Mostrando entradas con la etiqueta Gobierno. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gobierno. Mostrar todas las entradas

Consejos de Maquiavelo para un gobierno timorato

Maquiavelo nos da unos excelentes consejos para un gobierno timorato que no se atreve a tomar decisiones cuando es lo que se debe hacer.


"Ni las repúblicas ni los príncipes deben diferir los remedios a las necesidades públicas. Por ello el que rige un estado, sea república o monarquía, debe prever los tiempos y sucesos contrarios que puedan sobrevenirle, y los hombres de quienes en la adversidad pueda sobrevenirle, y los hombres de quienes en la adversidad pueda valerse, tratándoles desde luego cual lo haría si necesitara de ellos en algún peligro. Los que gobiernan de otro modo, sean príncipes o repúblicas, y máxime si son príncipes, formándose la ilusión de que, llegado el peligro, ganarán la voluntad de los hombres a fuerza de beneficios, se engañan, y lejos de aumentar su seguridad, aceleran su perdición" Discursos, 1, XXXII

Consejos de Maquiavelo para un gobierno timorato
Consejos de Maquiavelo para un gobierno timorato
Del libro “El Príncipe”:

“A los hombres se les ha de mimar o aplastar, pues se vengan de las ofensas ligeras ya que de las graves no puede: la afrenta que se hace a un hombre debe ser, por tanto, tal que no haya ocasión de temer su venganza.”

No se debe jamás permitir que se continúe con problemas para evitar un conflicto porque no se la evita, sino que se la retrasa con desventaja tuya.”

“Se puede hacer un buen o mal uso de la crueldad. Bien usadas se pueden llamar aquellas crueldades (si del mal es lícito decir bien) que se hacen de una sola vez y de golpe, por la necesidad de asegurarse, y luego ya no se insiste más en ellas, sino que se convierten en lo más útiles posible para los súbditos. Mal usadas son aquellas que, pocas en principio, van aumentando sin embargo con el curso del tiempo en lugar de disminuir.”

“Quien deja a un lado lo que se hace por lo que se debería hacer, aprende antes su ruina que su preservación.”

Con poquísimos castigos ejemplares será más clemente que aquellos otros que, por excesiva clemencia, permiten que los desórdenes continúen, de lo cual surgen siempre asesinatos y rapiñas.”

“Ayuda también bastante dar ejemplos sorprendentes en su administración de los asuntos interiores, de forma que cuando algún subordinado lleve a cabo alguna acción extraordinaria (buena o mala), se adopte un premio o un castigo que de suficiente motivo para que se hable de él.”

“Conquistada la Romaña y encontrándola gobernada por señores incapaces, más dispuestos a despojar a sus súbditos que a llamarlos al orden -con lo cual les daban motivo de desunión y no de unión, hasta el punto de que todo el territorio estaba sembrado de ladrones, banderías y toda clase de rebeldías-, determinó (César Borgia) que era necesario darle un buen gobierno si quería reducirla al orden y hacerla obediente al poder soberano. Por eso puso al frente del país a Ramiro de Orco, hombre cruel y expeditivo, al cual dio plenos poderes. Al cabo de poco tiempo su ministro consiguió pacificar el territorio y reducirlo a la unidad, todo lo cual trajo consigo la extraordinaria reputación del duque. Pero más tarde juzgó el duque que ya no era necesaria tan gran autoridad, pues se corría el peligro de que resultara odiosa, e implantó un tribunal civil en el centro del territorio, presidido por un hombre excelentísimo y en el que cada ciudad tenía su propio abogado. Y como sabía que los rigores pasados le habían generado algún odio, para curar los ánimos de aquellos pueblos y ganárselos plenamente decidió mostrar que, si alguna crueldad se había ejercido, no había provenido de él, sino de la acerba naturaleza de su ministro. Así que, cuando tuvo ocasión, lo hizo llevar una mañana a la plaza de Cesena partido en dos mitades con un pedazo de madera y un cuchillo ensangrentado al lado. La ferocidad del espectáculo hizo que aquellos pueblos permanecieran durante un tiempo satisfechos y estupefactos.”

Es de mal ejemplo no observar una ley hecha, máxime si son sus autores quienes dejan de cumplirla; y peligrosísima para los que gobiernan un Estado tener en continua incertidumbre la seguridad personal.”

