemente barato, está al alcance de cualquier particular. Raro es el día que los informativos no aparece una noticia grabada por cámaras de ¿seguridad?, ya sean robos, accidentes o cualquier otro suceso, que en eso se han convertido los informativos. Sume esto al fenómeno de Youtube y Google Earth, y creo que ni Dios tiene tantos ojos. Da que pensar, sobre todo qué veremos y qué verán de nosotros en diez años.

Pero no sólo por los ojos entra la información. Internet, tarjetas de crédito, llamadas de teléfono, todo deja una clara huella de nuestras andanzas por el planeta. Creo que Dios (o su sucedáneo en al Tierra) sabe mucho mas de nosotros que nosotros mismos. Mal asunto.

Pero lo más triste no es que no nos importe, que ya es alarmante y justificable por la implantación suave y sin estridencias de todo este montaje. Lo más misterioso es que nos gusta. Que disfrutamos. Que nos encanta salir en la TV, y a falta de ella, en Youtube, y si eso no cuela, en cualquier cámara de seguridad. Y desnudar nuestras miserias, sin cortarnos un pelo. Los que no logran desnudar sus vidas en la TV, ahora lo tienen fácil mediante las redes sociales en Internet. A mi me asombra la información privada y a veces íntima que el personal airea al mundo. No me extraña que los curas se quejen que nadie confiesa sus pecados. Se equivocan, se confiesan ante el Dios del rebaño. Para los más discretos, pensamos que todo este montaje es por nuestro bien, por nuestra seguridad. No nos acordamos que cada vez que alguien hizo algo por nuestro bien salimos bien jodidos.

Al día de hoy, el Hombre Invisible lo tendría muy, pero que muy jodido. Sobre todo cuando, por ley y por nuestro bien, el Gobierno nos ponga un sistema de cámaras en casa.


¿Ajustando tu mente ?


Resulta que un trabajo publicado en la revista 'Neuron' describe los procesos que tienen lugar en nuestro cerebro cuando nos damos cuenta de que nuestras respuestas no coinciden con las del grupo y cómo estos determinan que digamos, al final, lo que dice la mayoría. Pues mi cerebro debe ser de otra pasta o estar defectuoso. Las masas, mayorías y demás borregadas no son lo mío, tal vez sean lo de Usted, pero a mí, la opinión del grupo me deja indiferente. No me creo superior al resto, ni creo ser asocial, pero esto es lo que hay. Pienso que toda la comida de coco del trabajo en equipo, tal y como se vende ahora, es mas de lo mismo. Además, me consta que no soy el único que así lo cree.

Se empieza dando la misma respuesta que el grupo y se acaba aborregado. Una cosa es comportarse en sociedad y otra ser masa. Pero es lo que hoy, ¿sólo hoy, antes no era así?, se lleva. Las frases del tipo de que la mayoría no se equivoca y chorradas semejantes me ponen los pelos de punta. Actuar así es servir en bandeja las oportunidades a tiranías, despotismos, dictaduras, demagogias y demás.

Hace uno años me atrevía a llevar la contraria a lo que decía la TV, los medios en general o las opiniones comúnmente aceptadas. Y lo que era mas grave, osaba cometer la desfachatez de decirlo en público. El resultado no fue muy agradable, haga Usted la prueba si tiene valor. Ya verá lo que ocurre y ya nos contará. Ahora llevo a rajatabla el lema de que millones de moscas no se equivocan: come mierda. Por lo que no hago caso de lo que me digan las moscas, les sigo la corriente, intento no dar el cante, pero la mierda, que se la coma el que le guste ser animal gregario en cuerpo y mente.

Así que me aplico al cuento de lo que recomienda Baltasar Gracián cuya lectura recomiendo encarecidamente: “Sentir con los menos y hablar con los más. Querer ir contra el corriente es tan impossible al desengaño quanto fácil al peligro. Sólo un Sócrates podría emprenderlo. Tiénese por agravio el disentir, porque es condenar el juizio ageno. Multiplícanse los disgustados, ya por el sugeto censurado, ya del que lo aplaudía. La verdad es de pocos, el engaño es tan común como vulgar. Ni por el hablar en la plaza se ha de sacar el sabio, pues no habla allí con su voz, sino con la de la necedad común, por más que la esté desmintiendo su interior. Tanto huye de ser contradicho el cuerdo como de contradezir: lo que es pronto a la censura es detenido a la publicidad della. El sentir es libre, no se puede ni debe violentar; retírase al sagrado de su silencio; y si tal vez se permite, es a sombra de pocos y cuerdos.”