Los consejos de Maquiavelo no son de un teórico cualquiera, ya que él mismo desempeño cargos importantes en política y sabe de qué habla. Parece ser que los políticos que forman gobierno no han leído, ni mucho menos meditado, de este genial florentino nada más allá de “el fin justifica los medios”, frase que nunca dijo Maquiavelo.

A buen entendedor, con estas citas le bastan. En fin, que pases un buen y tranquilo otoño. 

Te puede interesar, con extracto en PDF GRATIS: La Sabiduría secreta de Maquiavelo


10 consejos de un sabio chino sobre el poder

Todas estas reflexiones son el fruto de una vida como funcionario estatal, de su formación con las enseñanzas éticas de Confucio y su retiro del mundo a los sesenta años para dedicarse al aprendizaje del Taoísmo.


10 consejos de un sabio chino sobre el poder. Huanchu Daoren
10 consejos de un sabio chino sobre el poder.
Huanchu Daoren
Escrito a finales del Siglo XVIII por Huanchu Daoren, es la expresión de toda una vida llena de experiencia y sabiduría.

1. Quienes viven de manera virtuosa pueden estar afligidos por un tiempo, pero quienes dependen de adular al poder se hallan siempre desamparados.

2. Cuando estás oyendo constantemente palabras ofensivas y tienes siempre en mente algún asunto irritante, sólo entonces tienes una piedra de afilar para desarrollar el carácter. Si sólo oyes lo que te agrada y sólo actúas en aquello que te ilusiona, estás enterrando tu vida en un veneno mortal.

3. Se considera personas puras de corazón las que no se acercan al poder y a la fama; pero quienes pueden estar cerca sin verse afectadas son las más puras de todas. Se considera personas de espíritu elevado aquellas que ignoran cómo conspirar e intrigar; más quienes saben cómo hacerlo pero no lo hacen, son las de espíritu más elevado.

4. Cuando te halles en una posición de importancia, no pierdas la actitud de retiro rural. Cuando te encuentres de retiro en el campo, mantén los asuntos de estado en la mente. No se necesita por fuerza buscar el éxito en el mundo. No busques la gratitud de los demás; es un beneficio no estar resentido.

5. Al tratar con personas sencillas, es fácil comportarse con gravedad, pero difícil evitar menospreciarías. Al tratar con personas de rango superior, es fácil ser respetuoso con ellas, pero difícil ser corteses.

6. A quienes se aproximen a ti con riquezas, respóndeles con compasión. A quienes se acerquen a ti con su rango, respóndeles con justicia.

7. En tiempos de orden se debe ser preciso; en tiempos turbulentos se debe ser flexible. En tiempos de degeneración han de combinarse precisión y flexibilidad. Al tratar con buena gente se ha de ser magnánimo; al tratar con mala gente se ha de ser estricto. En el trato de la gente normal ha de combinarse la magnanimidad y el sentido de lo estricto.

8. Mientras que una persona no se haya liberado del deseo de celebridad, incluso si desprecia el principado y se contenta con la pobreza, todavía es prisionera de los sentidos. Mientras que uno no se despoje del aventurerismo impulsivo, aunque se ayude al país, se trata simplemente de una hazaña.

9. Si temes que la gente sepa que has hecho algo malo, hay algo bueno en lo malo. Si estás ansioso porque la gente sepa que has hecho algo bueno, entonces hay algo malo en lo bueno.

10. Si el 90 % de lo que dices es acertado, no serás forzosamente elogiado como excepcional; pero si una sola afirmación es errónea, todo el mundo te reprochará este error Si funcionan nueve de cada diez planes, no considerarán forzosamente que tienes éxito; pero si un solo plan falla, te colmarán de injurias. Por ello, las personas iluminadas prefieren el silencio a la irreflexión y la ineptitud a la listeza.

Extraído de:

Para saber mas:


Las Seis Enseñanzas Secretas

En la dinastía Chou del siglo XI antes de Cristo, un excéntrico consejero, conocido como T´ai Kung establece los principios del gobierno y de la guerra a través de conversaciones con el rey Wen y su sucesor, el rey Wu. 


La historia de China tiene muchas "enseñanzas secretas". Hacer aparecer las cosas como secretas las hace más deseables, ya que parecen escasas y de difícil acceso. Normalmente, para obtener acceso a conocimientos secretos se requiere de inversiones que llevan a un mayor compromiso, ya que la persona actúa para mantener la coherencia con su inversión. Estas páginas incluyen breves notas sobre puntos clave de estas enseñanzas.
Las Seis Enseñanzas Secretas

Maestro del rey Wen 


Lecciones aprendidas 

- Un verdadero hombre de valor ve objetivos ambiciosos. Un hombre común se ve sólo los asuntos ordinarios.

- Los verdaderos hombres están unidos por intereses comunes en asuntos importantes.

- Para atraer a un pez grande, se necesita un gran cebo y un sedal fuerte. Esto puede requerir un compromiso significativo. Es simple, unas recompensas poco brillantes sólo atraen a los peces chicos.

- Un gobernante sabio establece formas de jugar con las emociones. El autor muestra la humanidad, la virtud y la justicia mediante el comercio y el ahorro, aliviando y eliminando las dificultades. Esta es la manera de crear seguidores.

Discusión 

Esta lección presenta el rey Wen y el encuentro con su maestro, T'ai Kung, que usa la analogía de pesca para extraer lecciones de aprendizaje.

El punto sobre el que requiere gran cebo y un sedal fuerte para atrapar peces grandes es notable la importancia que otorga al compromiso. Si deseas tomar precauciones o lo que ofreces sólo es un simple cebo, el pez grande detecta tu falta de compromiso.

Esta introducción incluye una advertencia directa al rey para ser amable con su pueblo, señalándole que así se crean los seguidores. Aquí hay una lección que muchos de los líderes de hoy en día aún necesitan aprender. Parece que existe una naturaleza humana de base hacia el uso de castigo y recompensa cuando se tratan de motivar a los demás. Se requiere más habilidad para utilizar la amabilidad para hacer que las personas realmente quieran hacer lo que les pides. De esta manera, rara vez necesitas tener necesidad de mando.

Plenitud y Vacío 


Lecciones aprendidas 

- Algunos países son...

CONTINUA EN:

El diluvio nacional

En casi todas las culturas aparece la leyenda de que los dioses, hartos de las maldades de los seres humanos, les envían un diluvio. En algunos relatos, alguien intercede ante el que va a abrir el grifo diciendo que tal vez haya algún justo que iba a pagar junto con los pecadores.


La historia suele acabar con que al final se abre el grifo y sólo se salva por los pelos algún justo y su familia. Por cierto, que en la Biblia, la historia sigue describiendo como al acabar el gran remojón, las hijas de Noé lo emborrachan, yacen con él y tienen descendencia. Picantón y ejemplarizante que es Antiguo Testamento.
 
El diluvio nacional
El diluvio nacional

Este año recién estrenado no para de llover, aunque no parece que tengamos diluvio, pero dudo que se salve algún justo. ¿Por que les cuento esto? Pues porqué tal vez algún político quede a flote. Por lo menos en España y sus sub-españitas, no sé cómo se apañan en su país si Usted no es español.

Treinta y cinco años sin dictador y aun no acaba de cuajar lo de la democracia. Y si no se lo cree, refute estos puntos:

1. No todos los españoles son iguales ante la ley. Según qué región se tributa de forma diferente y se tiene diferente sanidad.

2. Como algunos son mas iguales que otros, pese a que hay un Ministerio de Igualdad, unos reciben subvenciones y otros las pagan. Mande quien mande, ningún partido está libre de pecado.

3. El poder central no pinta casi nada. Por ejemplo, además de lo expresado en el punto primero, cada sub-españa educa a sus súbditos en el idioma que prefiere y les pone las asignaturas que le da la gana.

4. El gobierno central gestiona una parte muy pequeña del presupuesto nacional. Tenemos 17 + 1 presupuestos = ruina, que es hacia donde vamos. Alemania, que no había llegado tan lejos, hace unos años que restó poder a los landers a favor del Estado.

5. Cuando Usted vota (si aun cree en esta farsa) no lo hace en listas abiertas que obliguen a responder a los candidatos ante el pueblo y no ante las cúpulas de los partidos. Vamos, como en otras democracias ejemplares.

6. Una vez que Usted ha votado, el sistema de representación de los partidos en el Congreso es alucinante, por lo que el partido que gana por mayoría, si no es absoluta, está en manos de partidos bisagra que venden caro su apoyo.