Y aún dice más:

"Antes loco con todos que cuerdo a solas: dizen políticos. Que si todos lo son, con ninguno perderá; y si es sola la cordura, será tenida por locura: tanto importará seguir la corriente. Es el mayor saber a vezes no saber, o afectar no saber. Hase de vivir con otros, y los ignorantes son los más. Para vivir a solas: ha de tener o mucho de Dios o todo de bestia. Mas yo moderaría el aforismo, diziendo: antes cuerdo con los más que loco a solas. Algunos quieren ser singulares en las quimeras."

Si pensaba y actuaba como yo, que lo del hombre masa no iba con Usted, después de leer al sabio jesuita (que no era ciertamente hombre-masa) piense mejor sus normas de actuación. Y si Usted adapta sus respuestas a las del grupo, pasando por encima de su criterio; entonces disfrute del calor del rebaño, que ningún perro pastor le va a morder hasta que vuelva rendido al redil.

Un mundo feliz



Me parece muy bien que en bachiller eliminen el latín y el estudio de los clásicos. Y me parece estupendo estudiar Alianza de Civilizaciones, y que cada vez haya más horas de fútbol, y las noticias sean una relación de sucesos truculentos. Me parece cojonudo que la peña no conozca ni a los presocráticos ni a los estoicos ni a Gracián ni a Kant ni a Schopenhauer y ni falta que les hace. Todos eran una pandilla de amargados que acabaron malamente y no conocieron la felicidad. ¿Qué digo? No conocieron lo que es ser FELIZ. Así, con mayúsculas.

Me parece muy bien que la caligrafía ya no tenga valor, y ke eskibamos + rpdo n SMS. Creo que es estupendo que los maestros (o como coño los llamen ahora) no impongan respeto y que haya “libertad” en las aulas, ya llevamos muchos siglos de opresión al alumno. Es muy buena idea que se reniegue de la Iglesia. Total, son todos una pandilla de carcas fanáticos. No me tengo por cristiano, pero pertenezco a esta cultura bimilenaria. Nadie podrá decir que en estos 2.000 años no la hayan cagado muy a menudo, pero es “nuestra cagada” que ha creado una música fuera de serie, que ha propiciado un arte sacro irrepetible, y que ha auspiciado figuras místicas e intelectuales de la talla de Santo Tomás, San Agustín, Tomas Moro, Erasmo, San Juan de la Cruz y una lista algo mas larga de fanáticos embrutecidos por el opio del pueblo. Me parece muy bien que mandemos a hacer puñetas a nuestra cultura pues está algo obsoleta.

Hace tiempos vi una pintada en la Universidad que decía “libros pa ke, bebe la bida”. Joder, pues tienen razón. ¿Conoce a algún lector compulsivo que sea feliz? ¿Y algún sabio que lo sea? Ahora viene la pregunta buena y preocupante: ¿conoce algún mediocre que no sea feliz?

Beba la vida, no lea, no piense, vea la TV a piñón fijo, aprenda de memoria los culebrones, la liga de futbol, el último suceso truculento, créase las consignas del partido político de turno. No salga del calor del rebaño. Total, pensar no da la felicidad.

Queridos lectores, UN MUNDO FELIZ, un nuevo mundo les espera mas allá del horizonte. Que lo disfruten, y ya me contarán. No me tengo por sabio, soy razonablemente feliz; y si alguien, en nombre de este nuevo mundo feliz, intenta quemar mis libros, mi música clásica y rebobinarme la mente, que sepa que venderé cara mi mente. Pero que muy cara, sé cosas que vosotros no habeis estudiado en los clásicos, y éstos eran muy listos...

Que sean felices a su manera.


Puede descargar el libro UN MUNDO FELIZ, de Aldous Huxley, en http://librosintinta.blogspot.com/2008/08/descargar-un-mundo-feliz.html


Soluciones para esta crisis y milongas oficiales.


No soy economista, pero he administrado muchos dineros ajenos. Así que algo entiendo, tal vez como las amas de casa con sentido común, que no todas lo tienen. Por una vez me voy a adentrar en terrenos poco consistentes y que no son mi especialidad.

Crisis, y de las buenas
Quede claro que todo lo que lea será referido a España, aunque estoy seguro que en su país algo se podrá aplicar.

Hasta que empezó la crisis actual, la riqueza que se generaba en España era muy superior a los inmensos gastos que realizábamos. Dicho de otra manera, si no hubiéramos gastado de forma demencial, el superávit hubiera sido mucho más grande, tal vez descomunal. ¿Dónde estaban (y están) esos gastos tan fastuosos? Ahora lo veremos. Tal vez si se suprimieran se acabara el déficit de las cuentas. Porque ingresos va a haber pocos. Veamos.

Tenemos TV, s privadas y públicas. Estas últimas, en déficit crónico y en aumento, sobre todo las autonómicas. Suprímanse y veremos un ahorro descomunal. Lástima que los caciquillos locales no puedan emitir su propaganda ni colocar a sus amiguetes.

Los partidos políticos se financian a través del Estado. De ellos, hay uno (ANV) que es parte de ETA. Estamos pagando a asesinos. Y esto no lo digo yo, lo dice un juez. El resto de partidos no mata, pero jode que no veas. En otros países civilizados el Estado no los financia.

Con los sindicatos pasa lo mismo. ¿Por qué no están en la calle exigiendo al Gobierno que afronte la crisis? Pues porque están pagados por el Estado. Pagados por Usted y por mi, aunque el que decide si les paga y cuánto es el famoso “Gobierno de España”. ¿Sabe cuántos “liberados” tienen en total lo sindicatos? Se calcula que mas de 100.000. Que cobran y no curran. Un chollo.

Al acabar la Dictadura había cuatro veces menos funcionarios públicos que 30 años más tarde. Es normal, hay mas administraciones (estatal, autonómica, ayuntamientos, comarcas, Europa, organismos para coordinar este lío, organismos que aglutinan este lío, y en general, carguillos para colocar a Juanillos que son primos, cuñados y amiguetes del político de turno). Total: unos tres millones para gestionar a cuarenta y cinco millones de españolitos. Creo que la difunta Unión Soviética tenía menos en proporción. Acabó en la ruina.

Ya que menciono la Dictadura (que espero no se repita), desde que el inefable Caudillo muriera y ahora rigen la nación estos prohombres democráticos, la población reclusa no para de crecer y nos acercamos a niveles similares a las purgas franquistas después de vencer la Guerra Civil. Da que pensar. ¿Por qué menciono este tema al hablar de economía? Pues porque, consideraciones morales aparte (daría para otros post) un preso nos sale muy caro.

Y además se hacen presupuestos increíbles. Dicho de forma sencilla, está previsto gastar más de lo que se ingrese. Eso ya de entrada. Lo malo será cuando los ingresos sean menos de los previstos y los gastos más. Nos vamos a reír mucho. Si usted cobra pongamos que mil sextercios al mes, ¿piensa gastar mil doscientos todos los meses? Pues lo economistas del estado lo ven correcto.

Y Usted dirá, bueno, son las cuentas del Estado. No se engañe, son las suyas, le va a joder a impuestos directos e indirectos. En la Edad Media, ni los prestamistas judíos pasaban del 10-15% de interés, rebasarlo era usura. En cualquier nómina el Estado se lleva 1 euro de cada 4 ó 5 que cobras. El IVA es casi todo el 16%. No sé cuanto exige la Cosa Nostra a los comerciantes de Palermo, a lo mejor nos sorprendíamos.

Se está proponiendo que la Iglesia Católica se subvencione sólo sin ayuda del Estado. No entro en discutir si la medida es buena o mala, pero si lo que queremos ahorrar, que se deje de subvencionar a partidos, sindicatos y TV en quiebra. Y que se limpie la piel de toro de carguillos y Juanillos. Seguro que me bajaban los impuestos.

Mientras no acometan estas medidas, por favor, que los políticos de ningún partido subvencionado me cuenten milongas. Y si van a inyectar muchos euros en la economía, que lo hagan en mi cuenta, no en la de los ricos.