7. No hay separación entre el Poder Judicial y los partidos. A los jueces los elijen los partidos, la justicia es partidista desde los años 80 y nadie lo ha cambiado.

8. Los medios de comunicación privados están vendidos a otros poderes, generalmente políticos. Los públicos (nacionales, regionales, locales, de barrio, etc.) son parte del botín cuando se ganan las elecciones y están en la ruina. No hay leyes que lo impidan.

9. No hay legislación por la que el gobierno central y los gobiernitos regionales tengan un tope en cuanto a indicadores económicos (endeudamiento, pensiones, etc.)

10. …..

Por mi parte, en este diluvio, votaré al partido que vea que a nivel local, regional o nacional esté arreglando sólo tres de los puntos anteriores. No me fío de que lo prometan  estos padres de la Patria y de todas formas ¿ha oído a algún político que simplemente "prometa" arreglar algo de lo anterior? Claro que tampoco se ven a muchas personas que se lo exijan.

Tal vez por eso estamos como estamos y tengamos lo que nos merecemos. Piénselo antes de ir a votar para elegir qué personaje le va a chupar la sangre.

Escrito en enero de 2.010

Los barcos del gobierno

Cuando Hu Lizi abandonó la capital para regresar a su pueblo natal, el Primer Ministro puso un funcionario a su disposición para que lo acompañara.


- Escoja para su viaje – le dijo – el barco del gobierno que más le guste.
        

Los barcos del gobierno
Los barcos del gobierno

El día de la partida, Hu Lizi fue el primero en llegar al embarcadero. Había allí varios miles de embarcaciones amarradas a lo largo de la ribera. Hizo esfuerzos por reconocer los barcos del gobierno, pero fue inútil. Cuando llegó el funcionario que debía acompañarlo, le preguntó:

- ¡Aquí hay tantos barcos! ¿Cómo distinguir los del gobierno?

- Nada más fácil – contestó su interlocutor –. Aquellos que tienen el toldo agujereado, los remos quebrados, y las velas rajadas, son todos barcos del gobierno.

Hu Lizi levantó sus ojos al cielo y suspirando dijo para sí mismo: «No es de extrañar que el pueblo sea tan miserable. ¡El emperador seguramente también lo considera como propiedad del gobierno!».

Yu Li Zi

También le puede interesar:

Maquiavelo y la maldad humana

Por la experiencia que Maquiavelo tuvo en el gobierno de Florencia, es mejor gobernar previendo que los hombres se inclinan al mal. 


Así se evitan muchos disgustos, según Maquiavelo.


Según demuestran cuantos escritores se han ocupado de legislación y prueba la historia con multitud de ejemplos, quien funda un estado y le da leyes debe suponer a todos los hombres malos y dispuestos a emplear su malignidad natural siempre que la ocasión se lo permita. Descargar extracto gratis del libro "La Sabiduría Secreta de  Maquiavelo"
Maquiavelo y la maldad humana
Maquiavelo y la maldad humana

Si dicha propensión está oculta algún tiempo, es por razón desconocida y por falta de motivo para mostrarse; pero el tiempo, maestro de todas las verdades, la pone pronto de manifiesto. Los hombres hacen el bien por fuerza; pero cuando gozan de medios y libertad para ejecutar el mal, todo lo llenan de confusión y desorden. Dícese que el hambre y la pobreza hacen a los hombres industriosos, y las leyes buenos. Siempre que con obligación legal se obra bien, no son necesarias las leyes; pero cuando falta esta buena costumbre, son indispensables. (Discursos, 1, III)

Maquiavelo nos explica que ...
CONTINUA EN:
http://www.elartedelaestrategia.com/maquiavelo_la_maldad_humana.html

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:
El Príncipe. Maquiavelo
Del Arte de la Guerra. Maquiavelo


Dinero, motosierra y explosivos en la jaula de grillos


Me imagino que cuando usted presta dinero a alguien,  lo hace con la idea de recuperarlo (1). De forma profesional, cuanto menor es la confianza en quien recibe el préstamo, mas intereses le cobra.

Grillo
Grillo

De forma tal vez muy simplificada, eso es lo que se llaman “los mercados”. Me podrá decir que hay mucha especulación y juego sucio; y le podré responder que es cierto y que hacen tanto  juego sucio como los propios Estados.