Héroes


Lo que no se ve es como si no existiera. Baltasar Gracián

Y eso que entonces ni se imaginaban la TV ni Internet. Hace tiempo que escribió Perez- Reverte un artículo sobre un joven ciclista que salvó a un camionero atrapado en un camión cisterna en llamas. También les sonará (por lo menos en España) el caso de un inmigrante que salvó a una niña que cayó al Metro y que consecuencia de su acción perdió una pierna. Con un par de genitales, los dos. Y además, estoy seguro que Usted y yo lo habríamos hecho, qué remedio, nadie elige ser héroe. Hagamos una prueba (o dos, tal vez). ¿Saben el nombre de estos héroes anónimos? ¿Saben el nombre de una cantante USA que es alcohólica y tiene bastantes problemas con la Ley? Pues tal y como ha respondido, así anda la Humanidad. (1)

Pero claro, como en todo, hay otro tipo de personajes. ¿Cree que mis queridos políticos del mundo mundial lo habrían hecho? No digo yo que alguno tal vez… Si opina sin dudar que todos ellos lo hubieran hecho, hágaselo mirar.

Estoy seguro que cerca de Usted conoce a algún héroe anónimo, no un superhéroe de película, sino alguno que no da el cante mediático. Lo mas seguro es que sea una heroína, pues ellas son las que mas valor le echan en esta puta vida. Tal vez lo sea Usted mismo/a y aun no se ha enterado. Anímese y salga del armario o saque a quien se lo merezca. Y olvide las burradas que nos cuentan en la TV.


(1) Yo tampoco lo sé. Si alguien lo sabe, por favor, puede contárnoslo, se lo agradeceré. Y si sabe qué vida llevan, pues mucho mejor, sería muy interesante.

Levedad informativa


Vívese lo más de información. Es lo menos lo que vemos; vivimos de fe ajena. Es el oído la puerta segunda de la verdad y principal de la mentira. La verdad ordinariamente se ve, extravagantemente se oye; raras veces llega en su elemento puro, y menos cuando viene de lejos; siempre trae algo de mixta, de los afectos por donde pasa; tiñe de sus colores la pasión cuanto toca, ya odiosa, ya favorable. Tira siempre a impresionar: gran cuenta con quien alaba, mayor con quien vitupera. Es menester toda la atención en este punto para descubrir la intención en el que tercia, conociendo de antemano de qué pie se movió.

Baltasar Gracián. Oráculo Manual y Arte de la Prudencia
http://www.elartedelaestrategia.com/baltasar_gracian.html

¿Ha leído en prensa o Internet, oído en radio o visto en TV las últimas noticias? ¿Se las cree sin dudar? En algunas ocasiones estuve cerca de una noticia, o hasta llegué a ser parte de ella. Y, qué quieren que les diga, cuándo vi cómo aparecía en los medios, no la reconocí. A veces, el asunto era grave y ni siquiera aparecía en ningún medio. La ocasión mas sangrante fue una vez que un periódico local me hicieron una entrevista que me dejaba bastante bien parado. Lástima que en esa “entrevista” yo no estuviera presente.

Ya no sabe uno qué pensar, si lo que creemos que son noticias son chapuzas de los periodistas, simple manipulación, oportunismo, espectacularidad o un poco de todo. Lo que si que tengo claro es que visto lo visto, no me creo nada de lo que aparece en ningún medio. Sobre todo en TV, que es lo que mejor miente, pues entra por lo ojos y por eso nos parece mas real. Si me entero de alguna noticia, tiendo a creer que algo ha ocurrido (no siempre es así) e intento investigar por varios medios las versiones del hecho, sólo así me creo un 40% de lo publicado, en el mejor de los casos. Y sobre todo, pienso en el “porqué” se está dando esta noticia, el “para qué” y sobre todo, a quien beneficia. Habrá quien me diga que con Internet todo esto se acabó. Sólo le contestaría que medite cuidadosamente este pensamiento.

Nos quieren hacer creer que estamos en la “sociedad de la información”. Allá Usted si les sigue la corriente, se enoja con las noticias y toma partido. Hay que rascar mucho para encontrar información fiable, pero hay que currárselo. Y eso requiere esfuerzo. Ahora seguimos en campaña electoral, por lo que todo esto que les cuento se multiplica exponencialmente.

En fin, sólo le deseo que no sea Usted nunca la noticia (buena o mala), no le sería muy agradable y además, nada sería cierto.

Trileros de la información


En el culto todo debe ser gratuito para el pueblo, no se debe privar a los pobres de aquello que los consuela en su pobreza sólo por ser pobres. NAPOLEÓN BONAPARTE

Trilero
En España, un trilero es un estafador que practica el juego de esconder un bolita en uno de los tres cubiletes que mueve mas rápido que la vista. Se apuesta al que debería estar la bolita, pero el trilero ha jugado con nuestros sentidos y siempre gana. Naturalmente, hay otros compinches que hacen de ganchos y otros actores mas. Pero la esencia del juego es confundir al incauto.