Tijera
Tijera
Les cuento esto porque, el Gobierno, tras meter como locos la tijera en tiempo record, debería guardar la tijera y meter la motosierra.  Me explicaré. Ya es suficiente tijera contra lo más fácil: curritos, funcionarios, impuestos, etc. Eso ya lo hizo el anterior gobierno y por eso perdió las elecciones. Es hora de motosierras y de demolición controlada con explosivos.

Los inversores ya han visto que el Gobierno de España ha hecho los deberes. Pero como cuando  inviertes miras al detalle donde lo haces, se han dado cuenta que el gobierno maneja un porcentaje poco significativo de los dineros de España y que el agujero está en otros sitios donde el Ejecutivo no quiere o no puede hacer casi nada. Me refiero al modelo de gestión autonómico, a infinitos gastos superfluos como subvenciones (partidos; sindicatos;  patronal, TV autonómicas en quiebra; empresas estatales zombis; clubs de circo, perdón, de futbol ruinosos; etc.) y al desmadre bancario.

Motosierra
Motosierra
Así que a grandes males, grandes remedios en la jaula de grillos. Una rueda de prensa conjunta con el líder de la oposición anunciando que se va a realizar un referéndum para modificar la Constitución para arreglar definitivamente estos problemas. Hacer la pregunta que englobe claramente todo lo anterior lo dejo a los expertos. Y que cada partido, sindicato, patronal, etc. se retrate. Me imagino que el pueblo ya se ha retratado después de que le han dejado hecho unos zorros a base de tijera. Ahora toca poda a lo que no es el pueblo llano. Puedo entender que por urgencia de la situación crítica el gobierno tirara por lo más fácil (impuestos, etc.). Debe demostrar que aquí todos se aprietan el cinturón. 

Apelo a su egoísmo de ansia de poder (como todos los partidos)  para que adoptando estas medidas no pierda votantes a la velocidad que lo está haciendo, si no perdemos cosas más graves por el camino.  Apelar a otra cosa es de ilusos.

(1) Esto es cierto a medias. Si usted presta dinero a familiares o amigos, nunca lo recuperará. Délo por perdido, dormirá mejor. 

Tal vez le interese:
Consejos vendo, que para mi no tengo (2.008)
-------------------------------------------------------------------------
Finanzas personales y economía doméstica

La sabiduría de los maestros de Hainan


Cuando los líderes políticos arruinan sus países y devastan las tierras, haciéndose matar por unos enemigos, en un escándalo para todo el mundo, es siempre a causa de sus deseos sin límite. 

La sabiduría de los maestros de Hainan
La sabiduría de
los maestros de Hainan
Hoy en día, los moralistas reniegan de los deseos sin averiguar cuáles son las razones básicas del deseo, y prohíben el placer sin indagar en sus razones básicas. Esto es similar a construir una represa con las manos. 

Los moralistas no pueden evitar que la gente tenga deseos, pero pueden prohibir los objetos del deseo; no pueden hacer que la gente deje de gratificarse, pero pueden abolir los elementos de la gratificación. Aunque que el miedo al castigo evite que la gente robe, esto no es comparable a liberar a las personas del deseo de robar. 

Las razones por la cuales las personas cometen crímenes que los llevan a la cárcel o al patíbulo, surgen de la insatisfacción y de la falta de medios. 

Todos saben que los malhechores no tienen escape y que los criminales no quedan impunes; sin embargo, quién carece de criterio no puede sobreponerse a sus deseos y comete crímenes que conducen a su propia destrucción. 

Los gobernantes exigen dos cosas de sus súbditos: que trabajen y que den la vida por su país. El pueblo espera tres cosas de sus gobernantes: comida para el hambriento, descanso para el abatido y premios para el que es meritorio. Si el pueblo cumplen las dos exigencias del gobierno, pero éste es negligente con respecto a las otras tres que el pueblo espera de él, aun tratándose de un país grande y poblado, las milicias serán débiles. [...]

La sabiduría de los maestros de Hainan
La sabiduría de los maestros de Hainan
Los pabellones de muchos pisos y las altas terrazas son en verdad espléndidos, pero un gobernante iluminado será incapaz de disfrutarlos si su pueblo vive en la miseria; el buen vino y la carne tierna son deliciosos, pero un líder preclaro no sabrá gozarlo si sus súbditos tienen hambre. 

La comida constituye la base de un pueblo, y el pueblo es la base para el país. El país constituye la base para el gobernante.
CONTINUA EN:

La sociedad y el estado

Arthur Schopenhauer nos cita unas interesantes ideas sobre la sociedad y el estado. Es autor, entre otras interesantes obras, de "El Arte de Tener Razón"


La sociedad y el estado
La sociedad y el estado

"El estado no es más que el bozal que tiene por objeto volver inofensivo a ese animal carnicero, el hombre, y hacer de suerte que tenga el aspecto de un herbívoro."


"No hay que desesperar a cada absurdo que se dice en público o en la sociedad, que se imprime en los libros y que se acoge bien, o al menos no se refuta; no hay que creer tampoco que quedará eternamente consolidado. Sepamos, para consuelo nuestro, que más tarde, e insensiblemente el absurdo se rumiará, se elucidará, se meditará, se examinará, se discutirá, y las mas veces de las veces se juzgará con justicia al fin y al cabo, de suerte que, después de transcurrido un tiempo variable en función de la dificultad del asunto, casi todo el mundo acabará por comprender lo que el espíritu lúcido había visto a primera vista. Verdad es que en el ínterin hay que tener paciencia, por que un hombre de juicio justo entre personas que están en el error se parecerá a aquel cuyo reloj marcha bien en una ciudad en donde todos los relojes andan desarreglados. Él sabe la hora exacta; pero ¿qué importa?. Todo el mundo se guía por los relojes públicos, que marcan una hora fatal, aun los que saben que sólo el reloj del primero da la hora verdadera."

"Toda sociedad exige, necesariamente, un acomodamiento recíproco, un temperamento; así cuanto más numerosa es, más insípida se hace. No se puede ser verdaderamente uno mismo, sino mientras está uno sólo; por consiguiente, quien no ama la soledad, no ama la libertad, porque no es uno libre sino estando solo."

"Ah! Cuando la calidad de la sociedad pueda sustituir a la cantidad, entonces merecerá la pena vivir aunque sea en el gran mundo, pero cien necios puestos en montón no hacen un hombre de talento".
CONTINUA EN:

Wen Tzu, sabiduría china

El Wen-Tzu, conocido también como "la comprensión de los misterios del Tao", es una de las grandes obras taoístas.

Wen Tzu, sabiduría china

Se supone que fue escrita por un discípulo de Lao-Tse que había recogido las palabras del maestro hace más de dos mil años. El Wen-Tzu gira en torno a las enseñanzas del Tao Te King, y trata sobre el estado de sabiduría.


1. El estado de sabiduría no tiene nada que ver con el poder o el gobierno de los demás, sino que es un asunto de ordenarse a sí mismo. La nobleza no tiene nada que ver con el poder y el rango, sino que es un asunto de autorrealización; lograr la autorrealización, y el mundo entero está dentro de uno mismo.

2. La felicidad no tiene que ver con la riqueza y la condición social, sino que es un asunto de armonía.

3. Los sabios no dejan que los negocios perturben al mundo y no permiten que los deseos confundan los sentimientos. Hacen lo que es apropiado sin argucias; se confía en ellos aunque no hablen. Tienen éxito sin pensar en él, logran sus metas sin estratagemas.

4. Por lo tanto, cuando están arriba, la gente no lo toma a mal; y cuando están al frente, los demás no les atacan. Todo el mundo recurre a ellos, los traicioneros le temen. Como ellos no luchan con nadie, nadie se atreve a luchar con ellos.

5. Los sabios son humildes y modestos, puros y tranquilos, deferentes en su hablar; esto es ver lo humilde.

6. Tienen mentes abiertas y no posesivas; esto es ver lo que falta. Porque ven lo humilde pueden alcanzar las alturas. Porque ven lo que falta, pueden alcanzar la bondad y la sabiduría.

7. Los orgullosos no tienen éxito, los extravagantes no...
CONTINUA EN:


El Tao del Gobierno

El gran gobernante pasa inadvertido por el pueblo.
A éste sucede el que es amado y elogiado por el pueblo.
Después, el que es temido.
Y finalmente, el despreciado.
Si no hay una confianza total,
se obtiene la desconfianza



Cuando se abandona la Virtud
aparecen la bondad y la justicia.
Con la inteligencia y la astucia
surgen los grandes hipócritas.
Cuando no existe armonía entre los seis parientes,
se necesita la piedad filial y el amor paternal.
Cuando hay revueltas en el reino,
se inventa la fidelidad del buen súbdito.