Siempre que voy a Barcelona aprovecho para verlos en acción en las Ramblas. Es espectacular presenciar como unos tipos curtidos en mil batallitas y picarescas despluman al guiri (o al paisano, que también los hay) ante el asombre de éste. Me encantan este tipo de timadores, a su manera, hacen justicia. Sólo espero que no la hagan conmigo.

El caso es que esta semana, en todas las TV del Reino de España (eso pone en mi carnet de conducir), gobernado por el Gobierno de España (con eso nos están dando este otoño la tabarra) están machacando a los televidentes (ya no quedan ciudadanos) con el caso de la niña Madeleine. Además, por si el caso se resuelve pronto, ya han encontrado otra niña ¡en Nueva Zelanda! como otra noticia que promete. Digo yo que casos de estos debe de haber a miles, pero como no salen en la tele... no existen. Y también me digo a mi mismo, que los dos casos son muy tristes, pero que a mi me importan mas bien poco, que me la traen al pairo. Sólo oirá hablar de estas dos niñas, sólo verá imágenes de este caso que parece (¿sólo parece?) un guión de una mala película. En fin, que te tomas el café con tus compañeros de curro, pones la radio o enciendes la TV (de prensa no digo nada, la peña en general sólo lee prensa deportiva) y siempre lo mismo: deportes, Madeleine y poco mas. Panem et circences. Pan y circo.

De casualidad me enteré que el Congreso aprobó una subida del sueldo de los diputados del 3,5%, más que el indice de preciso al consumo VER NOTICIA. Además, incluye indemnizaciones para parlamentarios que no serán reelegidos en las próximas elecciones generales. Lo he comentado con mucha gente, y tod@s estaban al día en el caso Madeleine, , pero de esto otro, ni idea.

Ahora meto la bolita dentro de uno de los tres cubiletes y los empiezo a mover. ¿Donde está la bolita?

El año que viene, ya me comentará su subida de sueldo.

El arte del poder catódico

¿Es real lo que nos muestra la Televisión? Si vemos un informativo, podremos presenciar una gran cantidad de imágenes. Habrán inundado nuestra retina con gran cantidad de información visual. Y por supuesto, serán reportajes espectaculares. Esa es la palabra: espectacular.


“Es verdad, lo he visto en la tele” (Homer Simpson)

Televisor
Pero eso no es información. Es un calidoscopio. Es humo de colores, fuegos artificiales.

¿De verdad le interesan a Usted todas las imágenes (les llaman noticias) con que le van a bombardear? Si lo piensa un poco, tal vez afecten a su vida entre un 0 y un 10 % de lo que le cuentan. Y lo que le van a contar, estará sesgado y manipulado.

Porque haya salido en la televisión, no es necesariamente real. ¿O piensa Usted como Homer Simpson?
Tal vez todos pensemos así.

Haga un pequeño ejercicio de memoria y repase un día normal. Un día rutinario. Se levanta, se asea y va a su trabajo. Hace las cosas de siempre, trata con las personas de siempre, y vuelve a su casa como siempre. Con su familia, hace las mismas cosas de siempre. En fin, un día mas. ¿En que diferencia su cerebro ese día gris del anterior día gris? En que cuando enciende la TV, ve el mundo desfilar ante Usted. Ahí se rompe la rutina. Y el cerebro presta atención. Mucha atención. Tanta atención que queda prácticamente hinoptizado. Y todo nos parece mas real que la realidad, porque otras personas han elegido una realidad espectacular que mostrarnos.

Y nos la creemos como real. Y lo que no sale en la televisión, no es real, no existe. ¿Alguna diferencia con la hipnosis? ¿O con Mátrix...? Y luego hablan del peligro de las drogas.

Les reto a apagar durante 24 horas su televisor, en su ausencia notará su poder. Estoy seguro que lo van a pasar muy mal. Hagan la prueba, y si se creen muy fuertes, aguanten una semana. Su higiene mental lo agradecerá.

Elija un libro y léalo, escuche la música que Usted desee. Pasee. Haga ejercicio.

Sea libre por unas horas y piense por si mismo...