Quien se sostiene de puntillas
no permanece mucho tiempo en pie.
Quien da largos pasos no puede ir muy lejos.
Quien se exhibe carece de luz.
Quien se alaba no brilla.
Quien se ensalza no merece honores.
Quien se glorifica no llega.

Toda acción provoca reacciones.
Cuando las cosas alcanzan su extremo,
comienzan a declinar.

Perdida la virtud, queda la bondad.
Perdida la bondad, queda la justicia.
Perdida la justicia, queda el rito.
El rito es sólo apariencia de fidelidad
y origen de todo desorden

Cuantas más limitaciones y prohibiciones haya,
más pobre será el pueblo.
Cuantas más armas,
mas desorden habrá en el reino.
Cuanta más astucia,
mas hechos extraños ocurren.
Cuantas más leyes y decretos,
más ladrones aparecen

Lo que está en reposo es fácil de retener.
Lo que no ha sucedido es fácil de resolver.
Lo que es frágil es fácil de romper.
Lo que es menudo es fácil de dispersar.
Prevenir antes de que suceda,
y ordenar antes de la confusión.

¿Por qué se muere el pueblo de hambre?
Porque los de arriba les gravan con exceso.
Por ello se está muriendo.
¿Por qué es el pueblo difícil de gobernar?
Porque los de arriba intervienen demasiado y sirvan a
sus intereses personales.
Por ello es tan difícil de gobernar.

Para saber mas:

El buen ministro según Quevedo

Dice Quevedo: No es buen ministro el que mira por la seguridad del príncipe y por su descanso y el de sus allegados: sólo ése, si olvida los pobres, en nada sabe lo que se dice. Sólo es buen ministro quien derechamente mira a los necesitados.

El buen ministro según Quevedo
Quien da al poderoso compra, y no da; mercader es, no dadivoso; logro es el suyo, no servicio; más pide dando que pidiendo, porque pide obligando a que le den. Quien pide para el que manda, toma para sí: cautela es, no caridad; no sabe lo que dice; y el mejor remedio es saber lo que con él se ha de hacer. Y copie vuestra majestad [...] que de los ministros que con afectación se le mostraren muy celosos de su reposo y descanso, tenga más sospecha que satisfacción; y esté vuestra majestad acautelado contra este género de amor que peca en trampa contra la autoridad; pues tanto es mayor el interés del que puede, cuanto más le deja el rey que haga de lo que a él sólo toca: haláganle con el sosiego, y desautorízanle y desacredítanle con el divertimiento del cargo real. [...]

Pues si el Hijo de Dios se recata de sus doce apóstoles, porque entre ellos hay un Judas, ¿qué han de hacer los príncipes servidos de malos ministros, que entre doce Judas quiera Dios que apenas tengan un apóstol?

Fuente:

Círculo de las formas de gobierno

Círculo de las formas de gobierno
Círculo de las formas de gobierno. Maquiavelo

Duró algún tiempo el régimen democrático, pero no mucho, sobre todo cuando desapareció la generación que lo había instituido


porque inmediatamente se llegó a la licencia y a la anarquía, desapareciendo todo respeto lo mismo entre autoridades que entre ciudadanos, de suerte que, obligados por la necesidad, o por el deseo de terminar tanto desorden, volvióse de nuevo a la monarquía, y de ésta, de grado en grado y por las causas ya dichas, se llegó otra vez a la anarquía.

Tal es el círculo en que giran todas las naciones, ya sean gobernadas, ya se gobiernen por sí. MAQUIAVELO

DE LA SABIDURÍA SECRETA DE MAQUIAVELO.
http://www.tusbuenoslibros.com/la_sabiduria_secreta_de_maquiavelo_carlos_martin.html

Duros y blandos, nada es lo que parece.


Todos hemos tenido un jefe duro, en el mejor de los casos. O, dicho mas claro, un jefe cabrón. Un jefe que ideó unas normas, órdenes e instrucciones que nos dejaron a todos bien jodidos. Pero como no hay mal que cien años dure, es cuestión de tiempo que venga otro jefe “mas humano”. Pasan los meses y se va notando la diferencia con el anterior. Sin embargo, este nuevo jefe nunca deroga ninguna de esas normas de su antecesor que a todos nos tenían agobiados. Tal vez haga la vista gorda con su cumplimiento, pero no las cancela. Que curioso, ¿verdad?

Por mi parte, con los años también he ascendido por la jerarquía, y ahora entiendo el porqué de esta muy humana costumbre. Es evidente. Si Usted aun no lo capta, insista en su razonamiento y lo logrará. Y por favor, no me pregunte qué es lo que hago en mi caso, ya debería saberlo.

Siguiendo este razonamiento, viene una de las preguntas del millón: ¿qué diferencia hay en cuanto a normativa del jefe “borde” con el otro jefe “menos borde”? Ya le respondo yo: ninguna. Otra cosa, como ya he expresado antes, es la voluntad de hacer cumplir permanentemente esas directivas. Aunque al jefe "blando", si le interesa, puede desempolvar las directivas que su antecesor "duro" dejó en herencia. Siempre le puede culpar al anterior que ya no está.

¿Por qué les cuento esto? Porque si lo extrapolan al juego político de su país, verá que nunca un partido anula ninguna de las leyes que criticaba cuando estaba en la oposición, salvo en excepciones muy claras de leyes escandalosas para los votantes. Y si no me cree, cíteme a continuación algún ejemplo demostrando lo contrario para que me quede mas tranquilo.

Piense en todo esto a la hora de ir a votar, si en su país vale para algo y si usted tiene esa curiosa costumbre.

El ojo tonto de Dios


Pintaban a Dios con un triángulo que contiene un ojo. Una alegoría de la Trinidad y de que la divinidad observa todos y cada uno de los actos que realizamos. Gracias al avance tecnológico y al abaratamiento de materiales y manufacturas, ya se ha logrado emular a Dios. Y como el Dios de la fe, nadie sabe quien es.

Es imposible atravesar a pie o en vehículo una ciudad occidental sin que por lo menos una cámara te mire. Y que te grabe, que es más mosqueante. Desconozco en muchos casos quien está al otro lado de la lente. Como el precio de estos sistemas es razonablemente barato, está al alcance de cualquier particular. Raro es el día que los informativos no aparece una noticia grabada por cámaras de ¿seguridad?, ya sean robos, accidentes o cualquier otro suceso, que en eso se han convertido los informativos. Sume esto al fenómeno de Youtube y Google Earth, y creo que ni Dios tiene tantos ojos. Da que pensar, sobre todo qué veremos y qué verán de nosotros en diez años.

Pero no sólo por los ojos entra la información. Internet, tarjetas de crédito, llamadas de teléfono, todo deja una clara huella de nuestras andanzas por el planeta. Creo que Dios (o su sucedáneo en al Tierra) sabe mucho mas de nosotros que nosotros mismos. Mal asunto.

Pero lo más triste no es que no nos importe, que ya es alarmante y justificable por la implantación suave y sin estridencias de todo este montaje. Lo más misterioso es que nos gusta. Que disfrutamos. Que nos encanta salir en la TV, y a falta de ella, en Youtube, y si eso no cuela, en cualquier cámara de seguridad. Y desnudar nuestras miserias, sin cortarnos un pelo. Los que no logran desnudar sus vidas en la TV, ahora lo tienen fácil mediante las redes sociales en Internet. A mi me asombra la información privada y a veces íntima que el personal airea al mundo. No me extraña que los curas se quejen que nadie confiesa sus pecados. Se equivocan, se confiesan ante el Dios del rebaño. Para los más discretos, pensamos que todo este montaje es por nuestro bien, por nuestra seguridad. No nos acordamos que cada vez que alguien hizo algo por nuestro bien salimos bien jodidos.

Al día de hoy, el Hombre Invisible lo tendría muy, pero que muy jodido. Sobre todo cuando, por ley y por nuestro bien, el Gobierno nos ponga un sistema de cámaras en casa.


Consejos vendo, que para mi no tengo.

Hay una crisis económica mundial. En España se suma además otra crisis propia por haber gastado mas de lo que teníamos. Pues bien, ya sea el partido del Gobierno, el de la Oposición o cualquier otro, todos los partidos políticos están en números rojos. Si así gestionan las economías de su partido, ¿cómo van a gestionar la economía pública?

Los hechos responden a esta pregunta. Que no nos pase nada.